No Se Puede Ser Juez Y Parte

Iván de ExOpus

Es de sentido común que no puede ser precisa una medición si la unidad que mide depende de lo medido. Así, si definimos un metro como la mitad de la longitud de un determinado arbusto, con el tiempo éste puede crecer o partirse, por lo que el tamaño de ese peculiar “metro” aumentará o disminuirá en la misma proporción.

Con respecto a este tema, Alexis Carrel, premio Nobel de Medicina en 1912, lo ejemplificaba con que era imposible conocer si la duración de los años cambiaba, ya que en su época y hasta 1961 (él murió en 1943), las horas eran sincronizadas con el Tiempo Medio de Greenwich o GMT (determinado de modo astronómico), por lo que era imposible saber si se alargaban o acortaban. Mas todo cambió cuando apareció el reloj atómico que, al ser independiente del tiempo solar, nos permitió descubrir que el giro de la Tierra es una hora más lento cada 600 años.

Lo que vale para el mundo material lo es también para cualquier otro. Así lo refleja para el ámbito judicial el dicho de que en un pleito no se puede ser juez y parte. Y en el religioso, para un musulmán le es muy fácil observar los defectos del Vaticano como de la Iglesia, mas no tanto para un católico, y lo mismo a la inversa.

Esta es una de las razones por las que a los inmersos en la Obra les resulta tan difícil juzgar a su institución. Por muy sensato y veraz que sean las críticas que les mostramos, para ellos es casi imposible procesarlas. El Opus Dei se encarga, de forma muy tenaz, de hacer que cuantos se acerquen a él piensen y sientan según las pautas de su Fundador. Incluso lo afirman de forma oficial al enseñarles que el fin de la dirección espiritual que se les da es el identificarse con la Obra -en vez de sólo con Jesucristo, como debería ser para una verdadera institución de la una genuina Iglesia de Jesús de Nazaret.

Tras el sutil y constante lavado mental que reciben, la personalidad de cualquiera del Opus Dei es transformada en la del mismo Opus Dei. Y no olvidemos que la Obra se considera a sí misma como perfecta, y por tanto así la consideran los de dentro. Con ese tipo de medida -la de carecer de errores-, ¿cómo puede ser posible que alguien del Opus Dei encaje una crítica que no les guste, por mínima que ésta sea?

Si eres de la Obra, lee las críticas de la forma mas fría con que puedas hacerlo… ¡Y después piensa por ti mismo!

exopus.jpg

About these ads

2 respuestas a No Se Puede Ser Juez Y Parte

  1. devalero dice:

    Estimado Iván

    Agradezco tu valiosa colaboración y me permito reproducir tu amable e.mail en mis comentarios.
    Saludos cordiales.

  2. Marta dice:

    Hola Iván,

    Estoy impresionada con este blog, precisamente porque no te cortas un pelo en decir las cosas como son. Espero impaciente nuevas entradas.

    Un saludo

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 100 seguidores

%d personas les gusta esto: