La Falacia Más Usada Por Los Del Opus Dei

enero 9, 2007

Ivan de ExOpus

Un «argumento ad hominem» o «argumentum ad hominem» (en latín, ‘dirigido al hombre’), es una falacia lógica que implica responder a un argumento o a una afirmación refiriéndose a la persona que lo formula, en lugar de al argumento por sí mismo. Una falacia ad hominem consiste en afirmar que un argumento de alguien es erróneo sólo por algo acerca de la persona, no por problemas en el argumento en sí. Debe quedar claro que el propósito del ataque es desacreditar a la persona que está ofreciendo el argumento y, específicamente, invitar a los demás a no tomar en consideración lo que afirma.

Un argumento ad hominem (y por tanto, falaz) tiene esta estructura:

1. A afirma B; (En Opuslibros, ExOpus, etc., divulgan realidades del Opus Dei).

2. Hay algo cuestionable acerca de A, (En Opuslibros, ExOpus, etc., se escribe con seudónimo).

3. Por tanto, B es falso. (Lo que afirma Opuslibros, ExOpus, etc., es falso).

Ad hominem es una de las falacias lógicas más conocidas. Tanto la falacia en sí misma como la acusación de haberse servido de ella se utilizan como recursos en discursos reales. Como una técnica retórica, es poderosa y se usa a menudo —a pesar de su falta de sutileza— para convencer a quienes se mueven más por sentimientos y por costumbres acomodaticias que por razones lógicas. (Fuente Wikipedia).

exopus.jpg


Nuevo Boletín Mensual

diciembre 30, 2006

Nombre del Boletín: «ExOpus: Los Otros Del Opus Dei».

Dirección del Grupo: www.domeus.es/groups/exopus

Descripción: Boletín mensual para difundir el índice de los libros y escritos importantes sobre el «Otro» Opus Dei (con una breve reseña) aparecidos en Internet durante el mes anterior (no sólo los de ExOpus).

Con una periodicidad variable se mandarán números extraordinarios con objeto de que al final quede reseñado todo lo existente sobre el tema (añadiéndose de esta manera al primer envío, poco a poco, lo publicado con anterioridad a él).

No se descarta en el futuro la ampliación a otro tipo de noticias y servicios.

Para suscribirse por e-mail: exopus-subscribe@domeus.es

AVISO: Se ha de confirmar la suscripción reenviando el e-mail que recibes para ese fin. A veces se pierde el mensaje original porque hay servidores que lo consideran spam y lo filtran. Por tanto, sí en un plazo prudencial no recibís dicho e-mail (10 minutos, por ejemplo), lo mejor es que vayáis a la Web de Domeus y os inscribáis allí ya que a las 24 horas el servidor destruye automáticamente los mensajes no confirmados (sí pasa ese plazo os tenéis que inscribir de nuevo).

Para suscribirse a través de la Web o para consultas:

www.domeus.es/groups/exopus

Para enviar mensajes al Grupo: exopus@domeus.es

Los mensajes que mandéis no se publican (ya que sólo se hace con el Boletín), pero son un medio para contactar con los administradores.

Para darse de baja por e-mail:

exopus-unsubscribe@domeus.es

NOTAS:

1. El e-mail que recibáis lleva adjunto el Boletín en formato de libro electrónico (puede verse como una página Web en cualquier ordenador, sin necesidad de ningún otro programa). Para leerlo basta con hacer doble clic sobre él.

2. Los datos que aportéis en la inscripción (dirección de correo, nombre, etc.) son «absolutamente» confidenciales.

3. Por las fechas navideñas en que nos encontramos, y en espera de tener un número suficiente de suscriptores, el primer Boletín conteniendo las novedades de diciembre se enviará el día 7 de enero de 2007 a las 20:00 horas de España. Los siguientes se mandarán el día 1 de cada mes a las 07:00 horas.

4. Los suscritos pueden acceder a los envíos a través de la Web del Grupo en Domeus (antes hay que completar la inscripción allí), también se puede elegir leerlo (o descargarlo) en ese lugar y no recibirlo por e-mail.

5. El que tenga intención de suscribirse, que lo haga cuanto antes.

Ivan de ExOpus

exopus.jpg


Qué Aburrido Será El Cielo Para Los Del Opus Dei

diciembre 26, 2006

Me ha venido a la cabeza como describen en las meditaciones y charlas del Opus Dei la estancia en el Cielo de los suyos después de haber muerto dentro de la Obra. Te dicen, poniendo cara de tontos, casi cayéndoseles la baba por el estado de éxtasis que quieren imitar; que el Cielo será una infinita tertulia con el Padre [el fundador del Opus Dei, no con Dios], con la abuela [la madre de Escrivá, no la tuya] y con tía Carmen [la hermana del fundador, no la de tus padres].

Ahora lo pienso y no me es imaginable más aburrimiento para toda una eternidad. Si se dieran cuenta de lo que predican comprobarían que eso define mejor al Infierno que al estado celestial.

Pero claro, como ellos han de considerar a su Fundador como al mismísimo Dios, no hay forma de que cambien esa predicación, a pesar de lo absurda que es.

Ivan de ExOpus

exopus-tomates-72.jpg


Rocambolescos Galimatias Incomprensibles Del Opus Dei

diciembre 20, 2006

Ivan de ExOpus

El texto que sigue es el modelo oficial que se emplea en el Opus Dei para que un laico se haga cooperador orgánico suyo (Numerario, Agregado o Supernumerario):

El interesado declarará:

Yo, ……….., en pleno uso de mi libertad, declaro que tengo el firme propósito de dedicarme con todas mis fuerzas a la búsqueda de la santidad y a ejercer el apostolado, según el espíritu y la praxis del Opus Dei; y me obligo, desde este momento hasta el próximo día 19 de marzo (“me obligo para toda mi vida”, si se trata de la Fidelidad):

1º — a permanecer bajo la jurisdicción del Prelado y de las demás autoridades competentes de la Prelatura, para dedicarme fielmente a todo aquello que se refiera al fin peculiar de la Prelatura;

2º — a cumplir todos los deberes que lleva consigo la condición de Numerario (o Agregado o Supernumerario) del Opus Dei, y a observar las normas por las que se rige la Prelatura, así como las prescripciones legítimas del Prelado y de las demás autoridades competentes de la Prelatura, en lo que se refiere a su régimen, espíritu y apostolado”.

La Prelatura, representada por aquél que designe el Vicario Regional —si no dice otra cosa, el Director del Centro correspondiente o, en su ausencia, la persona que le sustituya— declarará:

Yo, ………….., en representación del Prelado, declaro que desde el momento de tu incorporación a la Prelatura y mientras esta incorporación siga en vigor, el Opus Dei se obliga:

1º —a proporcionarte una asidua formación doctrinal —religiosa, espiritual, ascética y apostólica, así como la peculiar atención pastoral por parte de los sacerdotes de la Prelatura;

2º —a cumplir las demás obligaciones que, respecto a sus fieles, se determinan en las normas por las que se rige la Prelatura.

Tomado del Anexo 2 del Vademécum del Gobierno Local

—oOo—

Sí lo de arriba es un típico contrato (porque mediante un pacto ambas partes se obligan a unas contraprestaciones) redactado por el Opus Dei, que alguien me explique por qué el mismo Opus Dei en otra declaración oficial suya nos cuenta:

Entonces, el vínculo de los fieles con la Prelatura ¿es de naturaleza contractual?

El vínculo de los fieles con la Prelatura no es de naturaleza contractual, sino el propio de la pertenencia a una circunscripción eclesiástica. De naturaleza contractual es la declaración que causa ese vínculo (Punto 11 del Catecismo de la Prelatura de la Santa Cruz y Opus Dei, Roma, 2003. Séptima y última edición).

Lo que ya es para un genio desarticulador de galimatías incomprensibles es la frase: «De naturaleza contractual es la declaración que causa ese vínculo».

Y, continuando con ese rocambolesco razonamiento, ¿por qué no nos acaba de atontar con que es de naturaleza contractual la declaración que declara entre los declarantes la declaración que causa ese vínculo»?

Pero es que, además, cuando un laico se hace del Opus Dei no cambia de circunscripción eclesiástica (ver El Opus Dei Según La Iglesia), como es lógico en alguien que sólo coopera con sacedotes.

Desde luego, a que absurdos le lleva al Opus Dei intentar hacernos creer que sus laicos son parte esencial de él, evadiendo así que nos percatemos de lo que en realidad son: unos simples cooperadores suyos.

Todo esto lo hacen porque si nos engañan con esa supuesta grandeza de la vocación a la Obra luego nos pueden extorsionar espiritualmente con que si dejamos el Opus Dei perdemos a Dios con él, por lo que seremos unos desgraciados en esta vida y en la eterna.

Al sentirse acorralado, como última salida, el Opus Dei responde con orgullo que sus cooperadores no son unos cooperadores llanos, sino cooperadores orgánicos.

Mas parafraseando el refrán hay que recordarle al Opus Dei que aunque sus cooperadores se vistan de orgánicos, cooperadores se quedan.

exopus-tomates-72.jpg