Antes Morir Que Dejar el Opus Dei

octubre 4, 2007

Francisco de Goya, El sueño de la razón produce monstruos

———————————–

Iván de ExOpus

El fundador del Opus Dei esgrimió frases como las siguientes:

-“Dejar la Obra es condenarse a la infelicidad temporal y eterna

-“No doy cinco céntimos por el alma de quien haya dejado el Opus Dei

-“Prefiero que me digan de un hijo mío que ha muerto antes que ha perdido su vocación al Opus Dei

-“Rezad para que Dios os permita morir antes que dejar el Opus Dei

“Pedidle a Dios que os quite la vida antes de que consienta que dejéis el Opus Dei”

La vida es el don natural más grande que el Creador le ha concedido al hombre y por eso sólo puede ser sacrificada por el único bien que hay superior a ella: por Dios. Esta realidad es la que santifica el martirio: a una persona se le da a escoger entre seguir viviendo sin Dios o a morir por Él, y escoge la muerte con tal de no perderle.

El fundador del Opus Dei les exige a los suyos una suerte de martirio (que Dios os permita morir antes que…), pero no es directamente por Dios por quien pide que se muera, sino por la institución fundada por él (antes que dejar el Opus Dei), por lo que con esas frases está sustituyendo al Altísimo por el Opus Dei.

Por otro camino llegamos a la conclusión, tantas veces demostrada, de que don José María Escrivá de Balaguer y Albás se creía un elegido de la Divinidad, tan elegidísimo y perfecto que identificaba a su criatura, al Opus Dei, con el mismísimo Dios.

Y si un hijo ha de ser semejante a su padre, lo que es Dios sólo puede salir de un progenitor que lo sea, por lo que, de igual forma que a su Obra, él también tenía que considerarse a sí mismo como Dios, quizás por eso se hacia llamar “El Padre”, como se le llama al Creador, a la Primera Persona de la Santísima Trinidad, y no “padre José María” o “padre Escrivá”, como se habría hecho denominar si hubiera vivido bajo la humildad de sentirse igual al resto de los sacerdotes católicos.

Si don José María se hubiera creído un ser superior tangible tal como El Cid Campeador, o Napoleón Bonaparte (por citar algunos ejemplos habituales de lo que pergeñan las mentes de los megalómanos), todo el mundo entendería que lo suyo era una enfermedad muy grave, se le habría aplicado la terapia necesaria a su delirio hasta que revirtiera, y su mal habría sido inofensivo para el resto de la humanidad. Mas la combinación escrivaniana de considerarse en lo profundo como Dios mientras que se manifestaba teatralmente con una aparente humildad (por ejemplo, diciendo de si mismo que era un pobre pecador) y el haber creado una institución que logra de los demás que le secunden en su delirio (por aplicarles las técnicas de esclavitud psicológicas y espirituales de las sectas destructivas de la personalidad); como decíamos, esa combinación ha permitido que una megalomanía enfermiza y herética, muy peligrosa para la humanidad, engañe hasta el punto de ser considerada como santa por la mismísima Iglesia.

De tan insólita que es esta realidad hay muchos que no se permiten a si mismos descubrirla, aun siendo tan patente. Mas la verdad es muy tozuda y acaba imponiéndose, a pesar de la ceguera de tantos.

exopus.jpg


Yo Soy El Camino La Verdad y La Vida

septiembre 26, 2007

Iván de ExOpus

La frase que da título a este escrito figura en los Evangelios como dicha por Jesús para hacernos ver con ella que Él no sólo es hombre sino también Dios.

En efecto, cualquier persona puede mostrarnos el camino para llegar a Dios, donde se halla la verdad para descubrirle y la vida que nos llenará de Él. Pero si alguien afirma que es cada uno de esos conceptos con ello nos está diciendo que Dios y él son la misma cosa. Hay que caminar “dentro” de ese hombre porque él es “el Camino”, hay que “introducir” la cabeza en su interior porque él es “la Verdad” y hay que “injertarse” en él porque es la única manera de que “la Vida” entre en nosotros.

Si nos encontráramos en los Textos Sagrados la frase: “Si no pasáis por mi cabeza y por mi corazón no llegaréis a Dios”, la entenderíamos como idéntica a la anterior (sólo por la cabeza y por el corazón de Dios se puede llegar a Él), por lo que serían heréticas en cualquier persona que las pronunciare que no sea Jesucristo, ya que, como dijimos antes, identifican a quien las afirma con Dios.

Pues “Hijos míos, si no pasáis por mi cabeza y por mi corazón no llegaréis a Dios” no se encuentra en ningún Evangelio sino que fueron dichas a los suyos en diversas ocasiones por san Josemaría Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei.

Ante tal megalomanía prefiero no añadir nada más. Dejo al lector la tarea de sacar las conclusiones pertinentes.

exopus.jpg


¿Se Respetan En El Opus Dei Los Derechos Humanos Fundamentales?

julio 20, 2007

derechos-clase.jpg

Iván de ExOpus

Reedición del publicado en Opus Libros el 27 de junio y 4 de julio de 2004

LEER LA ÚLTIMA VERSIÓN DE ESTE ARTÍCULO

El hombre es hijo de sus obras.

Don Quijote de la Mancha, Miguel de Cervantes.

Respondo a quienes intentan demostrar la bondad del Opus Dei porque ellos son muy felices dentro:

Me alegro mucho por vosotros de que hayáis llevado una vida tan feliz en el Opus Dei, pero desgraciadamente eso vale de muy poco para saber lo que en realidad es la Obra (ser muy feliz en un grupo no sirve como criterio de bondad para ninguna institución) puesto que miembros felices los hay hasta en la sociedades más depravadas. ¿O acaso creéis que entre los asesinos de los campos de exterminio no hubo algunos que fueron muy dichosos por formar parte de esa institución? Seguro que los hubo.

Una sociedad no es buena porque algunos (o muchos o casi la totalidad) de sus miembros estén contentos en ella; a una sociedad se la puede empezar a considerar como buena cuando institucionalmente respeta todos los derechos humanos fundamentales.

Lo que escribo a continuación no lo hablo por otros, ni por lo que he oído o leído, sino que es fruto de mi propia experiencia durante casi 35 años dentro de la Obra.

Para empezar, en la Obra hay dos verdades, una para utilizar con los miembros y otra para los de fuera; una que justifica algo para que parezca santo y otra que es muy opuesta.

Por ejemplo, cuando yo pité (escribir la carta de admisión a la Obra) me dijeron que las sucesivas incorporaciones al Opus Dei (las jurídicas) eran obligaciones administrativas que la Iglesia exigía y a las que a la fuerza había que someterse, pero que desde el momento en que se pitaba se era ya del Opus Dei y para todos los efectos. Al rato, el director con el que acababa de escribir la carta de admisión me dice que por un tiempo no les cuente a mis padres que soy de la Obra y que si ellos me lo preguntan les diga que no lo soy; al ver mi cara de extrañeza me añade que contándoles eso no les mentía, porque en realidad yo no era de Opus Dei hasta que la Iglesia no lo reconociera oficialmente (incorporación jurídica). ¿Era o no era de la Obra? Pues para quienes a ellos les convenía sí y para quien les estorbaba no.

Utilizan lo que llaman la “corrección fraterna” como medio muy eficaz para mantener el dominio sobre sus miembros. La fundamentan, como verdad externa, en la frase de Jesús según la cual si ves un pecado en tu hermano debes corregirle. Ese medio es en apariencia una buena práctica, pero veamos como se utiliza, para conocer otra realidad oculta.

Una vez vista una falta en otro miembro, algo que te parece no estar de acuerdo con el espíritu de la Obra, has de contárselo a su director quien tiene la última palabra para que le corrijas o no. Es decir:

1 – Casi nunca corriges pecados normales (los que todo el mundo entiende por pecado) sino que se utiliza sobre todo para aquello que no es afín al espíritu de la Obra (que previamente te han mentalizado cual es).

2 – Bajo la verdad externa de que se consulta al director de la otra persona, para que sea él quien juzgue la procedencia de esa corrección, subyace otra realidad que es que así los directores siempre pueden mantener un control de la conducta de sus dirigidos al estar permanentemente informados sobre lo que hacen y dicen que pueda ser disonante con la Obra. Con la corrección fraterna los ojos de todos los miembros de la Prelatura se convierten en los de tu director inmediato, quien a su vez, si procede, informa al director superior (por lo que de una falta que cometas hoy, el Prelado puede tener mañana un informe sobre la mesa de su despacho).

Voy a poner un par de ejemplos de correcciones fraternas tomadas de mi propia vida.

En una ocasión comenté ante varios que me gustaba mucho el libro “Juan Salvador Gaviota” de Richard Bach. Un par de horas más tarde me hicieron una triple corrección fraterna: Porque no había mirado ese título en el índice interno de libros que la Obra lleva, puesto que allí se indica que no se puede leer. En segundo lugar, por haberlo leído sin las prevenciones oportunas de conocer antes si podía hacerlo, lo que podría haber perjudicado a mi alma. Por último, por escándalo a los demás, por la publicidad dañina que hice de él ante quienes no deben leerlo y a los que mis palabras les podrían llevar a pensar que era bueno, dando ellos por supuesto que yo lo había comprobado previamente (en ese índice).

Otro caso. Los agregados teníamos una meditación un día fijo a la semana, seguida de una tertulia durante la cual el sacerdote (el designado para nosotros) nos iba confesando sucesivamente (íbamos a él según el orden de colocación en la tertulia). Pues bien, en una ocasión no me confesé allí en dos semanas consecutivas. Nada más terminar la tertulia del segundo día, me vino uno para hacerme la corrección fraterna de que había que confesarse semanalmente con el sacerdote establecido y que si en alguna ocasión, por motivos de fuerza mayor, lo hacía en otro lugar, que después de la meditación, cuando me llegara el turno, me pasara a saludar al sacerdote (aunque no me confesara) para así no causar escándalo en el resto, que se daban cuenta de que yo no me había confesado.

La gente entra en la Obra sin saber los términos específicos de su entrega; después, poco a poco, se les crea una tupida red de miedos, culpas, fobias y temores (sobre todo a perder la felicidad temporal y eterna si dejas el Opus Dei) lo que permite enajenarles con facilidad de muchos derechos fundamentales. Por ese medio, a grandes rasgos, a los miembros del Opus Dei (en especial a los numerarios y agregados) se les expolian los siguientes derechos:

1 – Derecho a la libre información y a su intimidad personal: Diciéndoles lo que pueden de leer o no, los programas de televisión que pueden ver o no; les leen la correspondencia que reciben y envían, etc.

2 – Derecho al pensamiento libre: Obligándoles a no tener la mínima duda sobre su vocación: “De la vocación no se puede dudar, es intocable”, te repiten desde que pitas. A suprimir cualquier crítica sobre la Obra o sus directores (por ejemplo, es algo grave y que atenta contra la unidad del Opus Dei comentarle a otro que te agradaba más el director anterior que el actual), etc.

3 – Derecho a la conducta libre: Controlándoles amistades, esparcimiento, adónde pueden ir o no; impidiéndoles asistir a espectáculos públicos; exigiéndoles confesarse semanalmente (con o sin pecados) con el sacerdote del centro, imponiéndoles el director espiritual (que es un laico independiente del confesor), obligando a que esa dirección espiritual sea cada semana (porque te buscan, persiguen y fuerzan a tenerla si tú no vas dócilmente a ella), imponiendo que a ese laico le cuentes todo, todo, todo, y en especial y en primer lugar lo que te molestaría contar (aunque ello sea algo tan tonto como que has deseado entrar en un cine a ver Heidi), etc.

4 – En lo económico te fuerzan a un estado de indigencia total: En vez de agradecerte el dinero que das al Opus Dei, te dicen que el sueldo que cobras, desde antes de recibirlo, ya no es tuyo sino de la Obra, quien como “buena madre” vela por ti y te da lo que necesitas para subsistir (que ella previamente ha aprobado). Has de apuntar todos los gastos que realizas, hasta el más mínimo, y entregárselos al director en los cinco primeros días de cada mes. Con cualquier bien mueble (el coche) o inmueble que ha de figurar a tu nombre has de firmar un contrato de venta en blanco (sin datos del comprador ni fecha de venta) para que en cualquier momento ellos puedan rellenar esos datos y cambiarlo de dueño (lo hacen así para no cargar fiscalmente a la Obra, porque si no directamente te quitarían su propiedad). ¡Buen truco para que ante los de fuera parezca que tienes algo! Y cuando dejas la Obra te marchas sin nada (cuando lo haces no te dan ni para el metro). ¡Buen truco para mantenerte atado dentro!

5 – Derecho a los sentimientos libres: Sólo puedes poner el corazón en la Obra y en lo que a ella le conviene. Por ejemplo, has de amar al Prelado (a quien te hacen llamarle Padre, lo que sustituye en ti al que te dio la vida), a quien nunca has tratado, con el mismo cariño humano que sientes por tu propio padre o madre, etc.

6 – Derecho a una madurez humana y psicológica equilibrada: En el trato personal con el resto de los miembros has de evitar las fricciones, siempre has de sonreir, has de mantener una máscara de felicidad permanente. Si algo te molesta de otro has de hablarlo con el director y si procede recurrir a la corrección fraterna, nunca al planteamiento personal directo. Eso te lleva a vivir una intimidad de “invernadero”, ficticia, que notas muy claramente cuando sales de la Obra y has de crear una relación de pareja, en la que te sientes como un extraterrestre.

Por otra parte, dependes de ellos hasta en lo más mínimo. Has de comprar ropa acompañado de otro. Todos tus gastos te los han de aprobar antes de recibir tú el dinero. Has de consultarlo todo (te dicen que el director tiene gracia de estado por lo que tú nunca te equivocas obedeciendo) lo que te hace ser un dependiente psicológico. En la obra te permiten desarrollar facetas intelectuales (que no choquen con ellos) pero no los sentimientos y la independencia psicológica.

7 – Derecho a tener amigos dentro de la Obra y a continuar la amistad con los que lo eran tus amigos antes de incorporarse a ella: En el Opus Dei está establecido institucionalmente que no han de existir amistades particulares. Lo que ellos llaman amistad particular es lo que todo el mundo entiende como amistad a secas. No puedes tener un amigo de la Obra en quien confiar lo que tú desees y pensar que después te guardara el secreto, puesto que la corrección fraterna, de la que hablé antes, lo impide. Cualquier cosa que cuentes a otro puede acabar en el director y si es algo sobre discrepancias con la institución (aún mínimas) o dudas de vocación, seguro que acaba siendo escuchado por el director.

Cuando un amigo tuyo pita has de dejar de ser amigo de él. Como suena, por decreto tenéis que dejar de ser amigos porque hay que emplear esas energías en buscar otros amigos para acercarlos a la Obra. Para facilitarlo os separan cuanto antes, trasladando a uno de los dos a otro centro. A ese expolio de la amistad ellos lo llaman entregar los amigos a Dios, pero en realidad lo que busca es que su poder de manipulación no se diluya. Al no poder comunicar con nadie de dentro tus inquietudes (y menos con los de fuera), siempre estarás al arbitrio de lo que los directores te digan. Las cosas íntimas se consultan con el director, te dicen, y de esa manera se aseguran que recibas sólo las campanadas que ellos tañen. (Por lo mismo, tampoco pueden estar en el mismo centro dos hermanos de sangre, si ambos son de la Obra.)

La amistad en la Obra es sólo un instrumento para captar a la gente. Nunca para el enriquecimiento personal de sus miembros. Por eso los que pensabas que eran tus amigos en cuanto te vas de la Obra te ignoran: porque en realidad nunca han sido tus amigos.

Si eres de la Obra y quieres mantener un amigo, has de evitar que pite.

8 – Derecho a elegir la vocación a la Obra: Tú no eliges a la Obra, es ella quien te elige a ti. Te acercas a la Obra en busca de espiritualidad y por el buen ambiente humano que allí se respira y cuando menos te lo esperas aparece el numerario de quien eres amigo y que te llevó allí, el director, el cura y quien imparte los círculos (un medio de formación) y todos a una te plantean que tienes una vocación que tú no acabas de ver clara y terminas pitando, más que nada, para descansar de esa presión psicológica.

Es imposible que una persona elija su vocación a la Obra porque ellos no la muestran en sus detalles importantes; a ti tan sólo te cuentan que por Dios has de entregarlo todo y que se materializará tal y como ellos te dirán después (pero nunca piensas que en ese “todo” que das se incluyen derechos inviolables). Por lo tanto, si tú no puedes saberlo han de ser ellos quienes vean si les sirves o no y en caso afirmativo quienes te empujen adentro.

9 – Derecho a elegir salirte de la Obra: En realidad, la expoliación de todos los derechos enumerados en los otros apartados buscan este fin. Lo único que a la Obra le importa es llenarse de gente que les sea útil y que les duren hasta la muerte. Para conseguirlo hacen lo que haga falta, incluyendo que el fin justifique los medios.

10 – Derecho al dialógo sobre la Obra: Parece como si para ellos el Opus Dei además de traducirse como “La Obra de Dios” también significara “La Obra es Dios”, puesto que dialogar lo entienden como dar las vueltas que haga falta y durante el tiempo que sea preciso hasta lograr que el otro termine aceptando totalmente lo dicho por ella, sin ellos ceder un ápice ni reconocer un error.

“Toda institución en la que intervienen los hombres es imperfecta”, decía el Fundador del Opus Dei refiriéndose a la Iglesia, y tenía toda la razón del mundo, por eso la Iglesia se abre al diálogo. ¿Y la Obra no es imperfecta?

11 – Como haré ver más adelante con un aspecto muy significativo, para el Opus Dei los derechos adquiridos por sus miembros a través de la Prelatura sólo existen mientras benefician a la Obra (directamente y exclusivamente) y les son enajenados en cuanto no es así, sin temblarle el pulso por el perjuicio que ello produce en el individuo, en la sociedad y en la Iglesia Universal.

Muchos numerarios y agregados hemos aprobado dentro de la Obra los estudios eclesiásticos oficiales de la Iglesia (menos una asignatura menor que la Obra no te deja cursar excepto en el caso de que te vayas a ordenar como sacerdote de la Prelatura).

En el mes de permiso anual del trabajo los agregados se desplazan a los lugares que les asignan los directores para permanecer durante 25 días en lo que se llama internamente como “curso anual”, porque allí se cursan asignaturas de filosofía y teología. Mientras que el resto de sus compañeros, que no son del Opus Dei descansan, los de la Obra continúan trabajando, en este caso estudiando y con intensidad.

Esas asignaturas son idénticas a las que la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra imparte públicamente en sus aulas de Pamplona; universidad que es de la Iglesia y de la que la Iglesia es la última responsable por ser “suya”. Por supuesto, esas clases son dictadas por profesores cualificados por la citada universidad.

En esos cursos anuales, conforme los alumnos van cursando las asignaturas, se realizan los exámenes pertinentes en los que hay que obtener una calificación de notable o sobresaliente para superarlas. Esa es la única diferencia que existe con los exámenes que se realizan en las aulas públicas de Pamplona en donde a los alumnos matriculados allí les basta con obtener la nota mínima de aprobado para pasar cada materia.

Esa diferencia con los miembros de la Prelatura radica en el empeño que el Fundador del Opus Dei tenía de que los de la Obra estuviéramos más cualificados que los demás en esas materias, por lo que estableció que en todas las asignaturas eclesiásticas que cursara un miembro de la Obra debían obtenerse calificaciones de notable o sobresaliente para considerarlas como superadas.

Al final de cada curso anual se realizan las actas oficiales de cada materia en donde figuran aquellos alumnos que las han rendido, son firmadas por los respectivos profesores y se remiten a la Universidad de Navarra (en algunas ocasiones yo he escrito a máquina esas actas, en las que están en latín tanto el texto como todos los nombres incluidos en ellas, y se las he pasado después a los profesores para que las firmen).

En determinadas ciudades también se cursan esas asignaturas durante el resto del año (hablo de España).

De esa manera, poco a poco, año tras año, finalicé esa carrera universitaria. Son unos estudios tan, tan, tan oficiales que de un día para otro me podría haber ordenado sacerdote dentro de la Obra (en lo que respecta a los estudios que la Iglesia exige para ello, puesto que esa asignatura menor que me faltaba por terminar, de la que antes hable, se rinde en menos de una semana de estudio).

O sea, que sí me voy a ordenar como sacerdote del Opus Dei hay una universidad con reconocimiento público (civil y ante la Iglesia) que es la Universidad de Navarra que admite que yo he realizado todos los estudios eclesiásticos que ella imparte, puesto que me ha examinado de todas las asignaturas que componen esa licenciatura y en las cuales la nota mínima que he obtenido ha sido de notable.

Veamos lo que ocurrió cuando me fui de la Obra. Solicité un certificado de esos estudios y me respondieron que no me lo podían dar porque son “estudios internos que sólo sirven dentro de la Obra”.

Hay una realidad: Yo tengo aprobadas las asignaturas de la licenciatura eclesiástica en filosofía y teología por la Universidad de Navarra.

Ante este hecho la Obra aplica dos “verdades”:

1 – Que ese derecho existe para ordenarte sacerdote dentro de la Prelatura (con lo que admiten que lo poseo).

2 – Y la otra, una “verdad falsa” de que son “estudios internos que sólo sirven dentro de la Obra” (que la Obra quiere hacer pasar como verdadera con el subterfugio mental de crear unas palabras que sustituyan a la realidad), lo que, sin temblarles el pulso, les permite enajenarte de un bien únicamente tuyo y arduamente adquirido con un esfuerzo continuado durante muchos años (en el tiempo en que los que no son de la Obra, como antes dije, descansaban de su trabajo habitual).

Hay que considerar que el expolio de ese bien produce los siguientes perjuicios:

1 – A las personas damnificadas. Puede servir para incluirlo en su currículum profesional para mejorarlo y poder obtener puestos de trabajo más cualificados. Al ser un título universitario te priva de los beneficios de su ejercicio, como puede ser dar clases de filosofía o religión. Hay muchos agregados sin otra titulación universitaria y de esa manera se les priva de ser universitarios de grado superior, etc.

2 – A la sociedad civil, puesto que la priva del bien que puede obtener de personas poseedoras de esa cualificación.

3 – A la Iglesia Universal, al expoliarla del beneficio que sus hijos pueden revertir en ella si disponen de esa titulación (a la que esas personas tienen derecho, todo el derecho del mundo) cómo puede ser, además de lo anteriormente visto para la sociedad civil, disponer de la capacidad de ordenarse sacerdote en cualquier diócesis del mundo sin necesidad de tener que realizar de nuevo esos estudios. Tengo constancia de que un exmiembro de la Prelatura decidió ordenarse como sacerdote en una diócesis de España y tras reiteradas instancias a la Obra por parte de su obispo le fue entregado un certificado de los estudios eclesiásticos cursados por él mientras perteneció al Opus Dei (con lo cual se ratifica todo lo que estoy diciendo aquí: que dicha persona había realizado esos estudios y que hasta ese momento la Obra se negaba a reconocerlo); esa situación que la Obra hace ser excepcional se corresponde, por el contrario, con un derecho inalienable de las personas que no puede ser manipulado por nadie.

No es justo tener que suplicar a otros la limosna de un bien que por derecho nos corresponde (y que se niega a entregar).

Analicemos lo que ese comportamiento de la Obra nos dice sobre sí misma:

1 – Que no les importan los derechos de las personas, tan sólo existen los derechos de su institución. 2 – Que no les importa el bienestar de las personas, tan sólo existe el bienestar de su institución.

3 – Que no les importa el bien de la Iglesia Universal, tan sólo existe el bien de su iglesia particular.

4 – Que fuerzan a que una universidad pública (como la de Navarra) tenga un “sótano”, oculto a la mirada de todos, en el que se guardan los expedientes de los estudios realizados por los miembros de la Prelatura, para poder utilizarlos ellos a su gusto como si fueran de la Obra en vez de quien los estudió.

5 – Como la Iglesia es la última responsable de esa universidad (por ser una universidad de la Iglesia) con esa expoliación de derechos adquiridos por las personas están haciendo que sea la Iglesia Universal quien cometa ese atropello.

6 – Que no les importa el bien de la sociedad, mientras que no sean ellos quien les suministre ese “bien” y manufacturado a su capricho.

7 – Que se demuestra, una vez más, que para el Opus Dei el fin justifica los medios.

8 – Que ante los talentos de sus miembros la Obra dice: “O para mí o para nadie”.

Por supuesto, todo lo dicho con anterioridad es válido también para aquellos que hayan realizado esos estudios parcialmente (que hayan aprobado diez, veinte o tan sólo una asignatura) ya que el derecho del que hablamos es el mismo en todos los casos.

Una idea repetida en las meditaciones y charlas que se dan dentro de la Obra es que la vocación al Opus Dei es tan importante y tan grande que muy posiblemente Dios no nos habría creado si no hubiera sido porque nos iba a conceder esa vocación; y consecuentemente a ese pensamiento actúan cuando te marchas del Opus Dei: Cómo te vas –parecen decirte con sus obras–, te retiramos la existencia de todo aquello que está en nuestra mano porque así actuaría Dios en nuestro lugar.

Si yo no hubiera sido del Opus Dei y alguien me cuenta lo que estoy escribiendo, sin darme el nombre de la sociedad que actúa así, sin dudarlo habría dicho que se trataba de una estructura comunista, puesto que en las entrañas de la filosofía del comunismo está que las personas carecen de derechos individuales a costa de la institución que las gobierna, que los posee todos y en exclusiva.

Imaginemos que al Fundador del Opus Dei le hubiera dado porque todos los numerarios y la mayoría de los agregados estudiaran en la Universidad de Navarra, además de la carrera Eclesiástica, las de Derecho y Medicina con una nota mínima de notable en cada asignatura y que muchos hubiéramos finalizado las tres carreras. Al salirnos de la Obra habríamos tenido que dejar también de ser abogados y médicos, profesiones que pudimos ejercer durante el tiempo que estuvimos dentro del Opus Dei pero no al marcharnos puesto que al ser “estudios internos que sólo sirven dentro de la Obra” en el momento de dejarla nos habrían negado esos títulos universitarios. ¡Y entonces a trabajar solamente como picapedreros en las minas de carbón!

12 – Otro derecho humano vulnerado (que lo pongo al final no por considerarlo el menos importante sino porque alguno ha de cerrar la exposición) es que aplican esa violencia espiritual y psicológica en jóvenes que por su inmadurez están incapacitados para discernir y reaccionar. A partir de los 14 años y medio pueden pedirte pitar. Yo tenía 15 años cuando pité. (Para más información leer mi carta de fecha 16 junio de 2004 en donde ahondo en alguno de estos temas.)

Termino repitiendo la idea del principio: Encontrarse muy feliz en un grupo no es indicativo de su bondad, para saberlo hay que comprobar si ese colectivo institucionalmente respeta todos los derechos humanos fundamentales.

exopus.jpg


La Gran Empresa Sobrenatural Del Opus Dei

julio 17, 2007

Portada Instrucción

Iván de ExOpus

Carísimos: En mis conversaciones con vosotros repetidas veces he puesto de manifiesto que la empresa, que estamos llevando a cabo, no es una empresa humana, sino una gran empresa sobrenatural, que comenzó cumpliéndose en ella a la letra cuanto se necesita para que se la pueda llamar sin jactancia la Obra de Dios […] Indudablemente muchas de esas organizaciones que han nacido ahora, como reacción natural de las almas nobles y cristianas ante la labor anticatólica de la revolución española —y aun otras organizaciones más antiguas, españolas y extranjeras—, a pesar de su fin sobrenatural, son empresas meramente humanas (Josemaría Escrivá, Instrucción acerca del espíritu sobrenatural de la Obra de Dios, puntos 1 y 17).

Lo que se cuenta arriba sobre el Opus Dei sólo es aplicable a la Iglesia (una gran empresa sobrenatural), el resto de las instituciones se han de conformar con lo que san Josemaría asevera de las que no son la suya: que a pesar de su fin sobrenatural, son empresas meramente humanas.

¿Acaso el Fundador del Opus Dei se consideraba semejante a Dios para llegar a afirmar con esa rotundidad que su grupo es tan divino como la Iglesia y por tanto distinto y superior a los demás?

La realidad es que dentro del Opus Dei se vive como si así fuera.

Y de ahí vienen todos los males del Opus Dei.

exopus.jpg


Mi Primer Escrito Sobre El Opus Dei

julio 13, 2007

jlss.jpg

(A continuación transcribo mi primer escrito sobre el Opus Dei publicado en Opus Libros hace tres años, el 16 de Junio de 2004.)

Iván de ExOpus

Julissa Ha Removido Mis Recuerdos

Lo que dice Julissa ha removido mis recuerdos, por lo que esta carta se la dirijo especialmente a ella.

Estimada Julissa:

Dices en tu carta las siguientes frases: “Por favor digan la verdad” […] “voy a rezar mucho por ustedes para que no sigan haciendo daño” […] “pero estoy segura que a nadie se le mintió, porque antes de entrar al Opus Dei, te dicen todo” […] “definitivamente lo que mas se respeta en el Opus Dei es la libertad” […]

Cuando un ciudadano realiza un contrato con persona física o jurídica, del tipo que sea, ambas partes leen aquello a lo que se comprometen hasta que quedan claros todos los términos de su compromiso y después, si están de acuerdo, firman quedándose cada parte con una copia de lo pactado. ¡Ah!, se me olvidaba, ningún menor de edad puede realizar contratos. A mí, ni a nadie que conozco a quien se le pidió hacerse de la Obra (y he estado dentro casi 35 años como agregado) se nos dio un documento que contuviera aquello a lo que nos íbamos a comprometer.

A mis 15 años, nada más acercarme a la Obra ellos me cerraron la posibilidad de poder oír otras campanadas distintas a las que tañía el Opus Dei (me hicieron cambiar el confesor que tenía en la parroquia por el del centro, me dijeron que como la vocación era una gracia tan importante y nueva nadie la entendía nada más que ellos por lo que no les consultara sobre mi vocación a mis padres ni a persona ajena a la Obra) y todo eso adobado con que el Fundador del Opus Dei (del que ellos decían con la boca abierta que era posiblemente el mayor santo de la historia) afirmaba que no daba un duro por el alma de aquel que tuviera vocación y dejara la Obra, de que quien dejaba la Obra además de perder la felicidad temporal casi seguro que también perdía la eterna, de que prefería que le dijeran de un hijo suyo que se había muerto antes de que había dejado el Opus Dei, etc., lo que aterrorizaba mi alma, recordemos que era el alma de un niño de 15 años; luego me acosaron a todas horas (desde el director al cura pasando por el amigo numerario que me había llevado al centro) para que diera el paso definitivo y me hiciera de la Obra; que saltara al vacío (decían), que después vería claro. Y agotado escribí la carta de admisión. Y todo eso lo hicieron con un niño de 15 años.

Años después me encontré en una convivencia con el numerario que me había llevado al centro, a quien me he referido antes, y riéndose me recordó algo que le conté cuando él me proponía pitar (pedir la admisión a la Obra) y que yo había olvidado. Te la cito porque creo que demuestra muy bien como era mi estado de ánimo en aquellos momentos; me dijo: “Antes de pitar me contabas que te sentías como una bola de billar que está tan tranquila en la mesa de juego y de pronto viene otra bola, choca con ella, y la obliga a dar tres rebotes, luego, cuando parece que va a pararse, llega una segunda bola y la golpea desde otro lado repitiendo el proceso… y así, una y otra vez, sin dejarla en paz, con choques sucesivos es llevada de un lado para otro hasta que la consiguen meter en el agujero”.

Julissa, afirmas que “antes de entrar al Opus Dei, te dicen todo“.

Por ejemplo, a mí antes de hacerme de la Obra jamás me contaron que debía renunciar al derecho inviolable a la intimidad de la correspondencia. Cuando llevaba unos meses dentro (y ya me habían mentalizado lo suficiente de que la palabra del Padre era Vox Dei y de que lo que llegaba de él había que recibirlo de rodillas), durante mi primera convivencia me entregaron las cartas abiertas y me dijeron que las que escribiera se las tenía que dar al director sin cerrar; pregunto el porqué y “es una norma del Padre” y a obedecer o marcharse, lo que implicaba caer en el terrorismo espiritual antes expuesto de que el Padre dice que no da un duro por el alma de un hijo suyo que con vocación deje el Opus Dei, de que el que deja la Obra además de perder la felicidad temporal casi seguro que pierde la eterna, de que prefería que le dijeran de un hijo suyo que se había muerto antes de que había dejado el Opus Dei, etc.; y eso cuando yo aún no había cumplido los 16 años. Y tragué en ese tema. ¿Cómo iba a dejar la Obra y ser infeliz eternamente a causa de algo tan insignificante como que el director pueda leer que mi madre me dice en una carta que el día anterior hizo unas rosquillas que estaban muy ricas?… y así actuaron con todo lo demás, siempre poco a poco, presentándome paulatinamente cada nueva exigencia (que yo desconocía al pitar), apretando las tuercas sin descanso hasta conseguir hacer de mí alguien a quien se le pudiera pedir lo que fuera… y así, pasito a pasito, permanecí atrapado durante casi 35 años hasta que providencialmente un día lo vi claro y me marché.

Con respecto al derecho inviolable a la intimidad de la correspondencia, no voy a ser yo quien “mienta” diciendo como se vive en la Obra, dejemos que sea la propia Prelatura quien nos lo cuente:

“Los Directores, por su parte, tienen el derecho y el deber de evitar que lleguen a los miembros de la Obra escritos, cartas, etc., que, de algún modo, puedan causar daño a quienes las reciben, vengan de donde vengan. Por esto, entregar una carta abierta, o haberla leído antes, no constituye nunca una prueba de desconfianza: manifiesta sólo el deseo de evitar un perjuicio, una razón ascética o una medida práctica de ayuda en la labor de formación espiritual. […]

“Quienes llevan poco tiempo en la Obra agradecen que los miembros del Consejo local se preocupen con cariño -es parte de la tarea de formación- de leer las cartas que reciban: para poder orientarles, y darles el oportuno consejo espiritual o apostólico.

Estas mismas orientaciones se siguen con las cartas que envían los Numerarios y Agregados, fuera del ámbito de su tarea profesional: excepto las que escriban directamente al Padre, al Consiliario y al Delegado Regional, se entregan al Director abiertas.”

Lo anterior es un extracto del capítulo titulado “Correspondencia”, de las “Glosas sobre la Obra de San Miguel” en donde la Obra hace un verdadero alarde de justificaciones injustificables para que el fin de violar la intimidad de las personas parezca santificado (en este caso con la correspondencia enviada y recibida).

¿Quién daña a otros saltándose a la torera los principios más elementales de respeto a la juventud, a las personas y a su intimidad? ¿Dónde están nuestras mentiras? ¡Por el amor de Dios, Julissa, recapacita!

Julissa, te comprendo muy bien. Conozco ese estado de ánimo desde el que has escrito tu carta, yo lo he tenido cuando estaba dentro; me traslado años atrás y esa misma carta tuya la podría haber firmado yo. Todo lo que te he escrito arriba no es por resentimiento, afán de revancha, rencor ni nada parecido sino con el afán de ser útil y ayudar. Me ha costado una vida poder ver claro a través de las espesas corazas que colocaron a mi alrededor. No te escribo para convencerte de nada, por eso no te hablo con conceptos abstractos sino con realidades tangibles, para que al observarlas puedas ser tú misma quien saque conclusiones. En la Obra hay cosas buenas, desde luego, pero no es perfecta. Ahí radica todo el problema. Si la Obra fuera perfecta sería Dios (por definición Dios es la ausencia de mal). Esas imperfecciones suyas, que ella no quiere reconocer, son las que mostramos aquí.

Me dices que rezas por nosotros. Gracias. Quiero que sepas que yo también he rezado mucho por ti y posiblemente desde antes de que tú nacieras, desde hace 40 años. Durante mis 35 años en la Obra pedía por la felicidad y perseverancia de sus miembros y desde que me fui por su felicidad. Como ves llevo muchos años rezando por ti.

¡Julissa, qué seas feliz! Dentro o fuera de la Obra, eso no importa. Lo fundamental, lo que te deseo de todo corazón, es que siempre seas muy libre y muy dichosa.

Con cariño, Iván.

exopus.jpg


Para Dejar el Opus Dei No Es Necesaria la Dispensa de su Prelado

junio 17, 2007

aislado.jpg

Iván de ExOpus, 12 de agosto de 2005

El pasado día 20 de julio [2005] AC escribió una carta a Opus Libros, que a continuación extracto:

[…] Mi pregunta es: ¿qué vinculación jurídica tiene realmente un miembro con el Opus Dei, ya sea numerario, supernumerario, etc.? Es decir, si un numerario, de pronto, se marcha a vivir por su cuenta, sin dar más explicaciones y sin escribir ninguna carta y hace un nuevo testamento sin contárselo a nadie, o si le es denegada la dispensa, o sencillamente solicita la dispensa pero la respuesta se demora: ¿cuál es su situación jurídica? ¿Tiene algún tipo de responsabilidad civil hacia el Opus Dei? ¿Puede ser obligado a regresar? Formulándolo al revés: ¿qué responsabilidades y compromisos legales se adquiere con el Opus Dei al ser aceptado como miembro, prestar los juramentos, etc.? Pregunto por la situación jurídica y civil, y no por la situación religiosa, porque yo creo que Dios está por encima de toda “burocracia espiritual”.

Mi mujer fue agregada y nos conocimos poco después de que ella le hubiera escrito al Prelado la carta de dispensa y antes de recibir contestación suya. En previsión de que esa dispensa no llegara antes de la fecha de nuestra boda, le comentamos esa inquietud al sacerdote amigo (no del Opus Dei) que nos iba a casar, y su respuesta fue la siguiente:

Obtened de la parroquia en donde os bautizasteis vuestro respectivo certificado de bautismo. Ese es el único documento oficial de la Iglesia para cada fiel y en él figura la situación jurídica de cada católico con respecto ella. Si en ese certificado no aparece ningún impedimento por parte de la Iglesia para que os podáis casar, yo os caso al día siguiente, con la dispensa del Prelado del Opus Dei o sin ella; porque la Iglesia está por encima del Opus Dei y de su Prelado, y si en ese documento la Iglesia me dice que no tenéis carga alguna con respecto a ella que os impida contraer matrimonio (como puede ser estar ya casados, haber hecho votos públicos, ser sacerdote, etc.), el Prelado del Opus Dei no pinta nada en este asunto y podéis casaros cuando os dé la gana…

Sacamos esos certificados y, en efecto, en ninguno de los dos aparecía dato alguno de pertenencia (pasada o presente) al Opus Dei, por lo que no había ningún impedimento para contraer matrimonio; y nos habríamos casado sin la dispensa del Prelado del Opus Dei si no hubiera sido porque él se nos adelantó y antes de la boda le concedió a mi mujer la dichosa dispensa.

Pero, ¿eso por qué es así? ¿Por qué la Iglesia no pone impedimentos a un numerario/a o agregado/a (célibes del Opus Dei) para que puedan casarse?

Creo que la respuesta a esa pregunta la encontramos en el canon 294 del Código de Derecho Canónico:

Con el fin de promover una conveniente distribución de los presbíteros o de llevar a cabo peculiares obras pastorales o misionales en favor de varias regiones o diversos grupos sociales, la Sede Apostólica, oídas las Conferencias Episcopales interesadas, puede erigir prelaturas personales que consten de presbíteros y diáconos del clero secular.

Es decir, que los diáconos y presbíteros de la Prelatura Personal del Opus Dei son los únicos miembros de ella que reconoce la Iglesia como tales, y en el certificado de bautismo de ellos si que figurará que son miembros del Opus Dei.

Y al resto de las personas del Opus Dei (numerarios/as, agregados/as y supernumerarios/as) ¿qué estatus jurídico les concede la Iglesia en relación con la Prelatura?

Para responder a la pregunta anterior leamos lo que la propia Iglesia dice en el canon 296 de su Código de Derecho Canónico:

Mediante acuerdos establecidos con la prelatura, los laicos pueden dedicarse a las obras apostólicas de la prelatura personal; pero han de determinarse adecuadamente en los estatutos el modo de cooperación orgánica y los principales deberes y derechos anejos a ella.

Los estatutos, que nombra ese canon, son de categoría inferior al Código de Derecho Canónico por lo que no pueden contradecirle. Así pues:

1 –La Iglesia permite que los laicos puedan dedicarse al Opus Dei

2 –como simples cooperadores (cooperación)

3 –mediante contratos (acuerdos ) establecidos entre ambas partes.

Dicho de otra manera, aquello que el Fundador del Opus Dei decía de que la vocación a la Obra es la gracia más grande que Dios puede concederle a un mortal y que sólo se halla por encima de ella el don de la fe, es posible que la Iglesia le dé la razón, pero sólo aplicado a los clérigos (presbíteros y diáconos) de la Obra, pero no para el resto de los laicos de la Prelatura. Según la Iglesia los laicos del Opus Dei son simples cooperadores que no han recibido otra gracia de Dios fuera de la del bautismo, por el cual se hallan habilitados para cooperar con los clérigos en las obras apostólicas que ellos promuevan. Por ello, según el gusto de cada uno, se puede cooperar con los jesuitas, con los agustinos, con la parroquia… o con el Opus Dei, sin que la Iglesia encuentre diferencia alguna entre ninguno de esos tipos de cooperación..

Como un contrato de cooperación dura hasta que una de las partes decide romperlo, basta que el agregado/a, numerario/a o supernumerario/a, comunique a su director/a que rompe el acuerdo con el Opus Dei para que en ese mismo momento la relación contractual quede disuelta, sin que para ello sea precisa dispensa alguna por parte del Prelado.

Esto lo sabe muy bien el Opus Dei cuando es él quien rompe la relación: Te dice que te echa ¡y ya está!, empuja al sujeto hacia la calle obligándole a que se vaya con una mano atrás y otra alante, sin que para ello sea preciso esperar a que la persona echada le conceda al Prelado del Opus Dei la dispensa de su vínculo contractual con él.

Para la Iglesia no hay diferencia entre la señora jubilada que ayuda tres horas a la semana a los clérigos de su parroquia llevándoles la contabilidad, con el numerario director de un centro que ayuda con dedicación completa (veinticuatro horas al día durante todos los días de su vida, con celibato incluido) a los clérigos del Opus Dei (únicos miembros de derecho de esa prelatura), porque para la Iglesia tanto esa señora jubilada como el numerario son simples cooperadores de entidades clericales (diócesis y prelatura personal, respectivamente). Y por ser ambos simples cooperadores de sacerdotes es por lo que en el certificado de bautismo de ninguno de los dos aparece referencia alguna a su cooperación, pues para la Iglesia es algo jurídicamente tan insignificante que carece de entidad para ser reseñado en un documento oficial suyo. Y si esa señora jubilada un buen día le dice a su párroco: “A partir de mañana no vengo más a ayudarles porque tengo que atender a mis nietos”, desde entonces ya no vuelve más, sin que la Iglesia penalice a esa señora, y sin que haya necesidad de que el obispo de su diócesis tenga que concederle a esa buena mujer dispensa alguna de su contrato de cooperación; de la misma manera, el numerario director del centro puede decirle al sacerdote superior más cercano (director de su Delegación, si ese es el caso): “A partir mañana no vengo más a cooperar con vosotros porque no me da la gana hacerlo” y desde entonces no vuelve más, sin que la Iglesia le penalice, y sin que tampoco haya necesidad de que el Prelado del Opus Dei tenga que concederle a ese buen católico, antes numerario y director de un centro, dispensa alguna de su cooperación con la Prelatura.

Para la Iglesia esto es así, tal y como hemos visto arriba, y en cuestiones eclesiales la voz de la Iglesia es la única que importa, no la de cualquier otro, aunque sea el máximo dirigente del Opus Dei.

Y si el Opus Dei complica y retuerce este asunto hasta la saciedad (haciendo ver que es necesaria su dispensa para poder dejarlo, o que quien no ha hecho la fidelidad tan sólo puede marcharse el 19 de marzo siguiente) es simplemente porque uno de los tres puntos que determinan el plano de la supuesta santidad del Opus Dei es “la santa coacción” (punto 387 de Camino), y se inventan la artimaña de que es necesario que el Prelado del Opus Dei te conceda la dispensa de tus compromisos para así poder aplicar a sus anchas esa coacción contigo durante los tres meses, el año o más tiempo aún, que tarda el Prelado en concederte esa dispensa innecesaria; o durante el lapso de tiempo que media desde que alguien se quiera ir hasta el 19 de marzo siguiente, en el caso de no haber hecho la fidelidad todavía.

A partir del momento en el que cualquiera de las dos partes contratantes (individuo o Prelatura) rompen su acuerdo, cesan los derechos y obligaciones mutuos. Esto lleva a que desde el instante en el que un numerario/a, agregado/a, supernumerario/a, comunica de forma verbal o por escrito su deseo de dejar la Obra queda ipso facto liberado de sus compromisos con ella.

Digo que esa comunicación de ruptura con la Obra puede ser también verbal porque esa es la manera en la que el Opus Dei lo hace siempre: nunca le da a nadie documento escrito alguno de su dispensa (ni de nada); y si una de las partes de la relación contractual actúa así, con ello permite implícitamente que la otra obre de igual manera, porque ambas partes contratantes deben tener los mismos derechos y obligaciones, cuanto menos, en los aspectos administrativos de su relación.

Un director del Opus Dei podría responderme a lo anterior con algo parecido a lo siguiente:

Es necesario que la comunicación de ruptura por parte del interesado con el Opus Dei se haga por escrito para evitar situaciones de confusión. Imaginemos que alguien dice que se va de la Obra y al cabo de un año vuelve contando que ha olvidado que en su momento rompió verbalmente con la Prelatura y que por ello sigue aún en ella. ¿Cómo resolver esa situación si no ha quedado un documento escrito de esa persona en el cual ella pide, de su puño y letra, que quiere dejar el Opus Dei? Si la decisión de abandonar el Opus Dei fuera verbal la gente estaría continuamente yéndose y después volviendo, a su antojo. Por eso ha de hacerse siempre por escrito.

Contesto:

1 –Desde el momento en el que el Opus Dei responde sólo verbalmente, y no por escrito, está autorizando también a que la otra parte actúe de la misma manera. Si quiere que no exista ese estado de confusión del que habla, lo que el Opus Dei tiene que hacer es responder también por escrito, mientras no lo haga así está facultando a la otra parte a poder romper del mismo modo: de forma verbal.

2 –Por otra parte, si según la Iglesia los laicos son tan sólo cooperadores del Opus Dei, ¿qué importancia tiene que dejen de cooperar durante un año y que entonces vuelvan a hacerlo de nuevo?, ¿por qué no admitirlos entonces?, ¿no tendría el Opus Dei que estar encantado de recibir de nuevo su ayuda?, ¿no supondrá una soberbia institucional el rechazar su contribución?

Si el Opus Dei niega al que deja de cooperar con ella como numerario/a, agregado/a o supernumerario/a que vuelva otra vez a ayudarle como tal, ese es un problema del Opus Dei del que posiblemente tendrá que rendir cuentas a Dios por el daño que esa actuación pueda significar para las almas que se beneficiarían de esa cooperación; pero eso no supone que quien deja de cooperar con el Opus Dei, como numerario/a, agregado/a o supernumerario/a, tenga que romper su contrato de forma escrita tan sólo para adaptarse a ese capricho institucional de la Prelatura.

Pienso que con todo lo anterior he dado una contestación global a las preguntas de AC que figuran al principio de este escrito, pero quiero finalizar respondiendo de manera concreta a una de ellas:

¿[Qué pasa] si un numerario, de pronto, se marcha a vivir por su cuenta, sin dar más explicaciones y sin escribir ninguna carta?

Contesto con un silogismo:

1 –Para la Iglesia es anecdótico, y por tanto carente de pena alguna, que un cooperador laico abandone a los clérigos a quienes antes ayudaba, aunque se marche sin darles explicaciones.

2 –Como el Opus Dei está compuesto sólo por clérigos (canon 294) y un numerario/a, agregado/a o supernumerario/a del Opus Dei es tan sólo un cooperador laico que ayuda a los clérigos de esa Prelatura, entonces:

3 –Para la Iglesia es anecdótico, y por tanto carente de pena alguna, que un numerario/a, agregado/a o supernumerario/a laico abandone a los clérigos del Opus Dei a quienes antes ayudaba, aunque se marche sin darles explicaciones.

exopus.jpg


A Lo Que Tienen Derecho Los Del Opus Dei

junio 9, 2007

Iván de ExOpus

Cualquier ente público expide certificados a los que han mantenido una relación con él: sobre el tipo de dependencia, su fecha de incorporación, de salida, el tiempo de permanencia, los trabajos y actividades realizadas, etc.

El Opus Dei, por el contrario, no facilita nada de eso a quienes le ayudan o pertenecen o han pertenecido a él. No dan ni siquiera un acuse de recibo a la carta en la que se solicita la Admisión; y las incorporaciones sucesivas a la Prelatura son comunicadas siempre verbalmente. Cuando te marchas, tú si que solicitas la dispensa por escrito pero nunca es contestada de la misma manera sino que un director te cuenta que el Padre (el Prelado del Opus Dei) te la ha concedido. No te dan justificante alguno sobre el dinero u otros bienes que les entregas…

En los documentos internos del Opus Dei se quitan los nombres y fotografías de los que se marcharon; en los listines telefónicos de los centros se suprime cualquier referencia a ellos; en las tertulias y conversaciones entre los de dentro desaparece la mínima alusión hacia quien se fue…

Dejando aparte a su Fundador (que lo recibe por todos los demás), en el Opus Dei no dan a sus muertos el culto humano normal: no se les recuerda en los aniversarios de su fallecimiento, ni se visita su sepultura, y salvo raras excepciones no se vuelve a hablar de ellos en las tertulias y medios de formación.

El Opus Dei parece indicar, con esta actuación institucional, que considera a las personas como meros «objetos de explotación», unos «frutos» a los que hay que exprimir y después tirar cuando ya no se les puede sacar más jugo; seres «carentes de alma» y por ello sin la personalidad jurídica necesaria para recibir certificados; «cosas indignas» de mantener en la memoria y en la existencia cuando les dejan de ser útiles; «esclavos» que carecen de cualquier derecho pero con todas las obligaciones.

Y no debemos andar muy descaminados en nuestro juicio cuando el propio Opus Dei lo exalta en una de sus canciones: «El derecho que tengo / nadie me robe. / Tengo el derecho, / tengo el derecho, / de no tener ya nunca / ningún derecho

exopus.jpg


La Traición del Opus Dei a los Laicos

junio 7, 2007

Iván de ExOpus

1. Hasta el año 1982 tanto los seglares como los clérigos eran iguales en el Opus Dei. Así, desde el comienzo de los cincuenta eran socios de un Instituto Secular al que se unían por medio de votos privados de pobreza, castidad y obediencia (mas para la Iglesia, aunque privados, si que tenían categoría jurídica vinculante).

2. Esa situación era buena tanto para los laicos como para los sacerdotes, ya que les igualaba dentro del Opus Dei, al tener todos los mismos derechos y obligaciones, los que conlleva ser socio de una Institución.

3. El máximo poder dentro de la Iglesia lo ostentan los obispos con pueblo encomendado (sucesores de los apóstoles), ya que salvo el Papa nadie puede entrometerse en sus parcelas.

4. A los Institutos seculares, como mera asociación de fieles, por una parte les es superfluo que su jefe sea un obispo y por otra dependen de los dicasterios (ministerios) y resto de las estructuras eclesiales.

5. Si un grupo quiere alcanzar poder ha de quitarse de encima el mayor número de jefes y supervisores, y dentro de la Iglesia, como hemos visto arriba, su máximo grado se logra si consigue transformarse en un obispado.

6. Todos los obispados han de tener almas encomendadas, pero éstas pueden ser clérigos y laicos (cum proprio populo: con pueblo propio) o sólo clérigos.

7. Por otra parte, los obispados pueden ser territoriales (los habituales, las diócesis, que siempre están constituidas por clérigos y laicos), o de ámbito universal (prelaturas personales) con el fin de promover una conveniente distribución de los presbíteros o de llevar a cabo peculiares obras pastorales o misionales en favor de varias regiones o diversos grupos sociales (Canon 294 del Código de Derecho Canónico).

8. El ámbito de actuación del Opus Dei es universal, por lo que el obispado con el que alcanzar poder dentro de la Iglesia no podría ser territorial (una diócesis) sino una prelatura personal.

9. La Iglesia se puede definir como la comunidad universal de bautizados (sacerdotes y laicos) por lo que el tipo de prelatura personal que más poder podría darle al Opus Dei sería la que más se asemejara a la Iglesia: la de clérigos y laicos distribuidos por todo el mundo y bajo la única autoridad de su obispo prelado. Está estructura sería la de una iglesia paralela a la de Roma.

10. Como consecuencia de lo visto hasta ahora Álvaro del Portillo (primer sucesor del Fundador) solicita a la Santa Sede que el Opus Dei sea una prelatura personal cum proprio populo.

11. Varias conferencias episcopales y numerosos obispos se oponen a ese intento del Opus Dei puesto que de ahí a un cisma sólo hay un paso (un buen día el Prelado del Opus Dei se “calienta” y rompe con el Papa llevándose consigo a sus sacerdotes y laicos).

12. Ante esta situación Juan Pablo II le ofrece al Presidente General del Opus Dei (Álvaro del Portillo) la opción de hacer de esa Institución una Prelatura personal constituida única y exclusivamente por clérigos y en la que los laicos tan sólo puedan llegar a ser cooperadores suyos.

13. Aceptar esa solución suponía una gran traición a los seglares que confiaban en el Opus Dei como medio para elevar la dignidad del laico en la Iglesia y también a las promesas que Escrivá les hizo, como por ejemplo demuestran las siguientes palabras suyas: Hay que rechazar el prejuicio de que los fieles corrientes no pueden hacer más que limitarse a ayudar al clero [cooperar] en apostolados eclesiásticos. (Conversaciones con Mons. Escrivá de Balaguer, punto 21).

14. No podemos saber si la idea de Escrivá era sólo la de alcanzar el poder en la Iglesia y que lo que predicaba sobre elevar la dignidad de los laicos no era si no una mentira más para lograr con ella anexionárselos como grupo de presión para obtenerlo, o que Álvaro del Portillo sucumbió ante la tentación que suponía alcanzar el obispado para con él aumentar poder dentro de la Iglesia, el caso es que aceptó la propuesta papal y con ella consumó la gran traición de la Institución a los laicos, así como al “supuesto” espíritu fundacional.

15. Hay quienes piensan que los adjetivos pueden anular al sustantivo, como que un gato “casero” deje de ser gato por el hecho vivir con una familia, o que un pez “espada” ya no es pez por poseer una alargada nariz, o que un cooperador por llamarse “orgánico” pierde su esencia de cooperador… Así debió suponer Álvaro del Portillo que pensaríamos los demás cuando aceptó lo que el Papa le proponía, y para desorientar al mundo de su garrafal traición siguió el dicho de que si no puedes convencerlos, confúndelos; entonces le pidió al Santo Padre que a los laicos que cooperaran con el Opus Dei se les designara como “orgánicos”, ya que de esa manera podría verter litros de tinta para ahogar en ella la degradación que supone excluirlos de su pertenencia al Opus Dei.

16. El Papa consumó la traición de Álvaro del Portillo a los laicos y a la predicación fundacional de Escrivá (a cambio de aumentar el poder de los mandos del Opus Dei) y la plasmó en los siguientes decretos, de los que el subrayado es mío:

Con el fin de promover una conveniente distribución de los presbíteros o de llevar a cabo peculiares obras pastorales o misionales en favor de varias regiones o diversos grupos sociales, la Sede Apostólica, oídas las Conferencias Episcopales interesadas, puede erigir prelaturas personales que consten de presbíteros y diáconos del clero secular. (Canon 294 del Código de Derecho Canónico).

Mediante acuerdos establecidos con la prelatura, los laicos pueden dedicarse a las obras apostólicas de la prelatura personal; pero han de determinarse adecuadamente en los estatutos el modo de cooperación orgánica y los principales deberes y derechos anejos a ella. (Ibíd., Canon 296).

Los laicos incorporados a la Prelatura [del Opus Dei] no modifican su propia condición personal, teológica o canónica, de comunes fieles laicos, Y como tales se comportan en toda su actuación y, concretamente, en su apostolado. (Apartado II-B, de la Declaración de la Sagrada Congregación de Obispos sobre la erección de la Prelatura de la Santa Cruz y Opus Dei, 23 agosto 1982).

Los laicos -hombres y mujeres, solteros o casados, de todas las profesiones y condiciones sociales- que se dedican al cumplimiento del fin apostólico propio de la Prelatura [del Opus Dei] asumiendo unos compromisos serios y cualificados, lo hacen mediante un vínculo contractual bien definido, y no en virtud de unos votos. (Ibíd., Apartado I–C).

La jurisdicción de la Prelatura personal se extiende a los clérigos en ella incardinados, así como también sólo en lo referente al cumplimiento de las obligaciones peculiares asumidas por el vínculo jurídico, mediante convención con la Prelatura a los laicos que se dedican a las tareas apostólicas de la Prelatura: unos y otros, clérigos y laicos, dependen de la autoridad del Prelado para la realización de la tarea pastoral de la Prelatura. a tenor de lo establecido en el artículo precedente. (Juan Pablo II, Constitución Apostólica «Ut Sit»).

17. Desde el momento en el que esos decretos de arriba fueron promulgados los laicos dejaron de pertenecer al Opus Dei como miembros de derecho y pasaron a ser unos segundones de los clérigos. Por tanto, en la actualidad, por imperativo de la autoridad de la Iglesia, los laicos no pueden pertenecer al Opus Dei mientras no cambien su estado al de sacerdotes.

18. Un empleado es aquel que coopera con otro por medio de una relación contractual. Según esta definición, y resumiendo los decretos eclesiásticos vistos arriba, los laicos del Opus Dei son unos meros empleados de la Prelatura.

19. A un empleado a quien se le fuerza a entregar todo su dinero y energías a la empresa que le contrata se le designa como esclavo suyo. Como el Opus Dei hace eso al cien por cien con los laicos que cooperan con él como numerarios o agregados (y de forma diversa con los supernumerarios), concluimos en que aquellos son unos esclavos de los mandos de la Institución.

20. El Fundador les pedía a los suyos que fueran pillos, algo que supo hacer muy bien Álvaro del Portillo cuando añadió el adjetivo de “orgánico” a los laicos que cooperaban con los sacerdotes del Opus Dei; ya que con esa simple palabra ha logrado desviar casi todas las miradas del hecho fundamental de que no hay laicos que pertenezcan a la Institución. Pienso que es algo tan “increíble” que la gente se resiste a verlo a pesar de estar ante sus ojos. Es más, cuando alguien habla o escribe sobre el Opus Dei tiene en su imaginación a los laicos de la Institución, precisamente los únicos que no pertenecen a ella.

21. Si ahora los laicos del Opus Dei llevan un ritmo de vida igual al que tenían cuando era Instituto Secular, podríamos preguntarnos: ¿Qué más da que no pertenezcan de hecho y de derecho al Opus Dei?

En primer lugar es bueno saberlo porque los directores del Opus Dei procuran ocultarlo. Hasta donde alcanzan mis conocimientos actuales eso lo hacen para esconder la traición de que han sido objeto los laicos con el fin de alcanzar ellos poder (lo que hemos desarrollado más arriba); pero sobre todo porque ese hecho anula toda la mentalización y coacción psicológica a la que someten a los laicos sobre la maravillosa e inefable vocación al Opus Dei que predicó su Fundador y que es la mayor fuerza con la que los tienen retenidos. Así, por ejemplo, Escrivá acobardó a lo largo de toda su vida a los laicos de la Institución con palabras como las siguientes: “La vocación al Opus Dei es el don más grande que Dios puede concederle a un alma después del de la Fe”, o “dejar la Obra es condenarse a la infelicidad temporal y eterna“, o “prefiero que me digan de un hijo mío que ha muerto antes que ha perdido su vocación“, o “no doy cinco céntimos por el alma de quien haya dejado el Opus Dei“, o “rezad para que Dios os permita morir antes que dejar la Obra“ o “Si alguno de mis hijos nos abandona, que sepa que nos traiciona a todos: a Jesucristo, a la Iglesia, a sus hermanos de la Obra y a todas las almas”…

Y estas mismas coacciones se siguen empleando ahora.

Si los laicos descubren que no existe tal vocación al Opus Dei (porque los seglares no pertenecen a él, ya que a lo más a que pueden llegar en la Prelatura es a cooperadores de los sacerdotes), entonces ese miedo deja de operar en ellos, lo que les permite salirse del Opus Dei sin problemas psicológicos, espirituales y sin cargo de conciencia por suponer que con ello traicionan a Dios.

Al conocer su situación jurídica, reflejo fiel de la real, el laico cooperador (orgánico) del Opus Dei puede responder ahora:

¿Dónde se ha visto que el don más grande que Dios puede concederle a un alma después del de la Fe es el de ser cooperador en una institución formada sólo por clérigos?”, o “¿Cómo es posible que alguien pueda condenarse a la infelicidad temporal y eterna por dejar de cooperar con unos sacerdotes? “, o “El Fundador del Opus Dei debía estar loco cuando afirmaba que prefería que le dijeran que uno de los laicos cooperadores con la Obra había muerto antes de que había dejado de cooperar con ella, o al decir que no daba cinco céntimos por el alma de quien dejaba de serlo, o cuando instaba a rezar para que Dios les permitiera morir antes que dejar de cooperar con el Opus Dei“ o “¿Cómo puede ser que traicione a todos (a Jesucristo, a la Iglesia, a los de la Obra y a todas las almas) quien deja de ser cooperador con los sacerdotes del Opus Dei?”…

22. Finalizo este escrito con la reflexión de que al observar los laicos de la Prelatura tanta mentira e hipocresía, la búsqueda y obtención del poder a su costa, que son excluidos de pertenecer al Opus Dei, la manipulación de que han sido y son objeto, la traición a los principios fundacionales…, no me explico cómo es posible que al descubrir tanto enjuague no abandonen el Opus Dei en tropel.

exopus.jpg


Adagios, Frases, Refranes, Proverbios y Dichos Sabios, Irónicos o Que Hacen Reír

junio 4, 2007

Actualizado el 31-03-2010

  1. Prohibido prohibir.
  2. Mientras que al enemigo se le juzgue sólo por su apariencia, su victoria está garantizada.
  3. Ama y después… ¡Sufre!
  4. Haz el bien sin mirar a quién, y te agobiarán los gorrones.
  5. ¡Acabo de descubrir que soy inmortal! La TV dice que cada año hay en España 50.000 personas que si no hubieran fumado no habrían muerto, por tanto, como yo no fumo, no moriré nunca.
  6. Cuando todo va bien se sufre por el temor a perderlo; cuando se pierde, por el recuerdo de haberlo tenido; y siempre se sufre cuando las cosas van mal. En resumen: toda la vida es sufrimiento.
  7. El ganar no es todo, es lo único.
  8. Intelectus apretatus discurret qui se las pelat.
  9. Mulier qui cum hominem fac fic-foc in via publica, non sanctam, putam est.
  10. Tenía necesidad de un amigo de verdad y me hice con un perro.
  11. El secreto de andar sobre las aguas es saber donde están las piedras.
  12. Viejo verde busca chica ecologista.
  13. El profesor de matemáticas se ha suicidado, tenía demasiados problemas.
  14. Si piensas que puedes… o no puedes…, siempre tienes razón.
  15. Los enanos de hoy, serán igual de enanos mañana.
  16. Todo lo que empieza bien, acaba mal. Todo lo que empieza mal, acaba de pena.
  17. El poder lo confiere el conocimiento propio más la ignorancia de los demás.
  18. Desconfía de quienes te prometen la felicidad después de muerto a cambio de que les des lo que tienes en vida.
  19. No te metas en el mundo de las drogas… somos muchos y hay muy poca.
  20. De dinero, amistad y santidad, la mitad de la mitad.
  21. Más vale ser un enano ágil que un gigante paralítico.
  22. El mundo se está quedando sin genios: Einstein se murió, Beethoven se quedó sordo… y a mí me duele la cabeza.
  23. Un negro en la nieve es un blanco perfecto.
  24. Tengo ganas de ver otra vez a mi único gran amor. ¿Dónde hay un espejo?
  25. No te tomes la vida en serio. Al fin y al cabo, no saldrás vivo de ella.
  26. Vive de tus padres hasta que puedas vivir de tus hijos.
  27. Todo tiempo pasado fue anterior.
  28. Acabo de duplicarle a mi mujer su libertad: le he ampliado al doble el espacio de la cocina.
  29. Recibí el don de saber lo que los demás piensan de mí, y desde entonces ya no me hablo con nadie.
  30. Si tu novio perjudica tu estudio, deja el estudio y perjudica a tu novio.
  31. Me gusta que hablen de mí, aunque sea bien.
  32. A mal tiempo… ¡Abrígate bien!
  33. El que nace pobre y feo tiene grandes posibilidades de que al crecer se le desarrollen ambas condiciones.
  34. La calvicie puede que sea símbolo de virilidad, pero nos reduce la oportunidad de comprobarlo.
  35. En lo único que los médicos no se equivocan nunca es en pasar la factura.
  36. La política se parece a una alpargata en que da lo mismo la izquierda que la derecha.
  37. Si yo fuera tú me enamoraría de mí.
  38. Una de las ventajas de ser rico es que te salen amigos por todas partes.
  39. Ten cuidado con lo que pides, no sea que te lo concedan.
  40. Ojos que no ven… Trastazo que te arreas.
  41. Ser malo es vengarse por anticipado.
  42. El dinero perturba la felicidad… ¡Y a mí que me gusta ser infeliz!
  43. Dejar de fumar es muy fácil, yo lo he hecho muchas veces.
  44. Me pregunto: ¿Que haría yo sin mí?
  45. Me gustan los reincidentes porque no cambian de idea.
  46. La filosofía consiste en decir refranes con palabras difíciles.
  47. La violencia en el cine empieza por el atraco en la taquilla.
  48. Un pesimista es un optimista con experiencia.
  49. Si su suegra es una joyita… nosotros tenemos el mejor estuche. Funeraria Pérez.
  50. Lo importante no es ganar sino hacer perder al otro.
  51. El dinero no hace la felicidad… la compra hecha.
  52. La primavera está harta de El Corte Inglés.
  53. La verdadera felicidad está en las pequeñas cosas: una pequeña mansión, un pequeño yate, una pequeña fortuna…
  54. El que busca la verdad corre el riesgo de encontrarla.
  55. Inteligencia militar es una contradicción.
  56. El tiempo es el mejor maestro. ¡Lástima que mate a todos sus alumnos!.
  57. Un hombre sabio siempre piensa lo que dice y nunca dice lo que piensa
  58. Hay dos palabras que te abrirán muchas puertas: “tire y empuje”.
  59. Bienaventurados los borrachos, porque ellos verán a Dios dos veces…
  60. Bienaventurados los que nada esperan, porque nunca serán defraudados.
  61. El que ríe el último no entendió el chiste.
  62. ¿Cómo se llama un boomerang que no vuelve? Palo.
  63. Hay gente tan pobre que sólo tiene dinero.
  64. Yo dejo de fumar todos los 1 de enero.
  65. El que es capaz de sonreír cuando le está saliendo mal, es porque ya tiene pensado a quién echarle la culpa.
  66. Hay que trabajar ocho horas y dormir ocho horas, pero no las mismas.
  67. La verdad absoluta no existe, y esto es absolutamente cierto.
  68. La vida es cara, hay otra más barata, pero no es vida.
  69. La advertencia consiste en amenazar por las buenas.
  70. La esclavitud no se abolió, se cambió a 8 horas diarias.
  71. Come bien y caga fuerte y no temas a la muerte.
  72. El sentido común es el menos común de los sentidos.
  73. A quien a buen árbol se arrima… va un perro y se le orina.
  74. Empresario con dos penes busca secretaria bilingüe.
  75. Yo soy muy fiel a mis convicciones. Cuando digo que tengo una edad, la mantengo durante muchos años.
  76. Desde hace cuatrocientos años los países subdesarrollados tiene un gran porvenir.
  77. La inactividad sexual es peligrosa, produce cuernos.
  78. Mátate estudiando y serás un cadáver culto.
  79. Recuerda siempre que eres único… Exactamente igual que todos los demás.
  80. El trabajo en equipo es esencial… te permite echarle la culpa a otros.
  81. El que por enfermedad tiene que comer menos, y dejar de fumar, y privarse del sexo, y abandonar el alcohol… No se sabe si vivirá más, pero lo que es seguro es que la vida se le va a hacer muy larga.
  82. La amistad es como la mayonesa: cuesta un huevo y hay que tratar de que no se corte.
  83. Diplomacia es el arte de decir “bonito perrito”… hasta que puedas encontrar una piedra.
  84. Los japoneses no miran, sospechan.
  85. Si no quieres que nadie se entere, no lo hagas.
  86. Cada mujer es un mundo… ¡Haz turismo!
  87. ¿Puedes repetir lo que dijiste después de “Escucha con atención”?
  88. Mas vale prevenir que currar.
  89. Cuando se va la luz lo único claro es que todo queda oscuro.
  90. Podemos asegurar que de cada 10 personas, 5 son la mitad.
  91. Pez que lucha contra la corriente muere electrocutado.
  92. Cuanto más horrendo sea el corte de pelo, mas despacio le crecerá.
  93. La ignorancia es temporal, la estupidez es para siempre
  94. Soy vegetariana por eso fumo marihuana.
  95. Los niños siempre dicen la verdad; por eso se inventaron los colegios
  96. Dime con quien andas y si está buena me la mandas
  97. Se está muriendo gente que antes no se moría.
  98. El mejor amigo del perro es otro perro.
  99. El tiempo sin ti es… “empo”
  100. El matrimonio es como las libretas de ahorro: de tanto meter y sacar se pierde el interés.
  101. No hay opiniones estúpidas, sólo estúpidos que opinan.
  102. Una conclusión es cuando te cansas de pensar.
  103. Si su hijo llora dele leche de tarro y si sigue llorando dele con el tarro de la leche.
  104. Daría todo lo que sé por saber la mitad de lo que ignoro.
  105. Errar es humano, pero echarle la culpa al otro es más humano todavía.
  106. No hable a menos que usted pueda mejorar el silencio.
  107. Mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm… ¡cuantas emes!.
  108. Colabore con la policía: péguese usted solo.
  109. Se bueno con tus hijos, porque ellos elegirán tu residencia.
  110. Yo no soy racista: me da lo mismo un blanco que el hijoputa de un negro.
  111. La inteligencia me persigue pero yo soy más rápido.
  112. Tener la conciencia limpia es síntoma de mala memoria.
  113. Chico tímido busca… bueno… esteee… no, bueno… nada… no importa…
  114. El dinero no da la felicidad, pero aplaca los nervios.
  115. ¡Te he dicho diez millones de veces que no exageres!
  116. Lo triste no es ir al cementerio sino quedarse en él.
  117. El dinero no hace la felicidad… la compra.
  118. Hay un mundo mejor… ¡Pero es carísimo!
  119. Cambio lindo perro Doberman por mano ortopédica.
  120. El crimen no se paga… Entonces, ¿mi trabajo es un crimen?
  121. Si un pajarito te dice que estas loco debes estarlo, pues los pajaritos no hablan.
  122. El dinero no trae la felicidad, pero cuando se va, se la lleva.
  123. Nada en vano, todo en vino.
  124. No soy un completo inútil… por lo menos sirvo de mal ejemplo.
  125. La pasión por destruir es a veces una pasión constructiva.
  126. Los mosquitos mueren entre aplausos.
  127. Si te caes por un abismo no te agarres que es lo mismo.
  128. El alcohol produce amnesia, y otras cosas que no recuerdo.
  129. Supongamos que no hay situaciones hipotéticas…
  130. Bienaventurados los que creen en los «ceda el paso», porque ellos pronto verán a Dios.
  131. Es curioso que se le denomine sexo oral a la practica sexual en la que menos se puede hablar.
  132. Tengo que ir al oculista, pero nunca veo el momento.
  133. En las guerras, los soldados reciben las balas y los generales las medallas.
  134. Tengo el cerebro comunicado con el culo. Cada vez que pienso la cago.
  135. Se puede aprender mucho sobre el amor en el cine… si no nos distrae la película.
  136. El amor eterno dura tres meses.
  137. Copiar a otro: plagio. Copiar a muchos: investigación.
  138. La psiquiatría/psicología es el único negocio donde el cliente no tiene la razón.
  139. Nunca pegues a un hombre con gafas; pégale con un bate de béisbol.
  140. Si no puedes convencerlos, confúndelos.
  141. Envejecer es el único medio de vivir mucho tiempo.
  142. La pereza es la madre de todos los vicios, y como a la madre hay que respetarla.
  143. Arreglar los problemas económicos es fácil, lo único que se necesita es dinero.
  144. Como quieres que te olvide si cuando comienzo a olvidarte, me olvido de olvidarte y comienzo a recordarte.
  145. Los honestos son inadaptados sociales.
  146. Hombre invisible busca mujer transparente para hacer lo nunca visto.
  147. Algunas personas están vivas solamente porque el asesinato es ilegal.
  148. Lo importante no es ganar. Lo que importa es competir sin perder ni empatar.
  149. Lo importante no es saber, sino tener el teléfono del que sabe.
  150. La esclavitud no ha sido abolida, solo se puso en nómina.
  151. Nunca hay que pegarle a un hombre caído, puede levantarse.
  152. A quien a buen árbol se arrima… no se le ve cuando orina.
  153. Hombre de buenas costumbres, busca alguien que se las quite.
  154. Para conseguir un crédito debes demostrar al banco que no lo necesitas.
  155. La vida es una enfermedad mortal de transmisión sexual.
  156. Si quieres una mano que te ayude, solamente la encontrarás al final de tu brazo.
  157. Los amigos van y vienen, los enemigos se acumulan.
  158. Solicito novia con automóvil, interesadas mandar foto del automóvil.
  159. El que se ríe el último, piensa más lento.
  160. Si la montaña viene hacia ti… !!!Corre que es un derrumbe!!!
  161. Toda cuestión tiene dos puntos de vista: el equivocado y el mío.
  162. Yo si que sé lo que es trabajar duro, porque lo he visto.
  163. El mejor sistema de gobierno es una dictadura mandada por mí.
  164. Cuando necesites abrir una puerta con la única mano libre, la llave estará en el bolsillo opuesto.
  165. Cualquiera que sea la caja que elijas para pagar en el supermercado, siempre será la más lenta de todas.
  166. La única vez que la puerta se cierra sola es cuando te has dejado las llaves dentro.
  167. Cuando tengas las manos llenas de grasa, te comenzará a picar la nariz.
  168. El seguro te cubre todo. Menos lo que te sucedió.
  169. La velocidad del viento aumenta proporcionalmente al precio de tu peinado.
  170. Cuando las cosas parecen ir mejor, es que has pasado algo por alto.
  171. Si mantienes la calma cuando todos pierden la cabeza, sin duda es que no has captado la gravedad del problema.
  172. Los problemas ni se crean, ni se resuelven, sólo se transforman.
  173. Llegarás corriendo al teléfono justo a tiempo para oír como cuelgan.
  174. Siempre que te vayas a conectar a Internet se producirá la llamada que habías estado esperando durante todo el día.
  175. Si sólo hay dos programas en la tele que valgan la pena ver, serán a la misma hora.
  176. La probabilidad de que te manches comiendo es directamente proporcional a la necesidad que tengas de estar limpio.
  177. Todo cuerpo sumergido en la bañera hará sonar el teléfono.
  178. Todo cuerpo sentado en el inodoro hará sonar el timbre de la puerta.
  179. Cuando tras años de haber guardado una cosa sin usarla decides tirarla, no pasará más de una semana sin que la necesites de verdad.
  180. Siempre que llegues puntual a una cita no habrá nadie allí para comprobarlo y si, por el contrario, llegas tarde, todo el mundo habrá llegado antes que tú y quedarás fatal.
  181. Teta que tela no cubre, es ubre.
  182. Quienes queman libros, acaban quemando hombres.
  183. Si dialogas con el diablo, él no cambiará, te hará cambiar a ti.
  184. Nunca discutas con un loco. Alguien que os viera quizás no fuera capaz de ver la diferencia entre ambos.
  185. No te puedes fiar de la gente que siempre sonríe.
  186. A las cuatro de la mañana nunca se sabe si es demasiado tarde o demasiado temprano.
  187. Bebo para hacer interesantes a las demás personas.
  188. Un hombre sólo retrocede de verdad cuando se echa hacia atrás .
  189. Una mujer sólo retrocede para coger carrerilla.
  190. Debo confesar que nací a una edad muy temprana.
  191. Detrás de cada gran hombre hay una gran mujer. Detrás de ella, está su esposa.
  192. El dinero no da la felicidad, pero procura una sensación tan parecida que necesita un especialista muy avanzado para verificar la diferencia.
  193. El dinero no es nada, pero mucho dinero, ¡¡¡eso ya es otra cosa!!!
  194. El matrimonio es la principal causa de divorcio.
  195. Era un coche tan grande tan grande que en lugar de radio, tenia diametro.
  196. Estos son mis principios. Si no te gustan, tengo otros.
  197. Hace tiempo conviví casi dos años con una mujer hasta descubrir que sus gustos eran exactamente como los míos: los dos estábamos locos por las chicas.
  198. Jamás aceptaría pertenecer a un club que admitiera como miembro a alguien como yo.
  199. Las batallas contra las mujeres son las únicas que se ganan huyendo.
  200. Las mujeres han sido hechas para ser amadas, no para ser comprendidas.
  201. No importa que las mujeres nos fastidien; lo que no soportamos es que nos fastidie siempre la misma.
  202. Si quieres que te sigan las mujeres, ponte delante.
  203. Tiene más años que la hipoteca del Partenón.
  204. Un amigo es el que lo sabe todo de ti y a pesar de eso te quiere.
  205. Una mujer sería encantadora si uno pudiera caer en sus brazos sin caer en sus manos.
  206. Vale más un céntimo bien empleado que un céntimo ahorrado.
  207. Soy capaz de resistir todo menos la tentación.
  208. ¡Hay tantas cosas en la vida más importantes que el dinero! ¡Pero cuestan tanto!
  209. Yo siempre hago lo contrario de lo que me pide el cuerpo. Que me pide lentejas, pues como judías; que me pide dormir 8 horas, pues duermo 10; que me pide una mujer de 90 años, pues me voy con una de 20…
  210. ¡Virgencita, Virgencita, que no me haga daño el vino!
  211. Si cada una de las religiones del mundo es para los suyos la única verdadera… Y más de una no lo puede ser… ¡Hay grandes probabilidades de que no lo sea ninguna!
  212. Tras echar un vistazo al mundo me cuesta mucho entender que Dios sea a la vez infinitamente sabio, infinitamente poderoso y que nos ame infinitamente.
  213. No entiendo porque todo el mundo va detrás de saber cuál es el fin de la vida, cuando está claro que el fin de la vida es la muerte.
  214. La vida humana es el camino que va de «creer en casi todo» a «no creer en casi nada».
  215. La diferencia entre un niño y un viejo es que a este último no le puedes dar una colleja para hacerle entrar en razón.
  216. Lo que diferencia a un niño de un adulto es el precio de sus juguetes.
  217. Sin placer, la felicidad sólo es una ilusión.
  218. Más vale un «por si acaso» que un millón de «si lo hubiera sabido».
  219. La «ignorancia» y la «debilidad» son las dos mejores cadenas para esclavizar a los demás.
  220. ¿No es más fácil suponer que no existe un Dios infinitamente bueno en vez de pensar que nos castiga por lo malos que Él ha querido que seamos?
  221. No hay peor estafador que aquel que te cambia lo que tienes ahora por lo mejor que puedas imaginar después de muerto.
  222. No aceptes invertir en una empresa que te dará en la otra vida el capital y los intereses de tu inversión.
  223. Como el dinero no da la felicidad, y yo soy tan generoso, dadme vuestro dinero y para vosotros la felicidad.
  224. Según las religiones esta vida no vale nada, la importante es la que hay después de morir. ¡Ahora entiendo porque las religiones han matado a tantos en su historia: para llevarlos cuanto antes a la felicidad de la otra!
  225. Yo soy capaz de predecir el futuro. Me basta con escuchar las promesas electorales para adivinar que no se cumplirán.
  226. Es más feo que el trasero de un frigorífico.
  227. Tener una mujer feísima es el mejor antídoto contra los celos.
  228. Siempre que pasa igual, ocurre lo mismo.
  229. Sólo a un perdedor se le pudo ocurrir eso de que lo importante no es ganar sino participar.
  230. Amigos, muy amigos…, pero el pan aparte.
  231. Si quieres saber lo amigos que son tus amigos, pídeles dinero.
  232. La familia lo es mientras no haya herencias de por medio.
  233. Es más simple que el mecanismo de un chupete.
  234. Tras 20 años casado mi mujer me excita mucho… ¡Me pone de una mala leche!
  235. Mis enemigos no se deberían morir nunca… ¡Paralíticos, ciegos y sordos eternamente!
  236. Más vale ser cabeza de ratón que cola de león.
  237. Todos los problemas humanos terminarían si Dios nos tratara como yo a mi perro.
  238. Mientras no lo sea uno de mis hijos, yo acepto totalmente a los gays.
  239. Más vale pedo de ratón que cagada de elefante.
  240. Es tan viejo, tan viejo, que cuando nació el Mar Muerto todavía estaba enfermo.
  241. Administrador que administra y enfermo que enjuaga, algo traga.
  242. Ahora sigue habiendo meigas, hadas, gnomos…, lo que pasa es que la luz eléctrica los espanta.
  243. Más vale pájaro en mano que gallina en fotocopia.
  244. El que echa pan a perro ajeno… ¡Le gustan mucho los perros!
  245. Perro ladrador… ¡Vaya coñazo para los vecinos!
  246. A quien Dios se la dé… ¡Que se la quede!
  247. Cuando el diablo no sabe que hacer, con el rabo mata moscas.
  248. Cuando se hablan necedades, el silencio es sabiduría.
  249. Detrás de toda gran mujer hay…, un gran maquillaje.
  250. El médico me ha dicho que no puedo ni ver el alcohol, por eso lo bebo con los ojos cerrados.
  251. Le doy cuerda al reloj después de comer porque el médico me ha dicho que he de hacer ejercicio entonces.
  252. Métodos de desobedencia cívica:
    1. Huelga de Hambre: en ella los oprimidos renuncian al alimento mientras no sean satisfechas sus exigencias. Los políticos solapados acostumbran a ponerles bizcochos al alcance de la mano o tal vez queso de cabra, pero hay que resistir. El problema que plantea la huelga de hambre es que al cabo de unos ciertos días se puede estar francamente hambriento, sobre todo cuando camiones con altavoces han sido pagados para desfilar anunciando -¡Um… que pollo!-. Una variante para aquellos cuyas convicciones políticas no sean tan radicales, es dejar de comer cebollinos.
    2. Sentada: se efectúa el traslado al lugar previsto y se procede a sentarse, pero hay que estar sentado todo el tiempo. De otro modo, como se estaría es en cuclillas, postura que carece de significado político.
    3. Manifestaciones: el aspecto clave de una manifestación es que tiene que ser visible. Si una persona se manifiesta con carácter privado en su domicilio no constituye técnicamente una manifestación, sino meramente una acción estúpida o comportarse como un asno. (Woody Allen.)
  253. Mi psicoanalista me advirtió que no saliera contigo, pero eras tan guapa que cambié de psicoanalista. (Woody Allen.)
  254. El aspecto positivo de la muerte es que es una de las pocas cosas que pueden efectuarse estando cómodamente tumbado. (Woody Allen.)
  255. Mi cerebro es mi segundo órgano favorito. (Woody Allen.)
  256. Para el ejército me declararon inutilísimo. Si hubiera una guerra yo sólo serviría de rehén. (Woody Allen.)
  257. No sólo de pan vive el hombre. De vez en cuando, también necesita un trago. (Woody Allen.)
  258. Mi forma de bromear es decir la verdad. Es la broma más divertida. (Woody Allen.)
  259. ¡Señor, Señor! ¿Qué has estado haciendo tú últimamente? (Woody Allen.)
  260. ¡Si Dios tan sólo me hiciera una simple señal, como hacer un ingreso a mi nombre en un banco! (Woody Allen.)
  261. La diferencia entre la muerte y el sexo es que la muerte es algo que puede hacer uno solo y sin que nadie se ría después de tí. (Woody Allen.)
  262. Hay peores cosas en la vida que la muerte. Si has pasado una tarde con un vendedor de seguros sabes a lo que me refiero. (Woody Allen.)
  263. Los estudiantes que logran la unidad no podrán luego salir por la puerta de clase. (Woody Allen.)
  264. El hombre consta de mente y cuerpo, pero el cuerpo es el único que se divierte. (Woody Allen.)
  265. No creo en una vida más allá, pero, por si acaso, me he cambiado de ropa interior. (Woody Allen.)
  266. La muerte de Freud, según Ernest Jones, fue el incidente que causó la ruptura definitiva entre Hemholtz y Freud, prueba de ello es que en muy contadas ocasiones volvieron a dirigirse la palabra. (Woody Allen.)
  267. En Beverly Hills no tiran la basura, la convierten en televisión. (Woody Allen.)
  268. Nunca debes matar a un hombre, sobre todo si eso significa quitarle la vida. (Woody Allen.)
  269. El sexo sin amor es una experiencia vacía. Pero como experiencia vacía es una de las mejores. (Woody Allen.)
  270. El león y la gacela yacerán juntos, pero la gacela no dormirá muy bien. (Woody Allen.)
  271. ¿Es sucio el sexo?. Únicamente si se hace bien. (Woody Allen.)
  272. En mi casa mando yo, pero mi mujer toma las decisiones. (Woody Allen.)
  273. ¿Existe el Infierno? ¿Existe Dios? ¿Resucitaremos después de la muerte? Ah, no olvidemos lo más importante: ¿Habrá mujeres allí? (Woody Allen.)
  274. Tú usas el sexo para expresar cualquier emoción menos amor. (Woody Allen.)
  275. Te quiero contar una historia tremenda acerca de la anticoncepción oral: le dije a esa chica que si quería hacer el amor conmigo y me dijo que no. (Woody Allen.)
  276. El sexo es lo más divertido que he hecho sin sonreir. (Woody Allen.)
  277. Hoy soy una estrella. ¿Qué seré mañana? ¿Un agujero negro?. (Woody Allen.)
  278. ¡Qué equivocada estaba Emily Dickinson! La esperanza no es esa cosa con plumas. La cosa con plumas ha resultado ser mi sobrino. Tengo que llevarle a un especialista en Zurich. (Woody Allen.)
  279. Para ti soy ateo. Para Dios, la fiel oposición. (Woody Allen.)
  280. El miedo es mi compañero más fiel, jamás me ha engañado para irse con otro. (Woody Allen.)
  281. No creo en las relaciones extramatrimoniales. La gente debería aparearse para siempre, como las palomas, o los católicos. (Woody Allen.)
  282. Tomé un curso de lectura rápida y fui capaz de leerme ‘Guerra y paz’ en veinte minutos. Creo que decía algo de Rusia. (Woody Allen.)
  283. Las mujeres más lindas resultan casi siempre las más aburridas, y ése es el porqué de que ciertas personas no crean en Dios. (Woody Allen.)
  284. Si no te equivocas de vez en cuando, es que no lo intentas. (Woody Allen.)
  285. No es que tenga miedo a morirme, es tan solo que no quiero estar allí cuando suceda. (Woody Allen.)
  286. Yo no quiero casarme, sólo quiero divorciarme. (Woody Allen.)
  287. Odio la realidad, pero es en el único sitio donde se puede comer un buen filete. (Woody Allen.)
  288. El sexo entre dos personas es una cosa hermosa; entre cinco es fantástico… (Woody Allen.)
  289. Sólo se vive una vez, pero una vez es más que suficiente si se hace bien. (Woody Allen.)
  290. El amor es la respuesta, pero mientras usted la espera, el sexo le plantea unas cuantas preguntas. (Woody Allen.)
  291. El dinero no da la felicidad, pero procura una sensación tan parecida, que necesita un especialista muy avanzado para verificar la diferencia. (Woody Allen.)
  292. La CIA no se la juega, parte de sus hombres luchan con el presidente y otros luchan contra él. (Woody Allen.)
  293. Cuando escucho a Wagner durante más de media hora me entran ganas de invadir Polonia. (Woody Allen.)
  294. Me gusta leer pornografía en Braile. (Woody Allen.)
  295. El cerebro es mi segundo órgano en importancia. (Woody Allen.)
  296. Yo sufría de incontinencia cuando era pequeño, y como solía dormir con una manta eléctrica, estaba continuamente electrocutándome. (Woody Allen.)
  297. Prefiero que me incineren a que me sepulten y ambas cosas a un fin de semana con mi mujer. (Woody Allen.)
  298. El sexo sólo es sucio si se hace bien. (Woody Allen.)
  299. El sexo es lo más divertido que se puede hacer sin reír. (Woody Allen.)
  300. Yo fui expulsado del colegio por copiar en el examen de metafísica; miré en el alma del muchacho que se sentaba a mi lado. (Woody Allen.)
  301. No quiero alcanzar la inmortalidad mediante mi trabajo, sino simplemente no muriendo. (Woody Allen.)
  302. No te metas con la masturbación. Es hacer el amor con alguien a quien yo quiero. (Woody Allen.)
  303. Se suicidó, era el mayor intelectual que he conocido, y dejó una nota que decía “salgo por la ventana”. (Woody Allen.)
  304. Téngase presente también que para el amante la amada es siempre el más bello objeto imaginable, si bien para un extraño resultará indistinguible de cualquier variedad de salmónidos. (Woody Allen.)
  305. Yo intento hacer con las mujeres lo que Einsenhover ha estado haciendo al país. (Woody Allen.)
  306. Mis padres no solían pegarme; lo hicieron sólo una vez: empezaron en Febrero de 1940 y terminaron en Mayo del 43. (Woody Allen.)
  307. Lo asombroso de cuando uno está enamorado es que experimenta un impulso de cantar. Hay que resistirlo a toda costa, y debe procurarse también que el macho ardiente no recite las letras de las canciones. (Woody Allen.)
  308. De pequeño quise tener un perro, pero mis padres eran pobres y sólo pudieron comprarme una hormiga. (Woody Allen.)
  309. Nietzsche dice que nosotros viviremos la misma vida nuevamente. ¡Dios, yo tendré que ver de nuevo a mi agente de seguros! (Woody Allen.)
  310. Soy lo suficientemente feo y lo suficientemente bajo como para atribuirme todos mis éxitos. (Woody Allen.)
  311. El trabajo es una invasión de nuestra privacidad. (Woody Allen.)
  312. Hoy vi un crepúsculo rojo y gualda y pensé ¡Qué insignificante soy!. Naturalmente, también pensé eso ayer, y llovió. Me sentí asaltado por el odio hacia mí mismo, y proyecté de nuevo suicidarme… esta vez aspirando hondo cerca de un vendedor de seguros. (Woody Allen.)
  313. En Estados Unidos no se acuerdan de la guerra con España de 1898. Lo más viejo allí tiene diez años. (Woody Allen.)
  314. Una relación es como un tiburón; tiene que estar continuamente avanzando o se muere. Y me parece que lo que aquí tenemos es un tiburón muerto. (Woody Allen.)
  315. ¿Puede el hombre conocer el universo?, Dios santo, no perderse en Chinatown ya es bastante difícil. (Woody Allen.)
  316. Todos los hombres son mortales. Sócrates era mortal. Por lo tanto, todos los hombres son Sócrates. Lo que significa que todos los hombres son homosexuales. (Woody Allen.)
  317. Nunca he tenido un orgasmo no adecuado. El peor orgasmo que tuve fue uno que me costó dinero. (Woody Allen.)
  318. Nunca había sido capaz de enamorarme, no había encontrado a la mujer perfecta; siempre había algo malo. Y entonces conocí a Doris, una mujer maravillosa, con una gran personalidad. Pero por alguna razón, no me atraía sexualmente, no me preguntes por qué. Luego conocí a Rita, un animal, indecente, problemática. Me encantaba irme a la cama con ella, pero después siempre deseaba volver con Doris. Entonces, pensé, si pudiera poner el cerebro de Doris en el cuerpo de Rita sería maravilloso. Y pensé, ¿por qué no?. Así que preparé la operación y todo fue perfectamente, cambié las personalidades e hice a Rita una mujer ardiente, dulce, sexy, maravillosa, madura… Y me enamoré de Doris. (Woody Allen.)
  319. El dinero es mejor que la pobreza, aunque sólo sea por razones económicas. (Woody Allen.)
  320. Lo que más odio es que me pidan perdón antes de pisarme. (Woody Allen.)
  321. Trabajo de psiquiatra: actualmente estoy tratando a dos parejas de hermanos siameses que sufren de doble personalidad. Me pagan ocho personas. (Woody Allen.)
  322. Antes, por cinco marcos, el mismo Freud te trataba. Por diez, te trataba y te planchaba los pantalones. Por quince marcos, Freud permitía que tú le tratarás a él y eso incluía una invitación a comer. (Woody Allen.)
  323. En realidad, prefiero la ciencia a la religión. Si me dan a escoger entre Dios y el aire acondicionado, me quedo con el aire. (Woody Allen.)
  324. Me interesa el futuro porque es el sitio donde voy a pasar el resto de mi vida. (Woody Allen.)
  325. Hay dos tipos de personas: los buenos y los malos. Los buenos duermen bien, pero los malos parece que se lo pasan mejor cuando están despiertos. (Woody Allen.)
  326. No le temo a la muerte, sólo que no me gustaría estar allí cuando suceda. (Woody Allen.)
  327. Sólo existen dos cosas importantes en la vida. La primera es el sexo y la segunda no me acuerdo. (Woody Allen.)
  328. La única manera de ser feliz es que te guste sufrir. (Woody Allen.)
  329. Sigo preguntándome si hay vida después de la muerte. Y si la hay, ¿Le cambiarán a uno un billete de veinte pavos? (Woody Allen.)
  330. La última vez que estuve dentro de una mujer fue cuando visité la estatua de la Libertad. (Woody Allen.)
  331. Un vendedor ambulante sigue su camino calle abajo vendiendo bollos calientes. Le atacan unos perros y se sube a un árbol. Para su desgracia, hay más perros en la copa del árbol. (Woody Allen.)
  332. Una película de éxito es aquella que consigue llevar a cabo una idea original. (Woody Allen.)
  333. El dinero no lo es todo, pero es mejor que la salud. A fin de cuentas, no se puede ir a la carnicería y decirle al carnicero: -Mira que moreno estoy, y además no me resfrío nunca; y suponer que va a regalarte su mercancía (A menos que el carnicero sea un idiota). (Woody Allen.)
  334. Me divorcié de mi mujer porque me dejó por otra mujer. (Woody Allen.)
  335. Acabo de conocer a un hombre maravilloso; es de ficción, pero no se puede tener todo. (Woody Allen.)
  336. Si Dios me hiciera una señal, como abrirme una buena cuenta en un banco suizo. (Woody Allen.)
  337. La vocación del político de carrera es hacer de cada solución un problema. (Woody Allen.)
  338. Yo tampoco sabía qué coño hacer con el color blanco de los lápices de colores…
  339. Odio que me despierten preguntando si estoy dormido.
  340. Yo también he tirado de la puerta cuando ponía claramente “Empujar” y también he empujado cuando decía “Tirar”
  341. Yo también he utilizado alguna vez el móvil como linterna.
  342. Sí, a mí también me dan ganas de pedir un cubata al entrar a Berska.
  343. Pidas lo que pidas, el peluquero siempre hace lo que le sale de los cojones.
  344. Yo también dije “¡¡trae, que tú no sabes!!” y yo tampoco supe.
  345. El dinero no da la felicidad, pero yo prefiero llorar en un Ferrari…
  346. Yo también canto las canciones en inglés como me da la gana!!
  347. ¿Cuántos años debe tener ahora el niño de Kinder chocolate?
  348. ¿Por qué viene una tía del futuro a explicarme cómo funciona la lejía?
  349. No entiendo como la gente duerme en el metro y se despierta en su parada.
  350. Señoras que se quedan dormidas con la novela pero si cambias se despiertan.
  351. Mi madre también me dice “como vaya yo y lo encuentre..” y lo encuentra!
  352. Yo también creo que en humor amarillo moría gente.
  353. Me acabo de enterar de que SUGUS es capicúa.
  354. Mi madre también dice: “esta es la primera vez que me siento en todo el día!”
  355. Yo también de pequeño decía “inglish pitinglish”
  356. Siempre quise subirme a un taxi y gritar: “¡Siga a ese coche!”
  357. Señoras que dicen “Niño, pásame eso, que está ahí, encima del este”.
  358. Seamos realistas; nadie hará una fila y saldrá en calma si hay fuego.
  359. Mama hazme algo para comer. ¿Por qué no te lo haces tú? No da igual no tengo hambre.
  360. Vivo con el miedo a que uno de mis contactos me lleve al diario de Patricia.
  361. Para los que cuando tocamos el timbre y preguntan ¿quién es? decimos “¡¡YO!!”
  362. Señoras que riegan las plantas de marihuana de sus nietos sin saberlo.
  363. Señoras que dicen almondigas y crocretas y frangüesa.
  364. Yo nunca he terminado una goma de borrar, antes se me pierden.
  365. Yo tampoco he visto nunca una paloma pequeña ¿Nacen ya grandes?
  366. Ojalá tuviera por la noche el sueño que tengo por la mañana.
  367. A mí también me dijo que le salió fatal y la asquerosa sacó un 10.
  368. Un boquerón es una sardina tras dos años de socialismo.
  369. No es que sea un vago, lo que pasa es que mi padre trabajó tanto que yo nací cansado.
  370. -> ¿Cómo le va a su hijo?
  371. -> ¡Muy bien! Ha montado un despacho y no para de trabajar. ¿Y al suyo?
  372. -> También está encantado. Ha ganado unas oposiciones y le han dado un destino en el que no da golpe.
  373. Si el conocimiento te plantea problemas, la ignorancia no te aportará las soluciones.
  374. Nunca te escucha nadie, hasta que te equivocas.
  375. En teoria, la teoria es igual que la práctica; en la práctica, no.

—oOo—

MÁS ENTRADAS SOBRE AFORISMOS

—oOo—

AVISO

En una actualización se han perdido los comentarios antiguos, por lo que los añado a continuación como texto.

**********

70 comentarios para “Adagios, Frases, Refranes, Proverbios y Dichos Sabios, Irónicos o Que Hacen Reír”

  1. Enzo Dice:
    Julio 2, 2007 en 7:38 pm Llegué a este blog caminando las calles cibernéticas.
    Me agradaron estos pensamientos “tontos” (?) que hacen sonreír. Pido permiso para tomarlos prestados comentando el origen.
    En otro orden de cosas: De tanto en tanto me pregunto si cuando uno se escapa del abrazo del tigre blanco las heridas se curan con el tiempo…
    (Creo que fue mucha lata)
    Saludos de
    Enzo
    El que mira desde la orilla
    *********
    RESPUESTA:
    Estimado Enzo:
    Me agrada mucho que te hayan gustado estos pensamientos y no me importa que los reproduzcas en tu Sitio.
    Con respecto a lo otro: Aunque las heridas del tigre blanco se curan con el tiempo, sus cicatrices quedan, y sentirlas nos mueve a algunos a avisar al resto de los caminantes sobre los lugares en donde el felino ataca para así evitar que ellos caigan también en su doloroso abrazo.
    Saludos, Iván.
  2. andres araya Dice:
    Septiembre 14, 2007 en 4:20 am ojos q no ven……….. zapatos que pisan mierda
    te faltaba este y este:
    ojo por ojo ………es igual a ojo al cuadrado
    eso xD
    wenos wenos wenos los dichos
    dew!
  3. martin Dice:
    Septiembre 18, 2007 en 11:10 pm a caballo regalado… Gracias!
  4. _p_ Dice:
    Diciembre 14, 2007 en 6:52 amEl sabio nunca dice lo que sabe. El tonto no sabe lo que dice.El sabio da proverbios el tonto los repite.
  5. Beyra Dice:
    Diciembre 19, 2007 en 10:48 pm hola!
    jaja si q m han hecho reir jajaja ps aqui les dejo otro:
    El herrar es d humanos,insistir en el error d americcanos y dar en el blanco d musulmanes
  6. Cat Dice:
    Marzo 3, 2008 en 10:46 pmJjajajajaajjaja muy buenos casí todos,pk algunos uffff…ahi va uno• Quien de pulga llega a liendre da un picotazo que enciende
  7. MAR Dice:
    Marzo 14, 2008 en 2:16 am Tengo mucho que hacer , no se por donde empesar … y estoy pensando empesar
  8. galy Dice:
    Abril 7, 2008 en 10:28 pm la fe mueve montañas, el amor mueve a weones
  9. cheve Dice:
    Abril 14, 2008 en 12:53 pmmu buenosaqui dejo estoscuando el rio suena … es que no estas sordomal de muchos … epidemia

    y una un poco vestia:

    para erradicar del mundo el hambre y la pobreza, comase a un pobre.

  10. francisco Dice:
    Mayo 29, 2008 en 5:54 pm excelente para el diario vivir !
  11. neno Dice:
    Junio 5, 2008 en 10:05 pm todo el mundo es bueno pero no todos hacen lo correcto
  12. Jalamsham Dice:
    Junio 5, 2008 en 10:05 pm Voy a matar la puerte para asi vivir la vida
  13. LUCIA Dice:
    Julio 1, 2008 en 4:59 pm jajajajjijijijij muy buenos
  14. bsiviglia Dice:
    Julio 2, 2008 en 11:55 pm“El fanatico es siempre muy altruista. El es màs interesado a los otros que a sì mismo. Proba siempre de salvar tu alma o a cambiarte, o bien te ayuda a “ver la luz”. Vive su vida solamente a travès de las otras personas. Si no puede cambiarte te matarà. Però te mataràpor que tei ama, no por que te odia…”(Amos Oz, en el libro “contra el fanatismo”. un libro muy interesante)Ps: no sè si “contra el fanatismo” es el titulo del libro en espanol
  15. Arturo Dice:
    Julio 4, 2008 en 2:29 amHazlo bien, pero no me digas con quién.. (Refran de Cornudos)El ‘triunfo’ es una carta de la baraja.(Refrán de Jugador Empedernido)Muero de ‘éxito’ si me ‘excito’.(Refrán de un Obseso Sexual)La ’siembra’ es libre, la ‘cosecha’ obligatoria, y la ‘recaudación’ de Hacienda. (Refrán de un Agricultor en Deficit)
  16. tadeo meyer Dice:
    Agosto 4, 2008 en 3:21 amLa muerte esta tan segura de su victoria, que nos da toda una vida de ventaja,el que vive por debajo de sus posibilidades es enteramente desdichado,el poder de un hombre esta en el rodillo de un arma (mao tse tung)
  17. natanal Dice:
    Agosto 6, 2008 en 7:54 am jajaj hola de verdad estan muy cholos sos adegios
    me gustaon mucho sno muy bueos
  18. grciela esthefani Dice:
    Agosto 8, 2008 en 2:23 am bueno, me gustaron muchos los refranes pues toda my vida esta hecha de refranes . como uno k yo siempre uso en my vida diaria todo los guapos estan en el cementerio y yo por pendeja estoy viviendo y otro k dise vive tu viva minuto a minito pues en estos tiempo todo lo cobran
  19. Wendy Dice:
    Agosto 17, 2008 en 9:51 ammuy simpatico. me gustaron mucho los dichos. aqui les va otra lo traduci del ingles entoncs quizas sea un poco mal dicho pero alli les va:es mejor dejar pensar que eres imbecil,
    que abrir la boca y y quitar toda duda.
  20. pss todo chevere ahi algunos que se pasan de ridiculos pero bueeeeh Dice:
    Septiembre 1, 2008 en 5:48 am psss tengo uno…Amar sin ser amado es como limpiarse el culo sin haber cagado…
  21. frey Dice:
    Septiembre 23, 2008 en 4:13 am estan chidos pero deberian meter otros mas chingones!!!
  22. PILAR Dice:
    Octubre 2, 2008 en 3:16 pm no ps esto esta muy chido….sigan asi…
  23. PILAR Dice:
    Octubre 2, 2008 en 3:27 pm nunca hagas con el amor lo que un niño hace con su globo que por jugar lo pierde y por pederlo llora jejeje
  24. LUIS PAZ Dice:
    Octubre 3, 2008 en 4:20 amDISFRUTA MIENTRAS VIVAS PORQUE DURARAS MUCHO TIEMPO MUERTO!!!ESTA OBSECIÓN POR EL SUICIDIO ME ESTÁ MATANDO…
  25. estefany villarreal Dice:
    Octubre 10, 2008 en 10:25 pm jajajajaja, aparte de que me rio x las frases de la pagina estoy que nuero de la risa x los comentarios!!!!!!!
    Son muy bueno!!
  26. bsiviglia Dice:
    Octubre 12, 2008 en 10:12 am “La única cosa de la que debemos tener miedo es del miedo”
    (Franklin Delano Roosevelt)
  27. luky Dice:
    Octubre 14, 2008 en 3:05 am el estudiar es desconfiar de la sabiduria del compañero de al lado
  28. alex borja Dice:
    Octubre 21, 2008 en 5:21 pmcomo dijo mi padre :yo solo se …que eres un poendejo…….!!!!
  29. alex borja Dice:
    Octubre 21, 2008 en 5:22 pm como dijo mi padre:
    el que no trabaje……. que no coma!!!! ah era un sabio!!!! dios lo tenga a su lado
  30. sabrina Dice:
    Octubre 29, 2008 en 1:29 am estan muy buenos todos…nunca habia entrado en la pagina…
    aca les doy uno:tengo mas hambre que piojo en peluca…
  31. sabrina Dice:
    Octubre 29, 2008 en 1:33 amles mando otro,ojo por ojo, ojo al cuadrado….
  32. Jose Dice:
    Octubre 30, 2008 en 9:00 pmSi no andas por los caminos de la amistad, irremediablemente será cubierto por las malezas del olvido.todos estan buenisisimos.. el mejor a mi gusto… “el secreto de andar sobre las pierdras.. ..”..
  33. “”-repito” Dice:
    Noviembre 4, 2008 en 2:16 pmjajaja k wapo el problema es k nos identificamos con alguno…Cuando tengas una enamorada no la andes presentando xk tú mejor amigo te la puede estar quitando.pa variar.
  34. JOAN Dice:
    Noviembre 27, 2008 en 12:41 am NADIE NACE SABIENDO SÓLO SE NACE APRENDIENDO…
    SABIAS PALABRAS, ME GUSTO MUCHO LA PAG. BIEN CHIKEN.
    CUANDO UNO NACE CREA UNA HISTORIA Y CUANDO UNO MUERE ESA HISTORIA VIVE…
  35. —- Dice:
    Diciembre 11, 2008 en 3:59 pm eeeeeeh!
  36. Merci Dice:
    Diciembre 16, 2008 en 6:53 am Cuentan de un fraile que un día
    tan gordo y robusto estaba
    que apenas se meneaba
    de la silla en que comía.
    ¿Habrá otro, entre si decía,
    que esté más gordo que yo?
    Cuando el rostro volvió
    halló la respuesta viendo
    a otro padre reverendo
    que hizo ¡Plaf! y reventó.
  37. Carla Montero Dice:
    Enero 19, 2009 en 9:53 am Ahhh me encantaron, muy ingeniosos todos ellos y pues
    le compartiré lo que dice mi padre:
    Quieres ser bien servido?…sírvete tu mismo
    Sabio el viejo.
  38. ernestolito Dice:
    Febrero 27, 2009 en 4:25 am Mira ya hemos hablado mucho de mí, vamos hablar de ti. ¿Qué crees tú de mi?
  39. potro Dice:
    Marzo 12, 2009 en 12:20 am Si el mundo te da la espalda…. agarrale el poto.
  40. Carlo Mena Dice:
    Marzo 25, 2009 en 5:58 pm Pobre del gato que tiene siete vidas y yo con una que no la se vivir
  41. anghie Dice:
    Abril 3, 2009 en 5:23 pm vamos a ver como va.. poco los utilizo..
    y no me se ninguna…(al menos asi de buenos como los de los demas…)
    nos diferenciamos de los animales por que podemos sonreir!!! asi que sonrie no seas animal…
  42. diego Dice:
    Abril 13, 2009 en 8:51 pm si el rio suena… se undio una orquesta
  43. gela Dice:
    Abril 15, 2009 en 2:23 am ME ENCANTARON, ME REI MUCHO, Y ME HIZO RECORDAR, LOS TIEMPOS DE LLUVIA EN EL CAMPO, CUANDO NOS CONTABAN HISTORIAS Y REFRANES.
  44. Wolf Dice:
    Abril 18, 2009 en 4:12 amLo malo de trabajar es tener que hacerloSi de repentes sientes que estas solo, en un lugar que no conoces y nadando en una piscina… levántate que te orinastes dormidoTengo que ir al oftalmólogo porque cada vez que cierro lo ojos no veoestudiar es desconfiar de las capacidades del compañero

    La universidad es una jungla que solo se pasa a puro machete.

  45. jaj karelaaa Dice:
    Abril 28, 2009 en 2:29 am jaj tan re buenos!!! le paso otro, ojo x ojo… el mundo acabara ciego!!!
  46. jaj karelaaa Dice:
    Abril 28, 2009 en 2:33 am todo esta claro bajo el sol…pero el sol ya esta eclipsado x la parte oscura de la luna!!!
  47. MARCELO Y MARCELA Dice:
    Junio 6, 2009 en 4:19 am re wenos……….este podria pertenecer al cuadro de honor, haber si les gusta. “Si las sillas se paran en 4 extremidades, ¡¡¡¡y aveces caen!!!!!, por que? hemos de culpar a la mujer, que solo se para en dos?. saludos
  48. MARCELA Y MARCELO Dice:
    Junio 8, 2009 en 2:13 am ESTAN RE BUENOS JAJAJAJAJA……AHI VA OTRO “MAS VALE PAJARO EN MANO QUE EMBARAZO NO DESEADO”
  49. felicito Dice:
    Junio 16, 2009 en 9:48 pm jiji…ojo por ojo sesenta y juatro.
  50. jonatan Dice:
    Junio 27, 2009 en 3:59 ambuenos de pana pero tengo varios que tanbien son de lo mejor1)Pregunta lo que ignoras y pasarás por tonto cinco minutos; no lo preguntes, y serás tonto la vida entera.”2)Cuando hables, procura que tus palabras sean mejores que tú silencio3)”No siempre tienes que decir lo que sabes,
    pero siempre tienes que saber lo que dices

    4)Tal vez no puedas cambiar al Mundo, pero no dejes que el Mundo te cambie a Ti.”

    5)No importa si ganas o pierdes, hasta que pierdes

  51. jonatan Dice:
    Junio 27, 2009 en 4:01 am espero que les gusten XD
  52. Yendry Dice:
    Septiembre 10, 2009 en 10:55 pm Estan chevere, les dejo uno para que lo agregen:
    “No volveré a dormir para tener que despertar”
  53. kerberos Dice:
    Septiembre 18, 2009 en 9:57 pm Estan picudisimossss jajajajaj “tengo ganas de ver a mi unico gran amor. ¿donde hay un espejo?” jajajajajajaj da perfecto con mi personalidad!!!
  54. TZ Dice:
    Septiembre 25, 2009 en 3:54 am bueno es la primera vez que escribo pero aqui les va uno: el orgullo viene antes que la caida
  55. florencia! Dice:
    Septiembre 27, 2009 en 9:24 pm muy buenos! m hicieron reir mucho.. y me vinieron barbaros para un trabajo de la esc..
  56. noli Dice:
    Noviembre 10, 2009 en 3:24 am al que madruga dios lo ayuda..,¡y al que no madruga quien lo ayuda!
  57. yo Dice:
    Noviembre 17, 2009 en 2:41 am me gusta q hablen de mi, aunq sea bien
  58. Cesar Dice:
    Diciembre 22, 2009 en 10:40 pm aqui tengo uno
    Que curiosos son los humanos, nacer no piden, vivir no saben, morir no quieren
  59. Yo Digo tu Dice:
    Diciembre 30, 2009 en 4:11 am Buenisimo las frases.
    Ya decia mi padre. Aquel que tiene una buena memoria es aquel que…eeeeee bueno ya me olvide.
  60. Yo Digo tu Dice:
    Diciembre 30, 2009 en 4:34 amEra tan fea, tan fea que cuando mando su foto por Email, la detecto el antivus.Ai dos cosas que mas odio en este mundo, el odio y la ignorancia sea esto lo que quiera significar.
  61. javi Dice:
    Enero 15, 2010 en 5:46 amjejeje aki van tres:1. mientras mas alto te eleves mas fuerte sera tu caida2. hasta el arbol mas fuerte lo puede tumbar la brisa3. hasta el arbol mas alto el fuego lo hace seniza
  62. JUAN JOSE RODRIGUEZ MENDEZ Dice:
    Enero 29, 2010 en 12:57 am ME GUSTO DISFRUTAR DE ESA SABIDURIA POPULAR,FELICIDADES.
  63. shole Dice:
    Febrero 11, 2010 en 4:38 pm n siempre confies en los amgos n tdos son sinceros ,
    sbre todo cuando stan contigo por dinero y cuando lo tienes ia te kdas solo datecuenta bn a kienes llamas AMIGOS por k n tdos lo son ?????
  64. carlos Dice:
    Febrero 19, 2010 en 3:29 pm muy buenosssssssss
  65. alex Dice:
    Marzo 5, 2010 en 4:17 pmmuy buenos todos!!!!!Perro que come huevos……. hasta el alma de colesterol
  66. giovanni Dice:
    Marzo 12, 2010 en 9:51 am mas vale pajaro en la mano k mearce los pantalones
  67. La kikys Dice:
    Marzo 16, 2010 en 10:03 pm JAJAJAJAJA DE VERDAD MUY BUENOS AL IGUAL QUE LOS COMETARIOS ESTOY MUERTA DE LA RISAA
  68. Nani_onis Dice:
    Marzo 18, 2010 en 5:55 pmRespecto al que opina que “Tras echar un vistazo al mundo me cuesta mucho entender que Dios sea a la vez infinitamente sabio, infinitamente poderoso y que nos ame infinitamente.”Diría también que Tras leer acerca de tu ignorancia respecto a lo que a Dios concierne y ya sin ironías, creo que es mucho más que Sabio, más que Poderoso y más que Amoroso, solamente con que cuente con la Paciencia para escucharte y saber como piensas acerca de Él, cuando te dio lo que más aprecias, TU VIDA y no mereciéndola aun te sigue amando y pagó en una cruz por la maldad de esta humanidad a la que tu defiendes con tanta fuerza y ha sido la principal causante de que este mundo se pierda cada día más.Es fácil echarle la culpa a Él. Ojalá y el toque tu corazón y puedas retractar ese criterio tan errado.
    Que Dios mismo te bendiga!
  69. Mark Twain Dice:
    Marzo 18, 2010 en 10:52 pm A Nani_onis:La frase “Tras echar un vistazo al mundo me cuesta mucho entender que Dios sea a la vez infinitamente sabio, infinitamente poderoso y que nos ame infinitamente”, la dijo Albert EinsteinSaludos
  70. Mark Twain Dice:
    Marzo 19, 2010 en 1:55 am Aporto el siguiente razonamiento del filósofo griego Epicuro:“Frente al mal que hay en el mundo existen dos respuestas: o Dios no puede evitarlo, o no quiere evitarlo. Si no puede, entonces no es omnipotente. Y si no quiere, entonces es un malvado”

Más comentarios
exopus.jpg


Me Voy del Colegio Mayor Peñafiel y del Opus Dei

mayo 18, 2007

JF.

Actualmente vivo en el Colegio Mayor Peñafiel de Valladolid, no soy del Opus Dei. Fui uno de los primeros estudiantes en ir a vivir allí después de que tuvieran que cerrarlo (2005) como centro de formación de ‘numerarios’.

He leído el artículo La verdad del Colegio Mayor Peñafielen OPUSLIBROS.ORG y quiero decir públicamente que me voy a buscar otro sitio para vivir en Valladolid el curso que viene. Yo había conocido el Opus Dei hace ya tiempo a través de un amigo de mis padres aunque nunca he mantenido contacto estrecho con esta institución hasta que entré en el Colegio Mayor Peñafiel. Precisamente fue mi padre quien hace unos meses me recomendó leer esa web y tener ‘mucho cuidado’.

La primera impresión que uno tiene cuando entra en este sitio es la de haberse metido en un convento inhóspito y frío, pero como la comida es buena y los baños están limpios, todo parece ir bien. Buena sala de estudio, buena piscina, buena cancha de fútbol. Buen ‘ambiente’. El equipamiento material está muy bien, pero el ‘equipamiento humano’ es trágico.

Yo me considero una persona normal y creo que tengo un poco de sentido común, y, tras dos años en este lugar, he llegado a la certeza de que la gente del Opus Dei está loca de remate o enferma, y que son peligrosos, raros, cerrados, retraídos, acomplejados, tristes. Que no piensan, que no son personas, sino autómatas, parecen zombis, clones, robots, marionetas, loros que repiten las mismas cosas y hablan de la misma manera, se mueven igual y visten del mismo modo. No se como explicarlo, son como unas flores de plástico que agradan al principio y luego decepcionan porque son fachada hueca, apariencia, artificio. No tienen nada ‘suyo’, pero no me refiero a que no dispongan de sus cosas y de su tiempo, sino que no tienen personalidad ni carácter, ni sienten, ni padecen, es como si les faltase la chispa de la vida.

Y, con bastante poco sándalo, entusiasmo y gracia, pretenden convencerte de que seas uno de ellos, de lo bonito que es ser como son ellos, de la alegría y el optimismo de su ‘entrega’. Yo no quiero ser como vosotros, no quiero que me roben el alma para meterla en un archivo. No quiero ser una triste caricatura de mi mismo, no quiero ser un robot insensible que repite retahílas aprendidas de memoria pero no sentidas ni vividas, no quiero que me enseñen a ‘desaprender’ de querer a los demás, aunque tengan defectos y discurran de un modo diferente a mi.

Pero, ¿cómo van a ser estos ‘numerarios’ si los han estado moldeando, lavando el cerebro, adoctrinando y programando desde niños? Si a uno le hacen ‘numerario’ con 14 años y sólo conoce el inquieto y suspicaz mundo del Opus Dei acaba siendo así: de hielo y con algún tornillo de menos.

Leyendo EXOPUS y OPUSLIBROS.ORG he constatado mis sospechas sobre lo desalmado que es el Opus Dei, aunque nunca me imaginé que esta institución llegara tan lejos en su fanatismo y fuese tan calculadora con todo, para una persona que no ha estado dentro del Opus Dei es poco menos que increíble imaginar semejante ‘trastienda’ y tanta hipocresía. El escrito La verdad del Colegio Mayor Peñafielme ha tocado muy de cerca, porque conozco a muchas de las personas que se citan en el. Veo que estas personas, en realidad, sufren mucho y no me extraña. Ahora puedo explicarme cosas que no lograba entender. Muestra al Colegio Mayor Peñafiel, y a todo el Opus Dei que está detrás, como una gran mentira que hace daño a las personas y que las utiliza, porque no importa la persona, el individuo debe ser ‘digerido’ por un organismo voraz: LA OBRA. Yo, hasta donde he visto, doy fe de que las cosas funcionan así, aunque sea difícil de creer que se sostenga, no por mucho más tiempo, una cadena tan larga y elaborada de mentiras. ¿Voy a seguir ni un mes más en un antro como este? ¡NO!, PREFIERO TENER QUE DORMIR EN LA CALLE.

No hay claridad, todo son susurros y consultas, y broncas destempladas por tonterías, segundas intenciones y laberintos. No hay amistad, sin amigos una persona está como muerta. ¿Por qué los del Opus Dei no pueden tener amigos de verdad?, ¿es que a LA OBRA le interesa tener ‘cadáveres’ que se pudran en sus casas y centros? Yo quiero tratar con personas de carne y hueso, como soy yo, y por eso me entiendo con ellas. No quiero a un mal actor que se pase el día fingiendo, con una sonrisa falsa grapada a la cara, con ademanes prepotentes, con reacciones desproporcionadas y desequilibradas, que igual te echa una bronca por llevar una camiseta cuando hay una temperatura de 30 grados en Valladolid y, a la semana siguiente, se pone a chillar y a hacer pucheros en la sala de estudio porque alguien le ha descolocado los apuntes.

No quiero, aun indirectamente, prestar mi apoyo a una institución que es perversa, por eso me iré, con mucho gusto, del Colegio Mayor Peñafiel y para mi el Opus Dei será una experiencia felizmente pasada, que me haga tener presente lo malo que es ocuparse fanáticamente en un objetivo pasando por encima y aplastando a las personas. No quiero vuestras charlas ni vuestras lecciones porque me habéis demostrado que conducen a la despersonalización y a un estado de letargo y apatía anímica que espero no volver a ver nunca. No quiero que me adoctrinéis con teorías extrañas que no son para seres humanos sino para individuos grises e infelices que se pasean entre sus contemporáneos despreciando todo lo que no es lo suyo y criticando todo lo que no se ajuste a sus prejuicios programados en laboratorio. No quiero convertirme en algo que da pena, en una piltrafa, en una ruina.

¿Qué puede tener el Opus Dei que haga tanto daño a los que se arriman a el?, sí que es verdad que todo esto suena a ‘secta dañina’. Yo soy católico y no veo nada católico en el comportamiento del Opus Dei que conozco a través de Colegio Mayor Peñafiel. Me revienta tanta mentira y tanta tontería para mantener un mundo, el de LA OBRA, que desaparece.

Me voy de vuestra ‘obra corporativa’ de captación y no me iré solo, porque los que allí vivimos vemos las mismas cosas (las ve cualquiera) y, en esto, tenemos muy claro lo que pensamos. Seguid con vuestra enferma visión del mundo, con vuestra negativa concepción de la vida y vuestra anulación de la persona hasta que no podáis más y me encontréis para ayudaros en lo que pueda.

GRACIAS ‘ALDEBARÁN’

Un sincero abrazo.

JF.

exopus.jpg