Una Profecía

enero 25, 2007

 

Publicado el día 5 de enero de 2007 en OpusNo.

Alien.

Hay instituciones tan dignas que sólo pueden ser heridas a base de mentiras, calumnias y difamaciones.

Mas conozco una a la que basta con sacar a la luz las verdades sobre sus mentiras, que hipócrita y celosamente oculta, para que ella sola se hunda.

Ya lo avisó el Maestro cuando nos dijo que quien oye sus palabras y no las materializa es como un hombre insensato que edifica su casa sobre la arena, por lo que el edificio se viene abajo ante el primer vendaval o torrentera (Cfr. Mt 7, 26-27).

Sí tus prácticas son egoístas, inhumanas y anticristianas, ¿cómo es posible que sueñes con mantenerte mucho tiempo sobre la Roca de Cristo?

Quizás yo no lo vea, mas sin ser profeta ni hijo de profeta puedo vaticinar que tu hundimiento será estrepitoso.

Y eso lo sé porque tus obras no son de Dios y todo sarmiento que no está unido a Él se seca (Cfr. Jn. 15,1).

¡Qué el Altísimo tenga piedad de los hijos que tú le has secuestrado!

Alien

 

exopus.jpg


Consejos A Los Que Piensan Dejar El Opus Dei

enero 18, 2007

Ivan de ExOpus

Entras en la Obra muy joven, ilusionado, creyendo que los de allí sólo buscan tu felicidad, con la esperanza de que te ayudarán a ser santo… Pero las incongruencias entre lo teórico y la praxis del Opus Dei te van acorralando hacia un muro de soledad, de insatisfacción, de falsa espiritualidad, de incomunicación, de frialdad afectiva, de enfermedad física, psicosomática o mental…, que poco a poco te van cortando los lazos amorosos hacia la Institución, hasta que literalmente se cumple la poesía:

Me encontré frente a un muro

y en el muro un letrero:

“Aquí empieza a tu futuro.”

(Apuntes Del Insomnio. Octavio Paz.)

Y ese muro te impide seguir tu andadura en la Obra y lo derribas y descubres que el mundo de fuera es maravilloso a pesar de que en el tiempo en que estuviste en el Opus Dei has sido preparado por él para que sufras sí le abandonas. Ya que la Obra te hace inmaduro, sin experiencia para relacionarte con una pareja, con una autoestima por los suelos, sin recursos económicos, con la vitalidad muy mermada, sin amigos…, para que tras tu marcha se cumpla en ti su profecía de que quienes le dejan serán unos desgraciados. Pero sí tienes paciencia, sí no te unes con la primera persona a la que el corazón te arrastra (sin antes haberlo meditado muy bien); sí te desprogramas mentalmente de todas las falacias que te imbuyeron en el Opus Dei…, puedes ser muy feliz, ya que quien mejor valora un cielo es el que antes estuvo en un infierno.

Te acabo de contar mi experiencia. Sí estás pensando dejar la Obra no puedo garantizarte nada. Sólo añado que para mí no hubo otra posibilidad. Ya no podía seguir dentro del Opus Dei en cuanto descubrí que los métodos que emplea coinciden con los de las sectas destructivas.

Pero tu caso puede ser distinto, por eso mis consejos son tan sólo eso: consejos. La responsabilidad de haber entrado y de permanecer en el Opus Dei —quizás durante años— les corresponde sobre todo a los directores que han sido quienes te metieron y te han mantenido dentro. Nosotros podemos darte luces nuevas pero la decisión y responsabilidad de marcharte de la Obra es exclusivamente tuya (y puede que incluso sea algo heroico).

Sea cual sea tu decisión, te deseo lo mejor en la vida.

Iván de ExOpus.

exopus.jpg