Artículos De Prensa Sobre El Opus Dei

mayo 1, 2007

Recogidos en OpusPress

Última actualización: 30 de abril de 2007

  1. El vicario del Opus en Sevilla declarará en el juicio de la hacienda Valparaíso. Margot Molina. El País – Sevilla – (17-04-2007).
  2. Una voluntad quebrada. Margot Molina El País – Sevilla – (14-03-2007).
  3. Su lado más oscuro es el proselitismo con los niños. Marcos Moraga Lovera. La Nación (28-2-2007).
  4. Opus Dei o La Llamada Al Cinismo. Bolturina (28-3-2007).
  5. El Opus Dei cuenta su historia con una película que será “anti Código Da Vinci”. Clarin.Com
  6. El Opus Dei sancionado a pagar 60.000 euros por enviar publicidad sin consentimiento del destinatario.
  7. Los dilemas de la Iglesia Católica tras la muerte de Juan Pablo II. Olmedo Beluche.
  8. Los arquitectos rinden un cálido homenaje a Miguel Fisac Rafael Fraguas.
  9. Simancas critica el apoyo de la Comunidad a los colegios religiosos S. H.
  10. En el papel de Escrivá Laura Luchini
  11. Psiquiatras Para Perseverar. Minerva.
  12. ¿El ‘Buen’ Pastor? Nacho Fernández.
  13. La Decadencia Del Opus Dei Bolturina.
  14. ¿Filtros para callar a ex-miembros del Opus Dei?
  15. La Trampa De La Vocación. Editorial de Opus Libros.
  16. El Opus Dei Según La Iglesia. Iván.
  17. Los Shivy Shivy y el Opus Dei. Vicho.
  18. La Fiesta De ‘Monse’. Incitatus.
  19. Acerca del Opus Dei Vicente Torres.
  20. ¿Es justo manipular a un adolescente? Religiondigital, Consultorio Religioso del Padre Pascual Cabrera.
  21. Muere Juan Vilá Reyes, el empresario del Caso Matesa. Libertad Digital (Europa Press) 19/1/2007
  22. Vídeo de ABC News sobre el Opus Dei y el Código da Vinci02/2006
  23. Destruida emocionalmenteTime- Abril 2006
  24. Una mirada al interior del Opus Dei CNN- abril 2006
  25. Opus Dei: poderes y castigosDiario PERFIL- 05/03/2006
  26. El Opus destapa sus secretos El País- 06/03/2006
  27. El Opus Dei desde dentroJohn Allen – El País, 30/04/2006
  28. Educación, clave para adoctrinar a fieles de la Obra7/05/2006 El Universo, Ecuador
  29. Los rigores del Opus Dei7/05/2006 El Universo, Ecuador
  30. ‘El código Da Vinci’, un nuevo huracán que sacudirá a la Iglesia y al Opus Dei Chile- 7/05/2006
  31. Entrevista radiofónica a Soledad y Agustina6/05/2006
  32. El Opus Dei se vale del códigoCapital Financiero, Costa Rica. 7/05/06
  33. El Opus Dei, hoy. Revista Tiempo, España. 08/05/06. Luis Algorri / Pilar Parra.
  34. Falleció Miguel FisacEl Pais- 12/05/2006
  35. El código da Vinci y el Opus DeiAlberto Moncada- 18/05/2006
  36. Con pronóstico de conservadurismo El País del jueves- 18/05/2006
  37. A mi me gustó ‘El Código Da Vinci’ EDGAR MAINHARD- 19/05/2006
  38. Entrevista radiofónica a Agustina López de los Mozos en Radio Euskadi Junio 2006
  39. Los arquitectos rinden a Miguel Fisac un cálido homenaje -El País- 13/06/2006
  40. Los Congresos Iglesia-Estado. Por Alberto Moncada, Julio2006, El Siglo
  41. La politización de la familia -Alberto Moncada- Julio 2006, El País
  42. FIN AL ESPECTÁCULO DEL OPUS DEI EN EL VATICANO -Jaime Escobar M. Director de Iglesia en Crónica Digital, Santiago de Chile, 12/07/2006
  43. Benedicto XVI escoge a un jesuita para sustituir a Navarro-Valls como portavoz. El País, 12/07/2006
  44. Un nuevo escándalo conmueve a Italia -Clarin, La Repubblica-, 21 de julio de 2006
  45. Descifrando el Opus Dei -BBC Mundo- Publicado el 9/09/2005
  46. Revelan que hubo un acuerdo secreto para elegir al actual Papa -Clarín, 18/09/2005
  47. Opus Dei, La Obra de Dios, la parte del diablo – Guillaume Barou y Xavier Monnier. Magazine Mythes & Secrets. Febrero 2005. Colocado en la web el 28/10/2005
  48. Pedido de inhibición a juez en pleito de casa Opus Dei – El Nuevo Día –Puerto Rico- 21 de noviembre de 2006 Por Andrea Martínez
  49. Opus Gay derrota al Opus Dei – Colocado el 3.1.2005
  50. El poder del Opus Dei en la sucesión del Papa -Religión Digital- 13.1.2005
  51. Una sutil seducción del Vaticano – Damian Thompson, en ‘Catholic Herald’. 25/11/2005
  52. Casi un millón de euros para el Opus Dei y los Legionarios de Cristo. Elplural.com 28/11/2005
  53. Con censura eclesiástica -José María Guelbenzu, El País 26/12/2005
  54. Adiós rogando -Ximena Sinay TXT -16-abril 2004
  55. La violencia en la Iglesia -Camilo Maccise, teólogo Carmelita 22-4-04
  56. Las Lomas no cree en el Opus Dei -Proceso.mx 25-4-04
  57. El brazo largo del Opus Dei -Cimacnoticias.com 7-5-04
  58. La pasión de Mel Gibson -Eduardo de la Serna 19-5-2004
  59. Posible maniobra del Opus Dei para acceder a la sede episcopal de Barcelona
  60. La cuarta planta (de la Clínica de Navarra) A. Moncada 8-6-04
  61. Un silencio conveniente -Jaime Bayly -2-8-2004
  62. Perplejidades sobre el Opus Dei. La Jornada Semanal, México, domingo 29 de agosto de 2004. Augusto Isla.
  63. Niños en el Opus Dei -Alberto Moncada 6-9-2004
  64. Sentencia que confirma una sanción a una psicóloga del Opus Dei -21/9/2004
  65. Camino, que no se hace al andar – Concilium- Colocado el 15-10-04
  66. El camino que no seguí -Jaime Bayly 15-10-2004
  67. Esperanza realista -José Luis Vigil, Teólogo- El País, 2-XI.2004
  68. San Josemaría pierde una votación -La Vanguardia-, 26.11.04
  69. Dimite el consejo de redacción de una revista diocesana porque el obispo censuró un artículo crítico con la canonización de Escrivá Agencia EFE, enero 2003
  70. Opus y su santo, El Eduardo Blandón 10-2-2003 Guatemala
  71. Entresijos del Opus Dei Luis Otero Marzo 2003 en Muy Interesante
  72. Parcela pública para colegio del Opus Dei El País 10-4-2003
  73. Vuelve el Papa Francisco Umbral, El Mundo 29-4-2003
  74. Poder de Rouco en la ‘corte’ de Roma, El El País 2-5-2003
  75. Opus Dei logró un ministro de Justicia, El. Argentina 20-5-2003
  76. Pedroche, el Opus Dei y el despido por embarazo. El Mundo, Servimedia y El País. 7-6-2003
  77. Obispo de Solsona desautoriza a un cura por criticar la ‘acelerada’ canonización de Escrivá El Mundo 13-6-2003
  78. Escuela hostelera Dosnon y el Opus Dei 2-7-2003
  79. Monse por Incitatus. El Confidencial, 5-10-2003
  80. Devuelven la libertad de expresión al jesuita que criticó al Opus 16-10-03
  81. Resumen de prensa sobre el Opus Dei -varios- 2002
  82. JOSEMARIA – Joan Estruch 9-1-2002
  83. Una Canonización inoportuna por Juan José Tamayo-Acosta 9-01-2002
  84. Larga pugna por una mayor autonomía -Reyes Mate, El País, 10-01-2002
  85. Vida en el Opus y después del Opus, La El País 13-enero-2002
  86. Opus se crece, El Inmaculada Sánchez, El Siglo 14-1-2002
  87. Opusmadrid – Luis Carandel 21-1-2002
  88. Libertad de expresión prohibida para hablar del Opus Dei 2-2-2002 y en francés
  89. Canonizando a Mons. Escrivá, ¿qué es lo que se canoniza? por María Angustias Moreno marzo-2002
  90. Generalidades sobre el Opus Dei 17-3-2002 Venezuela
  91. Escrivá de Balaguer: Un Santo polémico. Evelyn Seguel A. PrimeraLínea, Viernes 29 de Marzo de 2002.
  92. Lavin y los negocios del Opus Dei El Siglo -Chile- 23-4-2003
  93. Conflictos del fundador del Opus Dei con los Papas Juan XXIII y Pablo VI por Juan G. Bedoya 17-06-2002
  94. Un túnel enloquecedor Gabriela Rodríguez, La Jornada, 10-6-2002
  95. Sobre cierta canonización por JUAN LEÓN HERRERO (Párroco de la Sagrada Familia. Valencia) 18 junio 2002
  96. Limpia estirpe por Joaquín Estefanía, El País 20-7-2002
  97. Abogado del diablo, por BBC Mundo 26-07-2002
  98. Opus Dei y los pobres, El por José Lledó, agosto 2002
  99. Las irregularidades en la canonización de Escrivá de Balaguer. El santo express del Opus. Primera Línea. Jueves 29 de Agosto de 2002
  100. Polémica canonización para la historia de la Iglesia -octubre 2002- Perú
  101. Viajes de placer espiritual Tere González Imaz, octubre 2002
  102. San Josemaría del Opus Dei – octubre 2002
  103. Primer santo franquista, El por Emilio J. Corbière 2-10-2002
  104. Devoción en las catacumbas -El Mundo- 3/10/2002
  105. Conversión del opus: de sociedad secreta a moda por Rubén Amón, Diario El Mundo, 4-10-2002
  106. ¡Por fin santos! Juan G. Bedoya- El País, 5 de octubre de 2002
  107. Altar del Opus, El David Iwasaki 6-10-2002
  108. Lo que hay tras el umbral Diario de Noticias – 6-10-2002
  109. Entronización del fanatismo (PDF)-Cristóbal Guzman – 6-10-2002
  110. Escrivá de Balaguer era un megalómano Reforma 6-10-2002
  111. Irresistible ascensión de Escrivá de Balaguer por Juan José Tamayo-Acosta 7-10-2002
  112. Claustrofobia, mantillas y olor a colonia entre 284 columnas de piedra El Mundo 7-10-2002
  113. Canonización del Padre Jordi Porta Ribalta La Vanguardia, 8-10-2002
  114. Escrivá de Balaguer: “Piensa como Cristo y vive como Dios” 9-10-2002
  115. Un santo controvertido Jeff Israely 10-10-2002
  116. Religión, Escrivá y Opus Dei Gran Valparaiso 11-10-2002
  117. San Escrivá por Fernando Villegas 11-10-2002
  118. Desvaríos de la fe: Escrivá de Balaguer, nuevo santo de la Iglesia Católica
  119. Con San Josemaría se posiciona el Opus Dei 23-10-2002
  120. El Opus sube definitivamente a los altares -Luis Matías López / Santiago Pérez Díaz, El País, Domingo – 06-10-2002.
  121. Opus Dei, ¿obra de Dios o del demonio? El Observador. Noviembre 2002
  122. Santo en un santiamén por Alejandro Gaviria noviembre 2002
  123. Testimonio de una familia francesa sobre el Opus Dei 2-IX-2002
  124. Red del Opus en América Latina, La Gerardo Reyes 11-XI-2002
  125. Sello para santo franquista Rafael Lara 27-11-2002
  126. Opus Dei pagó el sello con la imagen de Escrivá, El 28-XI-2002
  127. Opus Dei llega a la ONU, El ARGENPRESS.INFO 6-12-2002
  128. Canonización de la “santa coacción” 7-12-2002
  129. Santidad, por fin por Maruja Torres 20-12-2002
  130. Simbiosis entre personas e instituciones Costa Rica 30-12-2002
  131. Entrevista al teólogo Juan José Tamayo diciembre 2002
  132. Carta de Escrivá a Franco -Razón Española 2001
  133. Yo formé parte del Opus Dei – 2001
  134. Discurso de Cipriani, El 24-1-2001 Agencia Perú
  135. Historia secreta del Opus Dei en el Perú Román de la Fuente 30-3-01
  136. Sentencia a favor de un profesor y en contra de un colegio del Opus Dei 31-3-2001 Sevilla
  137. Opus Dei en América Latina o el alimento fascista de las dictaduras, El Marcos Roitman, La Jornada, abril 2001
  138. Discutido milagro de Monseñor, El por Ildefonso Olmedo 7-10-2001
  139. Rompiendo el silencio sobre el Opus Dei Tamayo-Acosta 19-8-2001
  140. Milagro, Milagro! por Javier Ortíz 6-12-2001
  141. Opus Dei: la telaraña del poder Sanjuana Martínez 19-12-2001
  142. Canonizaciones Antonio Gala, El Mundo 26-12-2001
  143. Poder del Opus Dei, El Francois Normand, Le Monde Diplomatique, Número12, Septiembre 2001
  144. Líbido textual de “Camino” por Juan Goytisolo 26-02-2000
  145. Los secretos del Opus -Revista 3 Puntos- Argentina. Publicado el 6/04/2000.
  146. Libro crítico sobre el polémico arzobispo de Lima, miembro del Opus Dei, Monseñor Cripriani publicado en La República, Perú 7-7-00
  147. Un juez del Opus Dei no logró presidir una sala -El País, 27-7-2000
  148. Cipriani será el cardenal que el Opus Dei y Fujimori deseaban 13-9-2000
  149. La Evolucion Del Opus Dei En España. Ponencia al VI Congreso Español de Sociología, La Coruña, 1999 Alberto Moncada
  150. Opus Dei llega, monolítico, al Arzobispado de Lima, El enero 1999
  151. Algunos padres trasladarán la catequesis para que sus hijos no sean «manipulados» por Inés Gallastegui 25-01-1999
  152. Mediación del Vaticano en favor de Pinochet se gestó en la sede del Opus Dei en Roma, La por Ernesto Ekaizer 21-02-1999
  153. Los movimientos eclesiales y su colocación teológica -Cardenal Ratzinger- 28/5/98.
  154. Opus Dei: La secta del Vaticano – octubre 1998
  155. Santa desvergüenza, La por Manuel Atienza 18-11-1998
  156. El 90 % de los discapacitados son hijos de padres que no han mantenido la pureza antes del matrimonio -Giornale di Sicilia, 1997
  157. Eso no tiene nada que ver con Dios Francois Normand IX-1995
  158. La hora del tercer padre del Opus Dei. EL MUNDO. Jueves, 24 de marzo de 1994. Alberto Moncada
  159. Estadísticas exageradas. Álvaro Santaolalla. – Madrid. EL PAÍS – Opinión – 12-06-1994
  160. No se canoniza un camino diverso al de Jesús? Profesores de Teología de Cataluña 19-marzo 1992
  161. La curia de Pablo VI pidió garantías de que el Opus guardaba los secretos de la Santa Sede -14/04/1992.
  162. Escrivá no es un modelo de virtud, según un relator de su causa -Javier Pérez Pellón –El Mundo, marzo 1992.
  163. El tercer Padre -Alberto Moncada- El País 10-04-1992
  164. No hablaré mal de la Obra -Antonio Pérez-Tenessa- El País, 13-04-1992.
  165. El ex secretario general del Opus Dei acusa de “insidias” a la jerarquía– Joaquín Prieto 13-04-92
  166. Mentiras bajo la piadosa ‘caridad cristiana’ -Miguel Fisac- El País, 20.4.92
  167. Mártires – Ignacio Carrión 23-04-1992.
  168. Sabotaje en la ‘fábrica de santos’ – El País 28-04-1992
  169. Hoy no sería testigo de la causa de beatificación de Escrivá VIVIANNE SCHNITZER, -Viena EL PAÍS- 17-05-1992
  170. Contexto de una canonización – Olegario Glez. de Cardedal. Diario 16, 17-mayo-1992.
  171. Otra cara del beato Escrivá, La Luis Carandell marzo 1991
  172. Me doy de baja Alfonso Ussía 2-marzo-1991
  173. Beatificación de Escrivá de Balaguer por Juan Cózar 23-9-91
  174. La Generalitat abre expediente a un internado femenino del Opus Dei en Barcelona – El País 16-01-1990
  175. El Gobierno catalán observa irregularidades en un internado femenino del Opus Dei -El País, 7-6-1990.
  176. Denegación a una implantación del Opus Dei Obispo de Laussane 1989
  177. Cristianismo De Lujo -Sara Suárez Solís- Periódico “La Nueva España”, 14 de junio de 1988.
  178. “Al servicio del varón” -Agustina L. de los Mozos El País 19-6-1988
  179. Miembros del Opus Dei son tratados, a petición de sus familiares, con técnicas de desprogramación mental -El País 11-07-1988
  180. Un código secreto regula la vida interna del Opus Dei, según ‘L’Espresso’ El País 25-02-1986
  181. El Opus, interpelado -Editorial de El País 16-03-1986
  182. Ruiz-Mateos declara que no piensa rectificar lo que dijo sobre algunos miembros del Opus Dei -El País 28/05/1986.
  183. Varias conferencias episcopales se oponen a que el Opus cambie de estado jurídico -El País 16-03-1982
  184. Los obispos rechazan de nuevo el cambio de estatuto del Opus Dei -El País 25-06-1982
  185. Presiones del Opus Dei The Times 12-1-1981
  186. Un ex miembro inglés del Opus Dei intenta recuperar el dinero que cedió a la “obra” cuando estaba integrado en ella -El País 29-10-1981
  187. Opus Dei y el lucro por María del Carmen Tapia 17-11-1981
  188. El cardenal Hume critica los métodos de reclutamiento del Opus Dei – 04-12-1981.
  189. Documentos íntegros para el cambio de “status” eclesial para el Opus Dei -El País 11-11-1979
  190. ¿Escrivá a los altares? -Revista Historia, IX-1975
  191. El PP y el Opus Dei controlan la organización de la visita del Papa
  192. Rey gracias al Opus Dei
  193. El Opus Dei sancionado a pagar 60.000 euros por enviar publicidad sin consentimiento del destinatario
  194. El Opus Dei cuenta su historia con una película que será “anti Código Da Vinci”
  195. Un ministro de salud aplica la particular visión del Opus Dei en San Juan, Argentina, pese a ir contra la ley de salud
  196. Valencia (dónde sino) Primer templo católico dedicado al fundador del Opus Dei.
  197. Entonces que devuelva el iPod… Benedicto XVI dice que la tecnología hace mal
  198. Regnum Christi
  199. Miembros del Opus amarrarán todo el poder en Urbanismo si gana el PP – Jaén
  200. Lo que dios ha unido, que no lo separe el Opus
  201. Gobierno del PP de Melilla tilda de disparate que la Junta Islámica de España pida el voto para PSOE e IU
  202. Los manejos del monaguillo del PP
  203. Un Obispo del Opus Dei le niega a un Seminarista la ordenación por ser jorobado. [Perú]
  204. Una senadora italiana utiliza el cilicio con regularidad
  205. Nueva caricatura de Mahoma, esta vez en una publicación del Opus.
  206. La estrecha relación entre Kelme y el PP
  207. Cardenal católico avala la pena de muerte
  208. Dan Brown y Escrivá de Balaguer comparten agente comercial en Estados Unidos
  209. El cristianismo europeo se reúne en Barcelona para buscar una posición común ante el laicismo
  210. Amo a Laura – Asociación Nuevo Renacer
  211. Alejandro Agag quiere ser el próximo amo de la fórmula 1
  212. De Madrid a la Luna. El documental de los “felices 60? en Spain.
  213. Fallece a los 81 años Juan Vilá Reyes, el empresario del caso Matesa
  214. Carles Balagué regresa con un documental de la España de los 60 tras el éxito de ‘La casita blanca’
  215. Alckmin, el anestesista moderado
  216. El Vaticano excomulga al arzobispo Milingo y a los prelados que ordenó obispos
  217. El jesuita italiano Federico Lombardi sustituirá a Navarro Valls como portavoz del Vaticano
  218. Una viñeta sobre Mahoma en una revista católica italiana levanta una oleada de críticas
  219. Fallece el ex presidente del Banco Popular Luis Valls a los 79 años
  220. El Papa bendice la estatua de San Josemaría Escrivá, colocada en el exterior del Vaticano
  221. Fallece a los 86 años Rafael Termes, ex presidente de la Asociación Española de Banca
  222. UDC afirma que no votará un Estatut que no garantice la libertad de enseñanza
  223. CiU denuncia una “caza de brujas” en los Mossos d’Esquadra por parte del tripartito
  224. Ratzinger habría superado ampliamente los 77 votos necesarios para su elección
  225. Zapatero felicita a Ratzinger y desea mantener la histórica relación entre España y la Santa Sede
  226. El CGPJ aprueba por un voto el informe crítico con el anteproyecto de ley contra la violencia doméstica
  227. Unos 400 fieles protestan ante la catedral de Barcelona por la división de la diócesis
  228. El arzobispo Lluís Martínez Sistach sucede en Barcelona al cardenal Ricard Maria Carles
  229. ERC denuncia que la ayuda humanitaria a Iraq va a fundaciones vinculadas al PP o al Opus
  230. El Papa agradece el empeño de Aznar para que se reconozcan las raíces cristianas de Europa
  231. De porquero a rector, un largo camino
  232. “Una parte del clero se ha vuelto pétrea”
  233. Entre 150.000 y 450.000 españoles son adeptos a alguna secta
  234. El Papa nombra a 30 nuevos cardenales que asistirán al cónclave para su sucesión
  235. ETA fija nuevos objetivos y “frentes de guerra”
  236. El Opus Dei consigue el dominio ‘www.0pusdei.com’
  237. Becarios contra los contratos precarios
  238. Dimite el consejo de redacción de una revista diocesana porque el obispo censuró un artículo crítico con Escrivá de Balaguer
  239. El fundador del Opus Dei será canonizado el 6 de octubre
  240. Fallece el ex ministro franquista Alberto Ullastres, autor del plan de estabilización

exopus.jpg

Anuncios

Mi Realización Del Test Sobre Sectas

marzo 28, 2007

Iván

El Test sobre sectas situado en la Web a la que vinculábamos tenía problemas para ser realizado. Hace unos días Frank nos comunicó que lo había encontrado hecho programa auto-ejecutable, que basta descargar para cumplimentarlo sin ningún problema.

Mientras lo probaba se me ocurrió realizar el test haciéndoos participes de mis respuestas, así como sobre lo que se me iba ocurriendo mientras lo realizaba.

Ante todo comprender que una entidad puede ser considerada como secta dañina en la medida que emplea las técnicas de control mental (por sus obras los conoceréis), y que las sectas usan estos métodos de forma diversa según el nivel de compromiso de cada uno de los colectivos que la componen. No es igual el resultado de este test para los que pertenecen al cien por cien al grupo que para quienes tan sólo lo son porque colaboran económicamente o aportando su imagen para darle prestigio.

El resultado varía si se realiza con el tipo de vida de un/a numerario/a (máximo compromiso con el Opus Dei), de un/a agregado/a, supernumerario/a; y no digamos nada si se rellena con las vivencias de un/a cooperador/a o chico/a de san Rafael, quienes sólo perciben de la Obra lo bueno de ella.

Aún siendo consciente de que su máxima fiabilidad sería la de cumplimentarlo con las exigencias de un numerario, yo lo he rellenado bajo los aspectos vividos por mí como agregado.

A continuación os expongo las contestaciones que he puesto y una breve explicación de su porqué.

Por último adjunto una copia del dictamen que el programa ofrece.

—oOo—

1- ¿Te has cambiado el nombre después de entrar en el grupo?

Esto no ocurre nunca en el Opus Dei.

NO

2- ¿Sigues viviendo en el mismo domicilio que tenias antes de entrar en el grupo?

Los numerarios cambian de domicilio para irse a vivir a un centro de la Obra, pero los agregados SI continuamos con nuestra familia.

SI

3- ¿Tienes tu propio dinero y dispones de él sin tener que dar cuentas a nadie del grupo?

NO

4- ¿Se te permite comer carne y pescado?

Las sectas acaparan el control total de la persona y por tanto su alimentación: lo que pueden tomar o no, si pueden comer entre horas, etc. Bajo este aspecto el Opus Dei controla a los Numerarios y (menos) a los Agregados.

Algunas sectas además impiden a sus adeptos comer carne y pescado para que estén físicamente débiles y así manipularlos mejor.

Respondo al sentido estricto de la pregunta, contestando exclusivamente sobre la libertad que SI tuve para comer carne y pescado.

SI

5- ¿Duermes menos de seis horas diarias?

En la Obra se te pide dormir de 7 horas y media a 8, pero si existe esa indicación es porque hay una fuerte tendencia a que se incumpla. Dormí menos de lo marcado en mis 10 años con los jóvenes y en largos periodos posteriores.

Hacer media hora de oración, ir a la iglesia y asistir a misa antes de empezar el periodo laboral te obliga a levantarte como mínimo una hora y cuarto antes que quienes no son de la Obra. La presencia en los centros más la labor que te encomiendan hacen que vuelvas a cenar tarde (hablo de mí, que por ser agregado no vivía en un centro). Todo ello lleva a que te cueste mucho dormir lo establecido.

Por lo dicho, lo propio sería poner SI o dejarla en blanco, no obstante voy a contestar NO a esta pregunta, como si siempre se cumpliera el horario teórico que se indica.

NO

6- ¿Dispones de tiempo libre para tus aficiones?

Un numerario y agregado ocupa TODO su tiempo libre en las necesidades de la Obra anulando para ello cualquier gusto personal a no ser que tenga un componente proselitista, en cuyo caso puede realizarlo (por ejemplo no te dejan “perder” tres horas paseando por un bosque solo, pero si cuando lo haces acompañado por alguien a quien le vas a dar una charla apostólica).

NO

7- ¿Realizas rituales diarios?

Nada más levantarte besas el suelo diciendo Serviam!, luego ofreces el día con un ritual preestablecido, y desde ahí continúas con oraciones mentales, jaculatorias, actos de desagravio, misa, tres partes del rosario, las oraciones de las Preces de la Obra… Y si no lo cumples, a la siguiente dirección espiritual… ¡Bronca!

SI

8- ¿Crees que puede resultar positivo hablar con algún ex-miembro del grupo?

Según el Opus Dei quienes le dejan es exclusivamente por culpa de ellos (ya que lo miembros consideran a la Obra como perfecta), por lo que estás mentalizado en que no se puede sacar nada positivo al hablar con un ex.

NO

9- ¿Piensas que algunos de los males del mundo en que vivimos (hambre, paro, guerras) son consecuencia de tu actuación?

Dice el Fundador en Camino: “De que tú y yo nos portemos como Dios quiere —no lo olvides— dependen muchas cosas grandes” (755). En la Obra se te inculca de forma consciente, pero más todavía inconscientemente, que los problemas del mundo desaparecerían si todos fueran del Opus Dei o adláteres suyos. Yo sentía que mis defectos y omisiones traían como consecuencia una pérdida de bienes para los demás, esto es, males en el mundo.

SI

10- ¿La doctrina o teoría de tu grupo es capaz de explicar todo lo que es importante para el ser humano?

La doctrina que imparte el Opus Dei es capaz de explicar desde el número de hijos que hay que tener hasta como hay que vestir (por ejemplo, que las mujeres usen falda en vez de pantalones); la felicidad temporal, la eterna y como deben ser y actuar las personas e instituciones para lograrlo (sobre todo la Iglesia).

SI

11- ¿Tu forma de ser, o la que te predican que has de tener, es diferente a la del líder de tu grupo?

La única misión de la Obra es hacer que los suyos se identifiquen con el Fundador. Te dicen que para llegar a Dios has de pasar por su cabeza y por su corazón (por tanto la respuesta es que lo que te predican que has de ser NO es diferente a como es el líder).

NO

12- ¿Piensas que para ser feliz es preciso sufrir?

Se pueden alegar muchos ejemplos, pero sólo cito uno: cada 1 de enero el Fundador escribía como meta para el año que entraba “¡Ningún día sin cruz!”.

SI

13- ¿Crees que si abandonases el grupo tu vida seguiría normalmente?

Lo que te hacen creer —y que te llegas a creer a píes juntillas— es que tu existencia será un caos lleno de infelicidad si les dejas. Por tanto tu vida NO seguirá normalmente.

NO

14- ¿Utilizas en diversas ocasiones el ayuno o mortificaciones extraordinarias como penitencias?

No merendar los sábados, cilicio dos horas al día, una vez a la semana flagelarte con las disciplinas…

SI

15- ¿Te ves con tus familiares?

A diferencia de los numerarios, los agregados viven con sus padres. Por tanto, en mi caso SI.

SI

16- ¿Has criticado en público en alguna ocasión el comportamiento del grupo o de los líderes?

¡De ninguna manera! ¡Ni por asomo se te ocurre hacerlo!

NO

17- ¿Tienes un director espiritual o persona directamente responsable de tu educación y cuidado?

No uno, sino dos, que además te son impuestos. Cada semana dirección espiritual con un laico, y con un sacerdote confesión (y para determinados aspectos también dirección espiritual).

SI

18- ¿Se puede identificar a los miembros de tu grupo por su forma de vestir o has oído decir a otros que todos los del grupo “son iguales”?

Aunque no visten lo mismo, hay multitud de normas que controlan la forma de vestir (tal y como que los hombres vayan a misa con chaqueta y corbata, que usen trajes de baño holgados y largos; que las mujeres no usen blusas de tirantes, durante muchos años tampoco podían llevar pantalones y cuando no era ya costumbre debían llevar bañadores con faldita como los de principios del siglo XX, etc.),  y lo que estaba harto de escuchar a los de fuera es que “todos los del opus sois iguales”.

SI

19- ¿Está bien visto por los líderes que te veas con antiguos amigos?

No está bien visto si no vas a sacar nada de ellos (acercarles a la Obra, dinero, etc.) pues cuanto menos es una pérdida de tiempo. Desde luego, si alguno te muestra facetas del Opus Dei que no coinciden con las oficiales, entonces te prohíben que te veas con ese amigo.

NO

20- ¿Crees que en la vida sólo hay un camino verdadero?

Por supuesto, de hecho te cuentan que Dios no te habría creado si no hubiera sido por la vocación al Opus Dei. Sólo hay un camino viable para uno de la Obra: el Opus Dei.

SI

21- Cuando te asaltan malos pensamientos, ¿utilizas alguna técnica de control mental para ahuyentarlos, tal como repetir mantras u oraciones?

Es lo más habitual: ahogar los malos pensamientos con el rezo de jaculatorias.

SI

22- ¿Te crees culpable por no ser capaz de desarrollar todas tus potencialidades humanas?

En la Obra se vive en un estado de culpabilidad tensa. El Fundador dejó escrito que al que pueda hacer como cinco, hay que pedirle como ocho: si no, se pierden (Punto 84 de la Instrucción Para Los Directores. Josemaría Escrivá, 31-V-1936), y te hacen sentir culpable si no lo das.

SI

23- ¿Se realizan elecciones en tu grupo para elegir al máximo y a los máximos dirigentes del mismo?

Si bien es cierto que el Prelado es elegido por los que tienen el título de electores, también lo es que esa categoría se la da el Prelado anterior a quienes él quiere (buenos esbirros suyos), por lo que esa elección no es democrática sino piramidal (impuesta por el de arriba). Y el resto de los máximos dirigentes son colocados por el Prelado a dedo.

NO

24- ¿Crees que cada situación humana es diferente y que es imposible simplificarlas reduciéndolas a unas pocas situaciones tipo?

En la Obra todo está reducido a situaciones tipo. Como ejemplos: el Opus Dei es perfecto por lo que cualquier crítica a él es falsa; la paternidad responsable sólo significa tener un tropel de hijos; tu vocación es vista por los directores y es indeleble por lo que ya nunca hay que replantearse el tema; hay que gastar con la mentalidad de un padre de familia numerosa y pobre…

NO

25- ¿Crees que los que no pertenecen a tu grupo están capacitados para verter críticas contra el mismo?

¡¡¡Nunca!!!

NO

26- ¿Sientes habitualmente miedo a ser descubierto realizando actos prohibidos por la doctrina del grupo?

La presión de la Obra es tan grande que todo el mundo se evade haciendo lo que la doctrina llama “ocultas compensaciones”. Tomarte un güisqui de pascuas a ramos, echarte algún día una siesta, ver la televisión en horario no previsto, picar algo a deshora, etc. Desde luego que yo tenía, más que miedo, un gran “reparo” a ser descubierto.

SI

27- ¿Crees que es más importante la crítica pública de los dirigentes que la de uno mismo?

Desde luego, ya que los jefes son los únicos que critican, tú no.

SI

28- ¿Existen enemigos de tu grupo que practican el ataque sistemático contra el mismo?

En su día fueron los jesuitas, ahora los ex que escribimos en sitios como éste… y siempre practican el ataque sistemático contra el Opus Dei los que no comulgan al cien por cien con él.

SI

29- ¿Piensas que la felicidad está relacionada directamente con la obediencia?

¡¡¡Desde luego que si!!!

Te cuentan que la única manera de ser feliz es en el Opus Dei. Y por otra parte que el único camino posible es obedecer o marcharse.

SI

30- ¿Manifiestas en ocasiones a tus compañeros sentimientos negativos contra los líderes o contra la doctrina del grupo?

¡¡¡Nunca!!!

NO

31- ¿Puedes elegir libremente a tu pareja, aunque ella sea ajena al grupo?

Los numerarios y agregados no pueden elegir libremente a su pareja, ya que les impiden tenerla.

NO

32- ¿Tienes conocimiento del estado de la contabilidad general de tu grupo?

¡¡¡NADA DE NADA!!!

NO

33- ¿Te informas de las noticias al menos una vez a la semana?

SI

34- En tu relación con el resultado de tus actividades con el grupo, ¿es habitual pasar de estados de euforia a estados de frustración?

Son los ciclos habituales. Un día era feliz porque había cumplido todas las normas y al siguiente estaba hecho polvo porque un amigo me daba esquinazo. En una meditación llevas a tres y te encuentras en la gloria, a la siguiente no va nadie y te sientes hundido…

SI

35- ¿Realizas confesiones obligadas o autocríticas públicas?

En el medio de formación del Círculo breve, para numerarios y agregados, se manifiesta de rodillas y en público un pequeño defecto u omisión (por ejemplo no haber rezado un día el ángelus, o distraerte en la lectura espiritual) tras lo cual quien lo dirige te impone una penitencia; mas es tan minúsculo lo que se muestra (nunca algo que pudiera ser materia de confesión) que ese acto no puede encuadrarse en una confesión pública.

Pero confesiones obligadas si que has de hacerlas. Cada semana una vez con tu director espiritual (laico) y también una confesión (sacramento) con el sacerdote. Además son forzosas y con personas que tú no eliges sino que te vienen impuestas por los directores.

SI

36- ¿Tienes un horario diario que no puedes alterar salvo caso excepcional?

El plan de vida de la Obra (horario, normas de piedad, asistencia a medios de formación, etc.) una vez fijado por tu director es más rígido que una armadura medieval.

SI

37- ¿Piensas que para ganar adeptos es lícito presentar la doctrina adaptada para los legos, ocultando partes de la misma que no pueden ser comprendidas inmediatamente?

En el Opus Dei es lo habitual. Empezando porque antes de hacerte de la Obra no te permiten leer ni las Constituciones del Opus Dei ni nada que te explique aquello a lo que te vas a comprometer. Siguiendo con que tuve que mentir a mis padres diciéndoles que no era de la Obra, cuando ya lo era; y siempre, según las circunstancias, tergiversé o cambié la realidad sin empachos y con todas las bendiciones de los directores.

SI

38- ¿Lees habitualmente otros libros distintos de los oficiales del grupo?

Como las lecturas están censuradas, es tan complicado leer algo ajeno a temas profesionales (mirar en el fichero del centro si está permitido y si no lo es buscar otro libro y repetir el proceso) que la verdad es que yo fuera de lo del trabajo sólo leía las publicaciones de la Obra, el libro de lectura espiritual y cinco minutos los evangelios.

Por otra parte, un libro censurado es aquel que está conforme con la doctrina del que lo censura, por lo que se puede afirmar que es como si lo hubiera escrito él. Visto bajo este aspecto, en la Obra sólo puedes leer libros que la censura aprueba, por lo que es como si estuvieran escritos por el grupo.

NO

39- ¿Tu correspondencia es abierta ocasionalmente por algún otro miembro del grupo?

Lo era cuando hice vida en común con los directores (por ejemplo mientras estuve en convivencias).

SI

40- ¿Puedes ausentarte un tiempo sin tener que dar explicaciones a nadie?

¡¡¡Impensable!!!

NO

41- ¿Crees que la conducta ética tiene que ser la misma con los miembros del grupo que con los extraños?

Por ejemplo, está consentido criticar a cualquiera ajeno, mas nunca a uno de dentro.

NO

42- ¿Crees que existen diversos niveles de conocimiento que proporcionan diversos niveles de verdad?

La doctrina te la dan de forma paulatina y sólo conoces la que necesitas, del resto te cuentan que no te es necesario conocerlo. Ahora están saliendo a la luz documentos internos del Opus Dei (a espaldas de él) de los que la mayoría me eran desconocidos a pesar de haber estado dentro 35 años.

SI

43- ¿Están mal vistos en tu grupo los individuos que siempre están preguntado por todo?

Se te pide no tener espíritu crítico y cuando se acerca al centro alguien que es preguntón, rápidamente se le echa.

SI

44- ¿El tipo de relaciones sexuales que mantienes es el habitual en el entorno social?

NO

45- ¿Te sientes a menudo agotado por un exceso de actividad?

SI

46- ¿Conoces el caso de algún ex-miembro del grupo que diga que se encuentra mejor ahora que cuando era miembro?

Sin ir más lejos, yo mismo.

SI

47- ¿Crees que la TV., la radio y la prensa están manipuladas hasta el punto de que sus informaciones no son fiables?

Sí, cuando cuentan algo que no gusta al grupo.

SI

48- ¿En alguna ocasión, al preguntar por algún aspecto de la doctrina del grupo, te han dicho que no tenías la suficiente madurez para entender la respuesta?

Repito lo que puse más arriba: La doctrina te la dan de forma paulatina y sólo conoces la que necesitas, del resto te cuentan que no te es necesario conocerlo. Ahora están saliendo a la luz documentos internos de la Obra (a espaldas de ella) de los que la mayoría me eran desconocidos a pesar de haber estado dentro 35 años.

SI

49- ¿Puedes recibir llamadas telefónicas sin que nadie se entere?

Yo sí, porque vivía con mis padres.

SI

50- ¿Te han recriminado sacando a relucir alguna confesión o autocrítica pública que hubieras hecho?

Estuve cansado de que me recriminaran por lo que les contaba a los directores. Pero en la Obra no he realizado ni confesiones ni autocríticas públicas. Aquí habría que responder que SI o dejar la respuesta en blanco, mas voy a responderla en sentido estricto a lo que se pregunta.

NO

—oOo—

RESULTADO DEL TEST

resultadotest.JPG

El Opus Dei se muestra más sectario aún si este test se rellena de acuerdo con el tipo de vida de un numerario.

exopus.jpg


Psiquiatras Para Perseverar

enero 27, 2007

Minerva

Reedición con epílogo del original publicado el 26 de junio de 2005 en Opus Libros.

Reiteradamente se trata en Opus Libros, y en distintos medios de comunicación, sobre el problema de las enfermedades mentales de los miembros de la Obra y sobre los psiquiatras del Opus Dei que los atienden. De los veintitrés años que estuve en la Prelatura, los trece últimos los pasé enferma de depresión. Para ahorrarme el dolor de su recuerdo preferiría no hablar sobre este tema, ni rememorar la época y circunstancias en las que se desarrolló mi enfermedad, mas considero que debo vencer mi rechazo y escribirlo porque puede ayudar a alguien que ahora esté pasando por algo parecido a lo mío. De todo lo que voy a hablar a continuación tengo nombres y demás datos que lo corroboran, pero prefiero no citar ni a las personas ni los lugares que las pondrían evidencia porque quiero que el árbol no tape al bosque: que se le achaquen a esos sujetos, a título individual, algo que puede ser frecuente en la Obra.

Me hice agregada del Opus Dei a los 19 en un centro de chicas jóvenes en donde permanecí los primeros diez años…

Durante esa época fui una muchacha vital, alegre, llena de entusiasmo, con la risa pegada a la cara… y lo fomentaba el ambiente de juventud de aquel centro que continuamente me mantenía ocupada. Aunque no todo el monte fue orégano y pasé por temporadas en las que pensaba que aquello no era lo mío; por ejemplo, cada 19 de marzo, en el que tenía que renovar un año más en la Obra, yo me resistía e iba precedido de un tremendo darme la lata para que lo hiciera, pero a pesar de todo guardo gratos recuerdos de aquel entonces en donde, por lo menos, no sentí nada de soledad.

El tiempo pasó, las directoras debieron especular que a mis 29 años ya era hora de trasladarme a un centro de mayores y lo hicieron de la noche a la mañana. Para mí fue como entrar en otra dimensión. La casa nueva está situada en una zona noble de Madrid, de techos altos, oscura, sin un ápice de la algarabía del lugar que acababa de dejar y las numerarias que lo habitaban y las agregadas… Bueno, para que os hagáis una idea de la edad y circunstancias de esas mujeres os relato el comentario que le hice a la directora cuando terminó de enseñármelo, le dije: “Oye, y de entre todas las de este centro ¿hay alguna que sea joven o que no esté enferma?”.

Y aquel cambio de centro fue mi encuentro con la soledad de la Obra y su indiferencia hacia mí. Antes llenaba los fines de semanas con excursiones u otros planes apostólicos, ahora, con mis amigas y compañeras casadas y atendiendo a sus familias, me tenía que conformar con estar sola en la casa de mis padres y, como mucho, yendo a dar un paseo con mi madre o a merendar con una vecina. Durante el resto de la semana todo el contacto con mi “familia” de la Obra consistía en ir una tarde al centro en donde, sin pausa alguna, asistía al circulo semanal, hacía la charla (dirección espiritual), el movimiento económico (en donde se le entrega a la secretaria el sueldo mensual y sacas lo necesario para tus gastos) y me confesaba.

Para llenar el vacío que sentía me volqué en el trabajo, al que aumenté tanto el tiempo como la intensidad de mi dedicación.

En algo menos de un año ya era otra persona: seria, circunspecta, mordaz en los comentarios y sobre todo una mujer muy triste. Las directoras me debieron ver mal y acortaron la fecha de mi revisión médica anual (todos los de la Obra han de pasarla cada año con un facultativo del Opus Dei) y en un principio fui tratada por él con ansiolíticos para mandarme a los pocos meses a una psiquiatra que es supernumeraria, quien me diagnóstico depresión bipolar. En los trece años que fui su paciente ha empleado conmigo todo el arsenal farmacológico posible. Entre otros efectos, sus tratamientos me han provocado un hipotiroidismo permanente causado por el litio (del que me he de medicar de por vida); alucinaciones que comenzaron con una nueva medicación y cesaron al quitarla, mareos; dormir durante largos periodos de tiempo, que en una ocasión llegó a tres días seguidos; permanecer ingresada un mes en una clínica psiquiátrica y un largo etcétera que el lector puede imaginar.

Desde el comienzo de esa tristeza y pérdida de ganas de vivir me fue asaltando la idea de que mis males se podrían solucionar dejando la Obra, pero varios condicionantes me imposibilitaron hacerlo:

1 – La absoluta confianza que tenía depositada en las directoras, quienes me afirmaban que lo mío era seguir en el Opus Dei, que fuera de él sería una desdichada, que tenía que dejar de pensar en mí y ofrecer con alegría mi enfermedad (es del todo imposible que un depresivo pueda ofrecer con “alegría” su mal, ya que entonces no sería depresivo), etc.

2 – Porque en la depresión me era muy costoso (casi imposible) tomar decisiones.

3 – Porque me impedían oír otras opiniones (ir a médicos objetivos, no ligados a la Obra) o valorarlas cuando me las daban (por ejemplo, mis padres, con quienes vivía, me dejaban caer que fuera de la Obra estaría mejor), ya que entonces las directoras me contaban que esos consejos eran humanos, no sobrenaturales, las tentaciones de las que el Demonio se vale al usar a nuestras familias como obstáculo en nuestra vocación.

Poco a poco, se me fue haciendo imposible seguir el plan de vida de la Obra: me dormía en la oración, por mi trabajo no podía ir a misa por la tarde y por la mañana no había quien me pudiera sacar de la cama media hora antes de lo necesario, y así ocurrió con el resto de las normas que, por otra parte, cada vez me producía más ansiedad hacerlas, por lo que al cabo de unos años tan sólo iba a misa los domingos y me confesaba semanalmente.

A los veinte años de estar en Obra y a los diez de ser la paciente de esa psiquiatra, su tratamiento continuado hizo sus efectos y, aunque no bien, por lo menos estaba estabilizada: trabajaba doce horas al día, iba el miércoles al centro (tal y como indiqué antes) y el resto del tiempo me lo pasaba durmiendo (los días de diario llegaba a casa, cenaba y me acostaba hasta la mañana siguiente; de viernes por la noche a lunes por la mañana lo empleaba en estar en la cama, salvando el tiempo imprescindible para las necesidades biológicas, ir a misa, y dar un paseo con mi madre). A partir de entonces la idea de dejar la Obra fue creciendo en mí y las directoras siguieron en sus trece de que lo mío era morir en el Opus Dei.

Hago un inciso. Si alguien se encuentra en un estado en el que su corazón le grita que debe dejar la Obra, por experiencia personal puedo decirle que lo primero que debe hacer es considerar que sus directores no son sus amigos sino unos fanáticos del Opus Dei, que permitirán y ayudarán a que se muera dentro hecho jirones antes de dejarle abandonar la Obra. Y lo segundo, y como consecuencia de lo anterior, es que la primera obligación de esa persona ante si misma y ante Dios (porque Él si que te ama, tanto a ti como a tu salud) es la de ocultar a los de la Obra sus pensamientos y pesquisas para dejar el Opus Dei hasta que llegue el momento en el que se tengan los recursos necesarios para poderse ir.

Como antes conté, a los diez años de enfermedad y tres antes de dejar la Obra, me encontraba estabilizada y cada vez con más ganas de marcharme del Opus Dei, lo que les repetía a la directora y al sacerdote asignado, quienes a su vez reiteraban su postura de que me mantuviera dentro. Al cabo de un año de ese tira y afloja (las directoras eran quienes tiraban, a mi me correspondía tan sólo aflojar) me comenta la psiquiatra que me convenía recibir una terapia de electroshock, sin explicarme muy bien el porqué. Vuelvo a repetir que yo me encontraba bastante bien pero, como siempre, me dejé llevar y me aplicaron seis sesiones. Por la mañana de seis días seguidos, antes de trabajar, fui a la clínica en donde me dormían para aplicarme después el electroshock.

Tiempo después leí que el electroshock es una práctica casi en desuso, que se utiliza fundamentalmente para romper circuitos cerebrales viciosos. Por ejemplo, alguien tiene la obsesión de suicidarse y la corriente eléctrica que se aplica con el electroshock rompe las conexiones neuronales que la mantienen, permitiendo así que el paciente olvide esa tendencia. Pues bien, cuando me lo aplicaron, mi única “obsesión” era la de dejar el Opus Dei.

Tras recibir ese tratamiento no encontré mejoría alguna. pero si una consecuencia muy molesta: perdí la memoria de periodos y circunstancias de mi vida que desde entonces tan sólo puedo recuperar, con esfuerzo, si alguien me los recuerda. Y yo me pregunto: ¿Cuánto será lo realmente olvidado que desconozco porque no me lo recuerda nadie? ¿Cuántas cosas habré olvidado con imposibilidad de recuperarlas porque tan sólo las conocía yo?

Si se tiene una muela infectada, los calmantes, antibióticos contra la inflamación, etc., tan sólo son parches para mejorar temporalmente el estado de salud, pero lo único que realmente puede curarlo es hacer desaparecer la caries que produce el mal. De la misma manera, la Obra era la causa que provocaba mi depresión y todos los tratamientos que me aplicaron durante trece años fueron composturas ineficaces para la mejoría definitiva, que tan sólo se produjo cuando estabilicé mi vida fuera del Opus Dei.

Creo que lo que me daba una cierta estabilidad con respecto a la depresión era precisamente el deseo cada vez mayor de irme de la Obra. Pienso que al enfrentarme a la verdadera razón de mi mal y al poner los medios de que disponía para dejarlo fue lo que precisamente me inyectó vitalidad. El caso es que mis ganas de dimitir en la Obra aumentaron durante el año siguiente a la aplicación del electroshock, pero continuaba careciendo de los recursos interiores necesarios para llevarlo a cabo. Según la imagen de futuro que vaticinaban mis directoras era muy dura la vida que me esperaba fuera del Opus Dei: sin familia, con cuarenta y dos años, con una gran enfermedad, con padres muy mayores, sin amistades y, por si fuera poco, jugándome la salvación eterna por decirle a Dios que no en un don tan valiosísimo como es la gracia de la vocación a la Obra.

Pero, ¡hete aquí!, que hace poco más de un año (mayo de 2004), por casualidad descubro esta web. Leo con admiración como no soy la única persona a la que le ocurren estas cosas, sigo a Carmen Charo en su testimonio y cómo tan sólo mejora cuando deja el Opus Dei, me empapo de los correos diarios, de los documentos que figuran en “Tus escritos”… e, ¡ilusa de mí!, lo cuento en la charla de la semana siguiente. Me contestan que debo dejar de acceder a esta web, pero para entonces ya se me “habían abierto lo caminos divinos de la tierra” y sigo entrando en ella; lo cuento de nuevo, me contestan que si continúo leyéndola he de hablar con un sacerdote de la Delegación y, por la cara que puso quien llevaba mi charla, le pregunté si lo que estaba haciendo era algo muy grave y me respondió que sí. Pero ya era imposible pararme, así que ni fui a ver a ese sacerdote ni volví más al centro. Escribí a los orejas expresándoles mi deseo de contactar con alguien que me pudiera ayudar y tuve encuentros con algunos exmiembros. Ya me hallaba con la fuerza necesaria para dejar el Opus Dei. Saqué el propósito de no volver a pisar un centro de la Obra, por lo que quedé una tarde en una cafetería con la agregada que llevaba mi dirección espiritual y le entregué la carta de dimisión al Opus Dei.

Cambié de psiquiatra (por supuesto no del Opus Dei) y después de varias consultas me dio la buena noticia de que no padecía depresión bipolar, sino que mi estado depresivo se debía al ánimo triste normal de cualquier persona, que se desborda hacia la enfermedad cuando se halla sometida a una gran soledad y al intenso estrés de carecer de esperanza para salir de ella, por lo que la desaparición de las circunstancias que lo provocan (en mi caso dejar la Obra) llevaría de nuevo a la salud. Y, en efecto, así ha ocurrido.

A mediados de agosto conocí a quien ahora es mi marido (nos casamos unos meses después), a final de ese mes me llamaron de delegación contándome que el Padre no me daba la dispensa en espera de que me lo pensara mejor y les respondí que como tardaran mucho en dármela corrían el riesgo de que contrajera matrimonio sin estar dispensada, y cinco semanas más tarde, por fin, fui eximida de pertenecer al Opus Dei.

Junto a la Obra también se fue de mi vida la depresión de la que llevo más de un año sin presentar ningún síntoma, a pesar de que el nuevo psiquiatra me ha retirado, poco a poco, gran parte de la medicación (ya que no puedo abandonarla de golpe por el efecto rebote que me provocaría tras haberla estado tomando durante tantos años), siendo su idea la de acabar suprimiéndomela del todo.

Y aquí finaliza mi testimonio, que se corresponde con este presente en el que lo termino.

Minerva

***********

Epílogo.

Justo hace 19 meses (más de año y medio) que publiqué el escrito de arriba, y en este tiempo no ha hecho sino mejorar el final que allí expuse.

Con respecto a la depresión. Nada de nada. Ahora tan sólo tomo medicación para el hipotiroidismo que me provocó el tratamiento con litio allí contado (que por ser una lesión irreversible durará el resto de mi vida).

Narrar el placer de lo extraordinario es muy fácil, mas ¿cómo cuentas el gozo de poder vivir lo mismo que viven el resto de los mortales y que aprecias tanto porque te lo habían arrebatado durante años? ¿Cómo trasmitir que viendo volar una mosca eres feliz porque tan sólo haces eso, sin la presión mental inculcada en la Obra de que estás perdiendo el tiempo? ¿Es posible entender el disfrute de parar el despertador y decirte que vas a seguir remoloneando en la cama sin sufrir con el cargo de conciencia que te habían inculcado de que eso no es grato a Dios? ¿Cómo hacer ver la felicidad de estar enganchada a una telenovela sin que nadie te recrimine por ello?

Voy a terminar con una comparación.

Asemejo mi estancia en el Opus Dei a la de alguien que vive con la cabeza metida en una olla a presión de normas, miedos, culpas, fobias, temores… Y la que he vivido desde que lo dejé a la de quien le abren la tapa de golpe.

Minerva

exopus.jpg


Sin Amigos Por El Opus Dei

enero 27, 2007

Ivan de ExOpus

Publicado originalmente en Opus Libros el 20 de octubre de 2006

La siguiente historia que os voy a contar ocurrió hace 40 años, a mediados de los sesenta, yo tenía 15 años y llevaba pocos meses de Oblato (ahora Agregado) del Opus Dei.

Oscar y yo éramos grandes amigos desde nuestra primera infancia, compañeros de estudios, juegos y confidencias. En su casa yo era, para los suyos, uno más de ellos; y lo mismo ocurría con él y los míos. No había celebración de nuestras respectivas familias a la que no asistiéramos los dos, como si fuéramos hermanos. Un ejemplo, el día de Reyes había un regalo para mí en su casa, y otro para él en la mía…

Cuando comencé a frecuentar un centro de la Obra, allá me llevé a mi amigo Oscar. Nada más pitar yo (pedir la admisión al Opus Dei), el gran empeño de los directores fue que intensificara mi proselitismo con Oscar, en quien veían vocación de Numerario. Así lo hice, y, de la noche a la mañana, de acosado, me transformé en acosador. Todos los planes que proponía, en los que estuviera involucrado Oscar, automáticamente recibían el parabién de los directores, aun cuando supusieran el menoscabo de mi presencia en el centro. Por ejemplo, la familia de Oscar se iba algunos fines de semana a un chalet que tenían en Cercedilla (en la Sierra de Madrid), y allí que me iba con ellos, con todas las bendiciones del consejo local, aun cuando no asistiera a la meditación y resto de programas que los sábados por la tarde tenían lugar en el centro.

Oscar se resistía a pitar. Llegaron las vacaciones de verano. Al disponer de más tiempo libre, gastaba más con él. Aparte de lo habitual, un día visitábamos el Museo del Prado, otro el Sorolla o íbamos al zoológico o a remar al Retiro…; todo ello sazonado con el cumplimiento del plan de vida, en el que, menos las preces, Oscar hacía todas las normas conmigo.

A mediados de julio, al fin, Oscar pita. Tres o cuatro días después, cuando hice la confidencia, el director me dice, como de pasada, sin darle mucha importancia:

Por cierto, a partir de ahora ya no debes perder el tiempo con Oscar, porque ambos tenéis que emplearlo en hacer proselitismo con otros.

Con esa frase entendí que debía cesar la intensidad de mi trato con él, mas no se me pasó por la imaginación que lo que realmente se me pedía era la finalización de nuestra amistad, realidad que pocos días después se me explicó nítidamente, intensamente, cruelmente. El motivo fue que durante ese tiempo continuaron las muestras de amistad entre nosotros, que se manifestaban —según me dijo el director— en que íbamos juntos al centro y lo mismo hacíamos al marcharnos, en que yo seguía frecuentando la casa de los padres de Oscar y en que al estar juntos irradiábamos una amistad particular. Se me explicó que Dios nos pedía todo, y dentro de ese todo están los amigos cuando pasan a ser nuestros hermanos en el Opus Dei, momento en el que tenemos que cortar nuestra amistad con ellos. También se me aclaró que entre los de la Obra no puede haber amistades particulares, por lo que las cosas íntimas se tratan sólo con el director, y con nadie más.

Eso ocurrió a última hora de la mañana. Me fui a casa a comer, durante el trayecto estaba descompuesto. En casa de mis padres hice de tripas corazón mientras comía para que no descubrieran mi angustia interior. Y me encerré toda la tarde en mi cuarto. Estaba deshecho, lloraba con desconsuelo, con la misma sensación que podría tener si me hubieran comunicado que Oscar había muerto, ya que para mí suponía lo mismo. Y simultáneamente le pedía perdón a Dios por ser tan poco generoso con Él al resistirme a entregarle esa amistad.

Ese estado de desazón continuó algún tiempo. El mes de octubre nos separaron, yo fui trasladado a otro centro; y, ya se sabe, viene el olvido con la distancia, el tiempo y los nuevos amigos para el proselitismo.

El siguiente 6 de enero, día de Reyes, en mi casa ya no hubo regalo para Oscar; ni en la suya para mí.

Mi familia (e imagino que igual la de él) se extrañó de que de la noche a la mañana pasáramos de ser uña y carne a no vernos juntos, de que ni él ni yo nos telefoneáramos. Les mentí. Les dije que él estaba muy ocupado en diversas actividades, que éramos igual de amigos que antes, que pasábamos grandes ratos juntos en el centro… Cuando más de treinta años después dejé la Obra y comenté esto en mi casa, mis padres me confesaron que entonces creyeron que algún problema muy gordo debía haber surgido entre Oscar y yo, lo que habría supuesto la ruptura de nuestra amistad. Y que tenía que ser tan grande lo acaecido entre nosotros que implicaba el que, para no hablar de lo ocurrido, yo lo disimulaba con falsas razones.

Como dije más arriba, Oscar pitó de numerario. Pasó el tiempo y se ordenó sacerdote; cuando lo hizo yo me encontraba a 300 kilómetros, en un curso anual, y ni se me ocurrió pedir permiso para asistir al evento, ni a su primera misa unos días después. Nunca sabré si me habrían dejado ir. Imagino que no, que para que no fuera los directores aducirían razones de pobreza, o de perdida de tiempo, o cualquier otra. Pero la verdad es que nunca lo planteé. Creo que puse tanta intensidad en acabar artificialmente con nuestra amistad que carecía de fuerzas para encontrarme con él.

Un par de años después de ordenarse sacerdote me hallé, por casualidad, con Oscar en la explanada de Torreciudad. Nos preguntamos sobre nuestras familias, sobre las respectivas trayectorias profesionales, sobre dónde vivíamos…, vamos, sobre superficialidades, lo mismo de lo que hablarían unos conocidos de vista del mismo barrio que se encuentran por azar en una ciudad distinta a la suya. Comprobé que ya no quedaba ni un ápice de la gran amistad que hubo entre nosotros.

Para mí –e imagino que para todos– los afectos humanos son muy valiosos. Si abandoné mujer e hijos por la Obra, me era muy importante sentirme anclado en el calor humano del resto de mi familia (padres y hermanos) y de los amigos. Conforme pasa el tiempo los hermanos viven su propia vida, de la cual algunos te excluyen porque –para obedecer a la Obra– vas quedando mal con ellos (no puedes ser padrino de sus celebraciones, ni ir a los convites; ni a su casa si están casados civilmente, etc); tus padres acabarán falleciendo, y lo único que te va quedando son los amigos.

Lo más terrible de esta historia es que en la Obra no hay verdadera amistad, tanto con las personas que se hicieron del Opus Dei, pues de todas ellas tuve que perderla; como de los que se llamaban mis hermanos, puesto que con ninguno de ellos podía haber amistad particular; como los que la Obra consideraba que no tenían vocación, ya que para los directores seguir tratándoles era una pérdida de tiempo cuando había tanto proselitismo por hacer.

Sí el mayor título que es capaz de dar Jesús a sus discípulos antes de morir es el de “amigos particulares”: Nadie tiene mayor amor que este: que uno dé su vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando. Ya no os llamaré siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; os llamo amigos. (Jn. 15, 13-15); yo les pregunto a los directores de la Obra (que sé que leen esta página): ¿Por qué entonces vosotros obligáis a los vuestros a destruir ese don –humano y divino– de la amistad, haciendo de él un mero instrumento al servicio de fines egoístas de la Prelatura?

exopus.jpg