Jose Antonio San Martin Paramo, ¿Por Qué No Es Usted Del Opus Dei?

marzo 8, 2010

portada.jpg

Encuesta realizada entre 1970 y 1974

JOSE ANTONIO SAN MARTIN PARAMO. Abogado. Barcelona.

Dicho interrogante, en mi caso, se plantea con ma­yor claridad, formulándolo en el sentido de pregun­tarme por qué nunca he llegado a sentir verdadero in­terés por pertenecer al Opus Dei. Y creo que esta ac­titud de voluntario distanciamiento obedece a tres ti­pos de motivaciones: ambientales, espirituales y políti­cas, respectivamente.

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

La Teología del Opus Dei

marzo 8, 2010

Raimundo Panikkar

—oOo—

I

Lo que sigue es un fragmento de una carta que Raimundo Panikkar le envía a Alberto Moncada, publicada en su libro Historia Oral del Opus Dei:

Toda organización que se llame cristiana se referirá, evidentemente, al Nuevo Testamento como a un punto de referencia normativo. Pero lo “teológico” se manifiesta:

a) Por la selección de los textos.

b) Por la interpretación de los mismos.

c) Por su traducción en la praxis.

No basta por ejemplo citar muchos textos sobre el amor si luego se interpretan como amor a la verdad y aun al bien por encima de las personas y aun las colectividades. No es suficiente hablar de “ágape” si luego se traduce en espíritu de cruzada. Este estudio teológico sobre el Opus Dei creo que está aún por hacer, a pesar de algunos ensayos sobre Camino. Finalmente, no hay teología fuera de contexto. Y el contexto hispánico de los años 30 así como de los años 40 colorean fuertemente la interpretación que el Opus Dei hace de sí mismo y del hecho cristiano.

Lee el resto de esta entrada »


Ilusiones y Decepciones con el Opus Dei, Francisco José de Saralegui

marzo 8, 2010

Pablo VI y Escrivá

Yo pedí la admisión en el Opus Dei en 1953 -cuenta Saralegui- con mi carrera de Derecho ya terminada. Lo hice porque me pareció que, en aquellos años, la Obra representaba una renovación del catolicismo tradicional, abierta, progresiva y libre; menos clerical y más esperanzada.

Lee el resto de esta entrada »


Alejandro Rojas-Marcos de la Viesca, ¿Por Qué No Es Usted Del Opus Dei?

febrero 26, 2010

portada.jpg

Encuesta realizada entre 1970 y 1974

ALEJANDRO ROJAS-MARCOS DE LA VIESCA Abogado. Sevilla

Me planteo la cuestión de dos planos: el religioso y el político. Pero esta distinción la hago sólo a efectos expositivos, no porque crea que son dos realidades la entidad religiosa Opus Dei y el grupo sociopolítico que la opinión pública conoce con este nombre. Son dos perspectivas inseparables de un mismo fenómeno so­ciológico. Habría que plantearse hasta qué punto am­bas perspectivas no están unidas por una relación cau­sa-efecto. No entro en si es o no moralmente real la unidad religioso-política del Opus, pero desde luego sí lo es sociológicamente, es decir, real en sus consecuen­cias.

Lee el resto de esta entrada »


La Película Camino en Televisión

febrero 7, 2010

Cartel de la película Camino

La cadena pública Televisión Española (la 1) emitirá la película Camino el próximo martes 9 de febrero a las 22:15 horas.

Merece la pena verla, tanto para quienes ya lo hemos hecho como, sobre todo, para quienes aún no la han visto.

exopus.jpg


El Inefable Grupo de los Elegidos

noviembre 7, 2009

elegidos

Iván de Exopus

Aún sabiendo que todas las sectas emplean los mismos métodos y técnicas sobre los que caen bajo su órbita, impresiona descubrir como lo escrito en un blog musulmán es igual a lo que se vive en el Opus Dei. Lo podéis leer si pulsáis sobre este título:

EL INEFABLE GRUPO DE LOS ELEGIDOS

exopus.jpg


Josemaría o la Planificación de un Santo, M. García Viñó

octubre 18, 2009

Planificacion de un Santo

JOSEMARÍA O LA PLANIFICACIÓN DE UN SANTO

M. García Viñó

1991

NOTA: Está agotada la versión española de esta novela. La colocamos aquí sólo con fines didácticos y mientras no se ponga de nuevo a la venta.

—oOo—

PRÓLOGO A ESTA EDICIÓN DIGITAL

Es difícil meterse bajo las pieles del líder de una secta, de los fanatizados por él, y de sus atónitos familiares. Según mi opinión, ése es gran mérito de esta novela: lograr que tras sus pocas páginas nos identifiquemos con la vida y el sentir de sus protagonistas de una forma mucho mejor que lo harían la lectura de sesudos ensayos. Por ello la consideramos una obra imprescindible para quienes estamos interesados en estos temas.

Iván de ExOpus

—oOo—

CONTRAPORTADA DEL LIBRO

Desde el título, desde la dedicatoria, desde la cita que la encabeza, ésta es una novela de tesis; pero esta tesis el autor la ha sabido plantear a través de una peripecia apasionante, que empieza a desarrollarse el mismo día del asesinato del almiran­te Carrero Blanco. Es, al propio tiempo, una patografía del personaje que hace de contrapunto al protagonista.

Autor de importantes ensayos –Arte de hoy–arte del fu­turo, Novela española actual, El esoterismo de Bécquer, El mito de Fedra, El profeta de la Era de Acuario–, García Viñó no ha pertenecido nunca a la institución en la que, a la vista del título de este libro, van a pensar los lectores; pero sí ha trabajado en empresas en las que ha sufrido, por parte de personajes parecidos a algunos de los que pueblan este relato, ésa que ellos mismos designan como “santa coacción”. Sabe de lo que habla y entra a fondo en el problema que plantea, hasta elevar la anécdota a categoría.

Entre las novelas de García Viña se cuentan Nos matarán jugando, La pérdida del centro, Polución, Fedra, El puente de los siglos e Isla Mayor.

—oOo—

A la memoria

de todos los santos anónimos,

que han dado su vida,

por la verdad y la justicia,

en América Latina.

—oOo—

Hay una Orden Religiosa, los monjes cartujos, que no sue­len mover ni un dedo para conseguir que un difunto de esa Orden llegue al honor de los altares. Y ellos suelen decir, pa­ra explicar esta conducta, que «para tener un santo cartujo, un cartujo tendría que dejar de ser santo». Parece que las com­plicadas gestiones que requiere una canonización no son el me­jor camino para conseguir aquello que se pretende ensalzar.

José M. Castillo. Lectura materialista del santoral. («Misión Abierta, vol. 74, Madrid, abril, 1981).

—oOo—

Aunque la idea matriz de esta novela se enraíza en ciertas declaraciones hechas por una personalidad de nuestro país y nuestro tiempo y, aquí y allá, aplico a uno de mis personajes dichos y hechos de esa misma personalidad, a veces modificándolos en una cierta medida, en razón de las exigencias de la trama y el argumento de mi obra, y en virtud de la libertad soberana del novelista, cuya misión no es hacer historia, aunque sí, en algunos casos, delimitar un espacio de ella e iluminarlo con toda nitidez, declaro formalmente que en ningún otro aspecto pretendo aludir a hechos históricos ni a personas reales, vivas o difuntas. Cualquier parecido de las instituciones, personajes y circunstancias de este relato a la realidad -con excepción de lo mencionado- será pura coincidencia, o efecto de la pertinacia que a veces demuestra la vida en parecerse a la literatura.

El Autor

—oOo—

Lee el resto de esta entrada »