Un Partidario Del Opus Dei Perjudica Al Opus Dei

enero 24, 2007

Ivan de ExOpus

Algunos internautas se encuentran con este Blog y hacen referencias a él. Como por ejemplo Sapir, quien el 21 de diciembre pasado habló de nosotros en Forum Mondosonoro (Pagina de ex-miembros [con perdón] del Opus…).

Lo mismo hizo el 8 de enero Miguel González (que entonces escribía como Miguel Strogoff) en su Blog Rebelde Con Causa.

Con estos antecedentes, pasemos a leer de forma correlativa lo ocurrido en este último Blog, y que cada uno saque las interpretaciones oportunas.

1) Los Ex Del Opus Dei Tienen Nuevo Foro. (08/01/2007, 20:06)

Nuevo Foro: «ExOpus: Los Otros Del Opus Dei»

Miguel Strogoff.

—oOo—

2) Comentarios A La Entrada Anterior: Anonimato Y Mentira Van De La Mano. (08/01/2007, 21:01)

Cuando se miente, se oculta la identidad para evitar ser enjuiciado y sentenciado por calumnias e injurias.

Si no das la cara, mientes.

Alberto Asensi (Algemesí).

—oOo—

3) Sobre La Mentira Y Los Mentirosos (12/01/2007, 00:19)

Comentario que hace Alberto Asensi (Algemesí) a la entrada anterior (Nuevo Foro: «ExOpus: Los Otros Del Opus Dei»):

Cuando se miente, se oculta la identidad para evitar ser enjuiciado y sentenciado por calumnias e injurias.

Si no das la cara, mientes.

************

Respondo:

Sólo mienten los que dicen mentiras, con independencia de que lo hagan con su nombre o con seudónimo.

¿Dígame que mentira hay en lo que escribo: Nuevo Foro: «ExOpus: Los Otros Del Opus Dei»?

Sí ese foro existe, ¿por qué me llama mentiroso?

¿No se da cuenta de que al afirmar que es mentiroso alguien que dice la verdad, se lo está llamando usted a sí mismo?

Le voy a decir por qué algunos escriben con seudónimo:

Porque desean ayudar a los demás contando verdades como puños, y a la vez quieren protegerse de la malicia y violencia de fanáticos, intransigentes, desvergonzados, sugestionadores, sectarios, gentes que se creen en posesión de la verdad absoluta, coaccionadores, totalitarios, lavadores de cerebro, fundamentalistas, malvados, acosadores, enemigos de la libertad, comedores de coco, integristas, individuos incapaces de responder a las acusaciones por lo que atacan a las personas que les ponen al descubierto…

Y dentro de los de ese grupo, los peores de todos son aquellos que actúan así porque se creen que lo hacen para hacer un favor a Dios, pues «Aquellos que anuncian que luchan en favor de Dios son siempre los hombres menos pacíficos de la Tierra. Como creen percibir mensajes celestiales, tienen sordos los oídos para toda palabra de humanidad (Stefan Zweig [1881-1942] Escritor austriaco).»

P. D.

Aquí tiene mi nombre: Miguel González (Alias que hasta ahora empleaba: Miguel Strogoff).

Por cierto, ¿quién me certifica a mí que el nombre con el que usted firma (Alberto Asensi [Algemesí]) es su nombre real y no un seudónimo?

—oOo—

4) Los Ex Opus Dei Tienen Más Razón De Lo Que Pensaba (24/01/2007, 04:26)

Llevaba un año sin poner nada en este Blog. El día 8 pasado encontré por casualidad en Google el foro «ExOpus: Los Otros Del Opus Dei», y sin más puse la noticia aquí («Los Ex del Opus Dei tienen nuevo foro»). Ante la fanática respuesta que me arrojaron (ver «Sobre La Mentira Y Los Mentirosos») me decidí a leer en profundidad lo que exponen los ex del Opus Dei en aquel Blog y en otras Web vinculadas. También me he informado en la página oficial del Opus Dei.

Ante la experiencia arriba contada y lo que he leído, mi conclusión es que los ex del Opus Dei están más en la verdad de lo que en un principio creía.

Y esta conclusión se la debo a quien hizo el desproporcionado comentario a lo que era un simple anuncio, en todo cierto, de que los Ex del Opus Dei tienen un nuevo foro: «ExOpus: Los Otros Del Opus Dei».

Miguel González.

exopus.jpg


Y Entonces Llegó Internet

enero 11, 2007

Ivan de ExOpus

La Existencia Del Opus Dei Se Da Gracias A La Siguiente Praxis:

1. Enmudecer ante las acusaciones de que es objeto sobre las malas prácticas institucionales (tema tratado en El Silencio Del Opus Dei (I), (II) y (III)

2. Mentir (ver un ejemplo en el siguiente punto).

3. Amordazar a quienes les acusan.

Escribe Agustina López de los Mozos, creadora de Opuslibros:

«Al respecto de lo que dice Nasius, hace aproximadamente un año [sobre abril de 2004] recibimos un correo de Santiago Mata (como yo digo mi nombre puedo decir el suyo). Se trataba de un correo que enviaba a la empresa que entonces nos alojaba en Internet, con copia a nosotros. En ese correo instaba, conminaba, exigía, amenazaba, a dicha empresa a que nos descolgara inmediatamente de Internet porque estaba siendo cómplice de delitos que —a su entender—, nosotros estábamos cometiendo. Los supuestos delitos consistían en que hablábamos sobre el Opus Dei a base de injurias, falsedades, mentiras, etc. Lo más curioso era que Santiago Mata, añadía: “yo no tengo nada que ver con el Opus Dei, les comunico esto por su propio bien”. Estábamos Maque y yo actualizando la web y le comento: “Maque, hay un correo de un tal Santiago Mata…” y antes de que me diera tiempo a terminar la frase, me corta y me pregunta: ¿de cuál, padre o hijo? Maque hacía muy pocos años que se había ido de la Obra y les conocía a los dos, uno supernumerario, el otro, numerario. Y como broche de oro, Santiago Mata —supongo que hijo, el numerario—, olvida que escribe desde su lugar de trabajo y tras decir que “no tiene nada que ver con el Opus Dei”, aparece la dirección completa, calle, teléfonos, etc., desde donde escribe: ACEPRENSA. Maque y yo nos sonreímos y seguimos actualizando la web. Y este amigo, Santiago Mata, es el que hace la web ‘antiopuslibros’ a la que Nasius se refiere» (La página ‘antiopuslibros’ ya existe. Nasius).

4. Copar los medios de comunicación.

Leámoslo en el siguiente artículo:

«Hace diez años, la prensa hervía. Sólo en la revista Tiempo se publicaron nada menos que doce reportajes, desde enero de 1992 hasta junio (la ceremonia de beatificación fue el 17 de mayo), sacando los colores de la secta de Monse [el fundador del Opus Dei]. Salieron a la luz, entre nuevos títulos y reediciones, docena y media de libros críticos con El Padre (que así se hacía llamar, como Dios), desde el insuperable trabajo de Luis Carandell (Vida y milagros de monseñor Escrivá de Balaguer) hasta obras tremendas de María Angustias Moreno, Alberto Moncada, Carlos Albás (sobrino de Monse), María del Carmen Tapia, yo qué sé… En el fenecido diario El Independiente, un jovencísimo Luis Algorri, todavía delgado, publicó un tremendo serial de 30 capítulos (30 dobles páginas centrales del periódico, día tras día, que se dice pronto) durante todo el mes de julio de 1991, con el título Un altar para Escrivá; fue un trabajo que sacó de sus casillas, literalmente, a los jerifaltes de la Obra de Monse en España.

«¿Y hoy? [5-10-2002]

«Nada.

«La Prensa está callada… por la cuenta que le tiene. Los presidentes, líderes y dueños de los grandes grupos de comunicación de este país; los más poderosos empresarios de la comunicación de España, han recibido las oportunas llamadas telefónicas. No les llamaban los siniestros y bien amaestrados responsables de Prensa del Opus, desde el anciano Luis Gordon al eficaz Antonio Hernández Deus. No. Al teléfono estaban poderosísimos banqueros de la Obra, como Luis Valls Taberner, del Banco Popular.

«Incitatus sabe esto de primerísima mano. “Convendría que…” “Sería mejor si vosotros…” “En bien de todos, deberíais…” Es como el chiste del dentista: el paciente se tumba en el sillón y, cuando el estomatólogo pone en marcha el torno fatídico, el paciente agarra firmísimamente al doctor por sus partes más queridas, que tiene tan a mano, y le dice: “No nos vamos a hacer daño, ¿verdad que no?”

«La Prensa se ha doblegado pecuariamente ante el tremendo poder de los chicos de Monse. Ha sido terrible ver esto. La excelente pero poco exitosa revista La Clave, que dirige Manuel Soriano (bueno, el director de nombre es José Luis Balbín, pero estamos hablando en serio, ya conocemos todos las capacidades periodísticas de Balbín, ese director de Comunicación del Museo del Prado que pasa por su despacho tan sólo cada vez que se aproxima a la Tierra el cometa Halley), publicó un trabajo de seis páginas, con honores de portada, que firmaba nada menos que ¡Alberto Moncada! El gran crítico, el gran flagelador, se mandó un texto de una suavidad y de una corrección política que daba pena leerlo. No podía hacer más… ¡No le dejaban! Tiempo, la más importante revista de información política y económica de España, bastión tradicional de los defensores de la libertad de expresión contra las insidias de la “santa mafia”, despachó el asunto con tres páginas de lo más florentino en las que, eso sí, se anunciaba algo sensacional: la intención de la Obra de que este tiberio mediático-político-económico no acabe con la canonización de Monse. Quieren ir más allá (Fragmento del artículo» La Fiesta De ‘Monse’. Incitatus).

5. Embeber a los de dentro de la falacia vivencial de que el Opus Dei es Dios.

6. Controlar los pensamientos de los suyos, los sentimientos, la información que reciben, su economía y toda su conducta. Para lo que se valen, entre otros medios, de infundirles miedos, fobias y temores subconscientes a que serán unos infelices si abandonan la Obra.

Pero en 1995 surge Internet y con él la posibilidad de que cualquiera pueda manifestarse públicamente con una libertad de expresión casi en estado puro.

Como no se le pueden poner puertas al campo, algunos de los que tenemos algo que decir que difiere con lo que oficialmente afirma la Prelatura nos hemos puesto a contarlo.

Con ello no hay ningún ataque a nadie.

Mas hacer publicidad de la verdad daña mucho al mentiroso.

La gran difusión de la Red y la facilidad de su acceso hace que algunos de la Obra lleguen a leernos, sin tener que dar cuenta de ello a los directores (ya que muchas veces la utilizan por razones de trabajo). El choque brusco con la visión cruda de la realidad que les presentamos escandaliza a una parte. Pero la semilla de la verdad cae en su seno… ya fructificará… y estoy seguro de que al final muchos de ellos serán libres. Otros comprueban que lo que afirmamos coincide en todo con sus vivencias. Y de estos últimos son legión los que abandonan la Obra.

También se informan los que se acercan por primera vez al Opus Dei, los que frecuentan sus clubes, los que son conminados a pitar (pedir la admisión a la Obra)… por lo que todos ellos reciben por Internet el antídoto preciso que les librará de muchas pesadillas que otros hemos tenido que soportar cuando no se disponía de tal medicina.

Los padres descubren el carácter dañino para la libertad que se vive dentro del Opus Dei, al que ellos inocentemente habían confiado a sus hijos, y muchos los sacan de allí, en alguna ocasión con brusquedad.

Personas indiferentes al Opus Dei curiosean nuestros escritos con lo que sin saberlo quedan prevenidos y además establecen con quienes se comunican una opinión pública acorde con lo que es el verdadero Opus Dei.

Y los miembros de la Iglesia, incluida su Jerarquía, descubren de la mano de quienes han sido del Opus Dei la realidad que él les oculta (aunque en muchas ocasiones tan sólo les certifica lo que ya sospechaban).

La Red está logrando que la Prelatura se quede sin los pilares de sustentación que tan arduamente había conseguido

Con esto no contaban los diseñadores del Opus Dei.

¡Dios bendiga a quienes han hecho y hacen posible Internet!

Iván

kaisermundo.jpg

exopus.jpg



El Silencio Del Opus Dei (III)

enero 10, 2007

Ivan de ExOpus

En El Silencio Del Opus Dei (I) y (II) hemos tratado el tema del enmudecimiento sistemático de los dirigentes de la Obra ante las acusaciones de que son objeto, y en ambos queda claro de que es así por su incapacidad para rebatir las realidades de que se les acusa, puesto que son fáciles de comprobar, y no por los motivos sobrenaturales que ellos aducen para justificarse.

Ese callar ante las acusaciones ciertas no es algo que se le ha ocurrido al Prelado en una noche de insomnio, sino que hunde sus raíces en la doctrina fundacional del Opus Dei.

Escrivá tuvo siempre una actitud poco ética para quitarle la gente a otros grupos religiosos, lo que motivaba que aquellos protestaran, hecho que san Josemaría traducía a los de dentro (y para así quedara en la historia que ellos escribirían después) como «una persecución de los buenos».

De esa rapiña vocacional tenemos constancia en una carta que Josefa Segovia (co-fundadora de la Institución Teresiana) dirige Escrivá:

A lo largo de 1953, año especialmente difícil para su salud (de Josefa Segovia), decidió afrontar también lo que desde hacía tiempo le estaba produciendo tensión interior. Durante la guerra de España y en los primeros años cuarenta se había mantenido la relación frecuente y cordial con don José María Escrivá, como hemos indicado. Pero, a medida que se fue consolidando la Obra de éste, surgió una situación de gran sufrimiento para Mª Josefa. El 7 de agosto: “Escribo a D. José María Escrivá suplicándole remedie la relación de los suyos con las nuestras, ¡carta más difícil!”. Tardó en enviarla (nota 59: El 27 de agosto: “Escribo, y sale al fin, carta para D. José María Escrivá delicada. Lo encomiendo mucho a Nuestra Señora”) ya que no la concluyó hasta 20 días después. En ella Mª Josefa le recordaba la estrecha relación que él había tenido con el Padre Poveda y con ella misma, y le hacía algunas reflexiones sobre la injerencia en algunas actividades apostólicas de la Institución, “entendiendo que no quiero separación dolorosa, sino comprensión fraternal”. “Yo quiero volver a encontrar a mi hermano José María (así se llamaba usted habitualmente) -era su verdadera súplica-, y por eso le escribo hoy. Escribo confiada y sencillamente” (Pasión por la santidad, Pág 608. Maria Encarnación González).

El fundador del Opus Dei sabía que la actuación poco honrada de los suyos provocaría protestas y, como no había defensa posible ante ellas, en 1936 se anticipó adiestrando a los del Opus Dei para que ante esa situación enmudecieran (lo mejor para silenciar por cansancio a los que se les oponen) y dejó escrito:

Si se os presenta alguna contradicción de parte de personas eclesiásticas o seglares, autoridades o no, callad: si no lo hacéis así, corréis el peligro de dar pábulo a la murmuración, y de dar categoría a lo que de ordinario no serán más que pequeñeces. / En cambio, informad enseguida a los Directores Mayores, encomendad el asunto al Señor, y pronto se hará la luz y desaparecerá la contradicción (Punto 58 de la Instrucción Para Los Directores).

El razonamiento justificador de Escrivá es de lo más pueril posible. Traduzcámoslo a una recomendación personal a nosotros sí le hubiéramos pedido consejo porque una determinada persona nos calumnia al afirmar de nuestra madre que fue prostituta en su juventud; y entonces él nos propone: calla, si no lo haces así, corres el peligro de dar pábulo a la murmuración, y de dar categoría a lo que no es más que una pequeñez.

Sobran los comentarios.

exopus.jpg


La Falacia Más Usada Por Los Del Opus Dei

enero 9, 2007

Ivan de ExOpus

Un «argumento ad hominem» o «argumentum ad hominem» (en latín, ‘dirigido al hombre’), es una falacia lógica que implica responder a un argumento o a una afirmación refiriéndose a la persona que lo formula, en lugar de al argumento por sí mismo. Una falacia ad hominem consiste en afirmar que un argumento de alguien es erróneo sólo por algo acerca de la persona, no por problemas en el argumento en sí. Debe quedar claro que el propósito del ataque es desacreditar a la persona que está ofreciendo el argumento y, específicamente, invitar a los demás a no tomar en consideración lo que afirma.

Un argumento ad hominem (y por tanto, falaz) tiene esta estructura:

1. A afirma B; (En Opuslibros, ExOpus, etc., divulgan realidades del Opus Dei).

2. Hay algo cuestionable acerca de A, (En Opuslibros, ExOpus, etc., se escribe con seudónimo).

3. Por tanto, B es falso. (Lo que afirma Opuslibros, ExOpus, etc., es falso).

Ad hominem es una de las falacias lógicas más conocidas. Tanto la falacia en sí misma como la acusación de haberse servido de ella se utilizan como recursos en discursos reales. Como una técnica retórica, es poderosa y se usa a menudo —a pesar de su falta de sutileza— para convencer a quienes se mueven más por sentimientos y por costumbres acomodaticias que por razones lógicas. (Fuente Wikipedia).

exopus.jpg


Mártires

enero 6, 2007

Ignacio Carrión

El País – 23-04-1992

El arquitecto Miguel Fisac escribió días atrás en este periódico un artículo en tomo a la beatificación del fundador del Opus Dei. Fisac perteneció a la obra durante 20 años. Un buen día la abandonó. A raíz de ello, los altos mandos de la organización religiosa convirtieron su fuga en una tocata insufrible de coacciones y golpes bajos dirigidos a quien sólo pretendía alejarse de ellos. Un hecho recordado por Miguel Fisac estremece por su refinada perversión. Cuando su hija de seis años murió, aparecieron el día del entierro en su casa dos sacerdotes del Opus que, en lugar de rezar un responso y decirle unas palabras de consuelo, hicieron extraños aspavientos y le dieron a entender, en voz baja, que esa muerte era una de las desgracias merecidas por el socio al haber abandonado el dichoso club. “Miguel va a sufrir mucho y va a ser un desgraciado”, le había augurado con sobrenatural clarividencia el fundador del Opus en una carta dirigida a Fisac a través de su confesor.

No es de extrañar que el proceso acelerado de beatificación de Escrivá, en cuyos escritos, según denuncia Fisac, abundan las falsedades y mentiras sobre la vida del disidente, se considere polémico. Convendría averiguar si también es injurioso.

Me pregunto: ¿Serán piruetas como ésta las exigidas para que el varón brinque del suelo al altar sin que se le enreden las faldas de la sotana? ¿Será prueba irrefutable de milagro la paciencia de santo Job que ha demostrado Miguel Fisac y, con él, otros emancipados y después hostigados por la guardia pretoriana de monseñor?

Sería encomiable que, si esto es así, el Vaticano no sólo beatifique a monseñor Escrivá, sino que canonice también a los numerosos mártires de su pintoresca cofradía, en el mismo acto y a la misma hora.

exopus.jpg


Nuevo Boletín Mensual

diciembre 30, 2006

Nombre del Boletín: «ExOpus: Los Otros Del Opus Dei».

Dirección del Grupo: www.domeus.es/groups/exopus

Descripción: Boletín mensual para difundir el índice de los libros y escritos importantes sobre el «Otro» Opus Dei (con una breve reseña) aparecidos en Internet durante el mes anterior (no sólo los de ExOpus).

Con una periodicidad variable se mandarán números extraordinarios con objeto de que al final quede reseñado todo lo existente sobre el tema (añadiéndose de esta manera al primer envío, poco a poco, lo publicado con anterioridad a él).

No se descarta en el futuro la ampliación a otro tipo de noticias y servicios.

Para suscribirse por e-mail: exopus-subscribe@domeus.es

AVISO: Se ha de confirmar la suscripción reenviando el e-mail que recibes para ese fin. A veces se pierde el mensaje original porque hay servidores que lo consideran spam y lo filtran. Por tanto, sí en un plazo prudencial no recibís dicho e-mail (10 minutos, por ejemplo), lo mejor es que vayáis a la Web de Domeus y os inscribáis allí ya que a las 24 horas el servidor destruye automáticamente los mensajes no confirmados (sí pasa ese plazo os tenéis que inscribir de nuevo).

Para suscribirse a través de la Web o para consultas:

www.domeus.es/groups/exopus

Para enviar mensajes al Grupo: exopus@domeus.es

Los mensajes que mandéis no se publican (ya que sólo se hace con el Boletín), pero son un medio para contactar con los administradores.

Para darse de baja por e-mail:

exopus-unsubscribe@domeus.es

NOTAS:

1. El e-mail que recibáis lleva adjunto el Boletín en formato de libro electrónico (puede verse como una página Web en cualquier ordenador, sin necesidad de ningún otro programa). Para leerlo basta con hacer doble clic sobre él.

2. Los datos que aportéis en la inscripción (dirección de correo, nombre, etc.) son «absolutamente» confidenciales.

3. Por las fechas navideñas en que nos encontramos, y en espera de tener un número suficiente de suscriptores, el primer Boletín conteniendo las novedades de diciembre se enviará el día 7 de enero de 2007 a las 20:00 horas de España. Los siguientes se mandarán el día 1 de cada mes a las 07:00 horas.

4. Los suscritos pueden acceder a los envíos a través de la Web del Grupo en Domeus (antes hay que completar la inscripción allí), también se puede elegir leerlo (o descargarlo) en ese lugar y no recibirlo por e-mail.

5. El que tenga intención de suscribirse, que lo haga cuanto antes.

Ivan de ExOpus

exopus.jpg