Adagios, Frases, Refranes, Proverbios y Dichos De Miguel De Cervantes Saavedra

marzo 18, 2007

Miguel de Cervantes Saavedra, autor de “El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha“.

  1. Al bien hacer jamás le falta premio.
  2. Amistades que son ciertas nadie las puede turbar.
  3. A los afligidos no se les ha de añadir aflicción.
  4. Las sentencias cortas se derivan de una gran experiencia.
  5. Encomiéndate a Dios de todo corazón, que muchas veces suele llover sus misericordias en el tiempo que están más secas las esperanzas.
  6. La historia es émula del tiempo, depósito de las acciones, testigo de lo pasado, ejemplo y aviso de lo presente, advertencia de lo por venir.
  7. De altos espíritus es aspirar a cosas altas.
  8. La hermosura que se acompaña con la honestidad es hermosura, y la que no, no es más que un buen parecer.
  9. Andan el pesar y el placer tan apareados que es simple el triste que se desespera y el alegre que se confía.
  10. Alguno se estima atrevido, cuando con otros se compara. Algunos creo que hubo tan discretos que no acertaron a compararse sino a sí mismos.
  11. El hacer bien a villanos es echar agua en la mar.
  12. La buena y verdadera amistad no debe ser sospechosa en nada.
  13. Come poco y cena más poco, que la salud de todo el cuerpo se fragua en la oficina del estómago.
  14. En los principios amorosos los desengaños prestos suelen ser remedios calificados.
  15. Paréceme, Sancho, que no hay refrán que no sea verdadero, porque todos son sentencias sacadas de la mesma experiencia, madre de las ciencias todas.
  16. Un hombre no es mayor que otro hasta que no hace cosas mayores.
  17. La verdad adelgaza y no quiebra, y siempre anda sobre la mentira como el aceite sobre el agua.
  18. Más vale la pena en el rostro que la mancha en el corazón.
  19. En casa llena, presto se guisa la cena.
  20. La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierran la tierra y el mar: por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida.
  21. Lo que se sabe sentir se sabe decir.
  22. Venturoso aquel a quien el cielo dio un pedazo de pan sin que le quede obligación de agradecérselo a otro que al mismo cielo.
  23. Señor, las tristezas no se hicieron para las bestias, sino para los hombres; pero si los hombres las sienten demasiado, se vuelven bestias.
  24. Mientras se gana algo no se pierde nada.
  25. Lo que poco cuesta aún se estima menos.
  26. Sé breve en tus razonamientos, que ninguno hay gustoso si es largo.
  27. No desees y serás el hombre más rico del mundo.
  28. Si los celos son señales de amor, es como la calentura en el hombre enfermo, que el tenerla es señal de tener vida, pero vida enferma y mal dispuesta.
  29. Al poseedor de las riquezas no le hace dichoso el tenerlas, sino el gastarlas, y no el gastarlas como quiera, sino el saberlas gastar.
  30. El que larga vida vive mucho mal ha de pasar.
  31. ¡Oh, memoria, enemiga mortal de mi descanso!
  32. El retirarse no es huir, ni el esperar es cordura cuando el peligro sobrepuja a la esperanza.
  33. ¡Oh envidia, raíz de infinitos males y carcoma de las virtudes!.
  34. El agradecimiento que sólo consiste en el deseo, es cosa muerta, como es muerta la fe sin obras.
  35. Donde hay fuerza de hecho, se pierde cualquier derecho.
  36. El sueño es el alivio de las miserias para los que las sufren despiertos.
  37. El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho.
  38. Donde reina la envidia no puede vivir la virtud ni donde hay escasez de liberalidad.
  39. La música compone los ánimos descompuestos y alivia los trabajos que nacen del espíritu.
  40. Como no estás experimentado en las cosas del mundo, todas las cosas que tienen algo de dificultad te parecen imposibles.
  41. Una retirada no es una derrota.
  42. La senda de la virtud es muy estrecha y el camino del vicio, ancho y espacioso.
  43. Sea moderado tu sueño; que el que no madruga con el sol, no goza del día.
  44. Donde hay fuerza de hecho, se pierde cualquier derecho.
  45. Ninguna ciencia, en cuanto a ciencia, engaña; el engaño está en quien no la sabe.
  46. Es tan ligera la lengua como el pensamiento, y si son malas las preñeces de los pensamientos, las empeoran los partos de la lengua.
  47. ¡Venturoso aquel a quien el cielo dio un pedazo de pan, sin que le quede obligación de agradecérselo a otro que al mismo cielo!
  48. Más vale el buen nombre que las muchas riquezas.
  49. Pocas o ninguna vez se cumple con la ambición que no sea con daño de tercero.
  50. Las comparaciones que se hacen de ingenio a ingenio, de valor a valor, de hermosura a hermosura y de linaje a linaje, son siempre odiosas y mal recibidas.
  51. Dos linajes solos hay en el mundo, como decía una agüela mía, que son el tener y el no tener.
  52. Los delitos llevan a las espaldas el castigo.
  53. Cada uno es artífice de su ventura.
  54. Amor y deseo son dos cosas diferentes; que no todo lo que se ama se desea, ni todo lo que se desea se ama.
  55. Puede haber amor sin celos, pero no sin temores.
  56. El vino demasiado ni guarda secreto, ni cumple palabra.
  57. Cada uno es como Dios le hizo, y aún peor muchas veces.
  58. Me moriré de viejo y no acabaré de comprender al animal bípedo que llaman hombre, cada individuo es una variedad de su especie.
  59. El ver mucho y el leer mucho aviva los ingenios de los hombres.
  60. No hay en la tierra contento que se iguale a alcanzar la libertad perdida.
  61. Le aconsejaría que mirase más a la fama que a la hacienda; porque la buena mujer no alcanza la buena fama solamente con ser buena, sino con parecerlo; que mucho más dañan a las honras de las mujeres las desenvolturas y libertades públicas que las maldades secretas.
  62. De las miserias suele ser alivio una compañía.
  63. La poesía tal vez se realza cantando cosas humildes.
  64. Más vale buena esperanza que ruin posesión.
  65. Las armas requieren espíritu como las letras.
  66. Las armas tienen por objeto y fin la paz, que es el mayor bien que los hombres pueden desear en esta vida.
  67. Dos gorriones sobre la misma espiga no estarán mucho tiempo juntos.
  68. El andar tierras y comunicar con diversas gentes hace a los hombres discretos.
  69. ¿Qué locura o qué desatino me lleva a contar las ajenas faltas, teniendo tanto que decir de las mías?
  70. El que lee mucho y anda mucho, va mucho y sabe mucho.
  71. Es querer atar las lenguas a los maldicientes lo mismo que querer poner puertas al campo.
  72. Esta que llaman por ahí Fortuna es una mujer borracha y antojadiza, y sobre todo, ciega, y así no ve lo que hace, ni sabe a quien derriba.
  73. Una onza de buena fama, vale más que una libra de perlas.
  74. En las cortesías antes se ha de pecar por carta de más que de menos.
  75. El hacer el padre por su hijo es hacer por sí mismo.
  76. Quien necio es en su villa, necio es en Castilla.
  77. El andar a caballo a unos hace caballeros, a otros caballerizos.
  78. Más vale una palabra a tiempo que cien a destiempo.
  79. Al bien hacer jamás le falta premio.
  80. Sobre el cimiento de la necedad no asienta edificio ningún discreto.
  81. Los males que no tienen fuerza para acabar la vida, no la han de tener para acabar la paciencia.
  82. Entre casados de honor, / cuando hay pleito descubierto / más vale el peor concierto / que no el divorcio mejor.
  83. Cuando la zorra predica, no están seguros los pollos.
  84. La hermosura que se acompaña con la honestidad es hermosura, y la que no, no es más que un buen parecer.
  85. Adonde interviene el favor y las dádivas, se allanan los riscos y se deshacen las dificultades.
  86. Que amistades que son ciertas nadie las puede turbar.
  87. El año que es abundante de poesía, suele serlo de hambre.
  88. No puede haber gracia donde no hay discreción.
  89. Come poco y cena menos, que la salud de todo el cuerpo se fragua en la oficina del estómago.
  90. Cada uno es como Dios le hizo y aún peor muchas veces.
  91. La libertad es una de las más agradables virtudes de quien se engendra la buena fama.
  92. El amor y la afición con facilidad ciegan los ojos del entendimiento.
  93. Todo aquel que no sabe, aunque sea señor y príncipe, puede y debe entrar en el número del vulgo.
  94. La falsedad tiene alas y vuela, y la verdad la sigue arrastrándose, de modo que cuando las gentes se dan cuenta del engaño ya es demasiado tarde.
  95. Cada cual se fabrica su destino.
  96. Donde una puerta se cierra, otra se abre.
  97. La pluma es la lengua del alma.
  98. Dádivas quebrantan peñas.
  99. Tanto más fatiga el bien deseado cuanto más cerca está la esperanza de poseerlo.
  100. Siempre los ricos que dan en liberales hallan quien canonice sus desafueros y califique por buenos sus malos gustos.
  101. El refrán que no viene a propósito, antes es disparate que sentencia.
  102. Si acaso doblares la vara de la justicia, no sea con el peso de la dádiva, sino con el de la misericordia.
  103. Cuando la cólera sale de madre, no tiene la lengua padre, ayo ni freno que la corrija.
  104. Más vale un toma que dos te daré.
  105. La abundancia de las cosas, aunque no sean buenas, hacen que no se estimen, y la carestía, aun de las malas, se estima en algo.
  106. El pobre honrado, si es que puede ser honrado el pobre…
  107. Casamientos de parientes, tienen mil inconvenientes.
  108. Las necedades del rico por sentencias pasan por el mundo.
  109. Es mejor la deshonra que se ignora, que la honra que está puesta en la opinión de la gente.
  110. Las honestas palabras nos dan un claro indicio de la honestidad del que las pronuncia o las escribe.
  111. Más quiero ser malo con esperanza de ser bueno, que bueno con el propósito de ser malo.
  112. La mujer ha de ser dueña, y parecerlo, que es más.
  113. El asno sufre la carga, mas no la sobrecarga.
  114. El que no sabe gozar de la ventura cuando le viene, no debe quejarse si se pasa.
  115. Confía en el tiempo, que suele dar dulces salidas a muchas amargas dificultades.
  116. Nunca los cetros y coronas de los emperadores farsantes fueron de oro puro, sino de oropel y hoja de lata.
  117. Yo imagino que es bueno mandar aunque sea a un hato de ganado.
  118. Advierte que es desatino / siendo de vidrio el tejado, / tomar piedras en la mano / para tirar al vecino.
  119. El retirarse no es huir ni el esperar es cordura si el peligro sobrepuja a la esperanza.
  120. Tienes que desconfiar del caballo por detrás de él; del toro, cuando estés de frente; y de los clérigos, de todos lados.
  121. El más tonto sabe más en su casa que el sabio en la ajena.
  122. ¡Oh, soledad, alegre compañía de los tristes!
  123. El sueño es alivio de las miserias de los que las tienen despiertas.
  124. Sea moderado tu sueño: que el que no madruga con el sol; no goza del día.
  125. No hay recuerdo que el tiempo no borre ni pena que la muerte no acabe.
  126. Quien no madruga con el sol no disfruta de la jornada.
  127. Ayer lloraba el que hoy ríe, y hoy llora el que ayer rió.
  128. Las tristezas no se hicieron para las bestias sino para los hombres; pero si los hombres las sienten demasiado se vuelven bestias.
  129. Más vale la pena en el rostro que la mancha en el corazón.
  130. El hombre bien preparado para la lucha ya ha conseguido medio triunfo.
  131. Mientras se gana algo no se pierde nada.
  132. La fuerza de los valientes, cuando caen, se pasa a la flaqueza de los que se levantan.
  133. ¿No sabes tú que no es valentía la temeridad?
  134. La verdad adelgaza, pero no quiebra.
  135. La verdad anda sobre la mentira como el aceite sobre el agua.
  136. El andar en tierras y comunicar con diversas gentes hace a los hombres discretos.
  137. No hay ningún viaje malo, excepto el que conduce a la horca.
  138. El que larga vida vive, mucho mal ha de pasar.
  139. Mientras se amenaza, descansa el amenazador.
  140. Promesas de enamorados, por la mayor parte son ligeras de prometer y muy pesadas de cumplir.
  141. Y nunca a los amantes aconsejes / cuando tienen por gloria sus cuidados; / que es como quien predice a los herejes, / en sus vanos errores obstinados. / Por eso juzgo y discierno / por cosa cierta y notoria, / que tiene el amor su gloria / a las puertas del infierno.

—oOo—

MÁS ENTRADAS SOBRE AFORISMOS

exopus.jpg

Anuncios

Adagios, Frases, Refranes, Proverbios y Dichos Sobre Egoismo, Orgullo Y Vanidad

marzo 14, 2007
  1. No hay verdadera felicidad en el egoismo. George Sand.
  2. El egoísmo es el único ateísmo verdadero; el anhelo y el desinterés, la única religion verdadera. Israel Zangwill.
  3. Primero son mis dientes que mis parientes. Refrán
  4. Después de mi, el Diluvio. Rey Luis XV de Francia.
  5. La juventud es la edad de los sacrificios desinteresados, de la ausencia de egoísmo, de los excesos superfluos. Vicente Blasco Ibáñez.
  6. El orgullo es una forma de egoísmo. David Herbert Lawrence.
  7. Un egoísta es una persona que piensa más en sí misma que en mí. Ambrose Bierce.
  8. La simpatía, pasión animal, es también una pasión egoísta. Pero no deja de ser nuestra mejor oportunidad para evadirnos del egoísmo. Georges Duhamel.
  9. Siempre se repite la misma historia: cada individuo no piensa más que en sí mismo. Sófocles.
  10. He sido un ser egoísta toda mi vida, no en teoría, pero sí en la práctica. Jane Austen.
  11. El egoísta se ama a sí mismo sin rivales. Marco Tulio Cicerón.
  12. Un egoísta es aquel que se empeña en hablarte de sí mismo cuando tú te estas muriendo de ganas de hablarle de ti. Jean Cocteau.
  13. Ser celoso es el colmo del egoísmo, es el amor propio en defecto, es la irritación de una falsa vanidad. Honoré de Balzac.
  14. Mucho más que los intereses es el orgullo quien nos divide. Auguste Comte.
  15. Entre todos los vestidos que yo he visto poner al orgullo, el que mas me subleva es el de la humildad. Henry Mackenzie.
  16. En la mujer, el orgullo es a menudo el móvil del amor. George Sand.
  17. El orgullo engendra al tirano. El orgullo, cuando inútilmente ha llegado a acumular imprudencias y excesos, remontándose sobre el más alto pináculo, se precipita en un abismo de males, del que no hay posibilidad de salir. Sócrates.
  18. Aquel que es demasiado pequeño tiene un orgullo grande. Voltaire.
  19. Lo único capaz de consolar a un hombre por las estupideces que hace, es el orgullo que le proporciona hacerlas. Oscar Wilde.
  20. Aunque el orgullo no es una virtud, es padre de muchas virtudes. John Churton Collins.
  21. La vanidad es el amor propio al descubierto. Bernard Le Bouvier de Fontenelle.
  22. Hay que dejar la vanidad a los que no tienen otra cosa que exhibir. Honoré de Balzac.
  23. La vanidad hace siempre traición a nuestra prudencia y aún a nuestro interés. Jacinto Benavente.
  24. La más segura cura para la vanidad es la soledad. Thomas C. Wolfe.
  25. La vanidad es tan fantástica, que hasta nos induce a preocuparnos de lo que pensarán de nosotros una vez muertos y enterrados. Ernesto Sábato.
  26. En muchos casos hacemos por vanidad o por miedo, lo que haríamos por deber.
  27. Ningún vanidoso siente celos. Jacinto Benavente.
  28. El cambio de moda es el impuesto que la industria del pobre carga sobre la vanidad del rico. Chamfort.
  29. Hablamos muy poco, excepto cuando la vanidad nos hace hablar. François de la Rochefoucauld.
  30. Conceder el perdón es el más alto grado de vanidad o de miedo. José Luis Coll.

—oOo—

MÁS ENTRADAS SOBRE AFORISMOS

exopus.jpg


Adagios, Frases, Refranes, Proverbios y Dichos

enero 28, 2007
  1. Más vale ser un enano ágil que un gigante paralítico. Alien.
  2. Prefiero vivir una hora en píe que cien años de rodillas. Alien.
  3. Doy por bien pasado / todo cuanto padecí / porque al Sol puedo mirar / como nunca nadie lo miró. Alien.
  4. Cuando una puerta se cierra, otra se abre. Refrán.
  5. No hay peor sordo que quien no quiere oír. Refrán.
  6. Encontrar allí la santidad es como cavar hoyos en el mar. Alien.

—oOo—

MÁS ENTRADAS SOBRE AFORISMOS

exopus.jpg


Adagios, Frases, Refranes, Proverbios y Dichos Sobre El Pecado

enero 18, 2007
  1. En el pecado va la penitencia. Refrán.
  2. La mayoría de los pecadores pasan su vida ofendiendo a Dios y confesándose. Clemente XIV.
  3. No hay pecado sin pena ni bien sin galardón. Refrán.
  4. Hay pecados cuya fascinación está más en el recuerdo que en la comisión de ellos. Oscar Wilde.
  5. Lo que llamamos en otros pecado, consideramos en nosotros como experiencia. Ralph Waldo Emerson.
  6. No hagas mal, que es pecado mortal; ni hagas bien, que es pecado también. Refrán.
  7. La mayoría de las personas prefieren confesar los pecados de los demás. Graham Greene.
  8. He cometido el peor pecado que uno puede cometer. No he sido feliz. Jorge Luis Borges.
  9. Pasada la línea equinoccial, todo pecado mortal se torna venial. Refrán.
  10. ¡Qué pena que beber agua no sea un pecado! ¡Qué bien sabría entonces! Giacomo Leopardi.
  11. El pecado ofende a Dios lo que perjudica al hombre. Santo Tomás de Aquino.
  12. Dios lo que más odia después del pecado es la tristeza, porque nos predispone al pecado. San Agustín.
  13. Mientras que para la sociedad no existe mayor pecado que la vida contemplativa, los más cultos opinan que la contemplación es la ocupación natural del hombre. Oscar Wilde.
  14. El tesoro y el pecado, nunca están bien enterrados. Refrán.
  15. Del pecado, lo peor es la perseverancia. Fernando de Rojas.
  16. Quien quita la ocasión, quita el pecado. Refrán.
  17. Yo no tengo la culpa de que la vida se nutra de la virtud y del pecado, de lo hermoso y de lo feo. Benito Pérez Galdos.
  18. El cristianismo ha hecho mucho por el amor convirtiéndolo en pecado. Anatole France.

—oOo—

MÁS ENTRADAS SOBRE AFORISMOS

exopus.jpg


Adagios, Frases, Refranes, Proverbios y Dichos Sobre El Amor

enero 15, 2007
  1. Si la pasión, si la locura no pasaran alguna vez por las almas… ¿Qué valdría la vida? (Jacinto Benavente).
  2. El amor es una condición en la que la felicidad de otra persona es condición imprescindible para su propia felicidad (Anónimo).
  3. No se ama a una mujer porque sea bella. Es bella porque se le ama (Anónimo).
  4. Las pasiones son como los vientos, que son necesarios para dar movimiento a todo, aunque a menudo sean causa de huracanes (Bernard Le Bouvier de Fontenelle).
  5. El amor es el poder iniciador de la vida; la pasión posibilita su permanencia (Anónimo).
  6. Cuando mi voz calle con la muerte, mi corazón te seguirá hablando (Rabindranath Tagore).
  7. Un hombre sin pasiones está tan cerca de la estupidez que sólo le falta abrir la boca para caer en ella (Lucio Anneo Séneca).
  8. La magia del primer amor consiste en nuestra ignorancia de que pueda tener fin (Benjamin Disraeli).
  9. El amor es un acto de perdón interminable… una mirada tierna que se convierte en hábito (Peter Ustinov).
  10. La gente se arregla todos los días el cabello. ¿Por qué no el corazón? (Proverbio Chino).
  11. El tiempo es demasiado lento para aquellos que esperan… demasiado rápido para aquellos que temen… demasiado largo para aquellos que sufren… demasiado corto para aquellos que celebran… pero para aquellos que aman, el tiempo es eterno (Henry Van Dyke).
  12. Las pasiones hacen vivir al hombre, la sabiduría sólo le hace durar (Chamfort).
  13. Los que prefieren la sensatez y huyen de la locura son incapaces de sentir el amor verdadero (Anónimo).
  14. Un viejo enamorado es como una flor en invierno (Refrán Portugués).
  15. El amor es un juego en el que ambos jugadores pueden ganar (Eva Gabor).
  16. Te amo para amarte y no para ser amado, puesto que nada me place tanto como verte a ti feliz (George Sand).
  17. Amar es encontrar en la felicidad de otro tu propia felicidad (Gottfried Wilhelm Leibniz).
  18. La razón puede advertirnos sobre lo que conviene evitar; sólo el corazón nos dice lo que es preciso hacer (Joseph Joubert).
  19. Puede uno amar sin ser feliz; puede uno ser feliz sin amar; pero amar y ser feliz es algo prodigioso (Honoré de Balzac).
  20. Ama hasta que te duela. Si te duele es buena señal (Madre Teresa de Calcuta).
  21. El que ha conocido sólo a su mujer y la ha amado, sabe más de mujeres que el que ha conocido mil (Leon Tolstoi).
  22. Todas las pasiones son buenas mientras uno es dueño de ellas, y todas son malas cuando nos esclavizan (Jean Jacques Rousseau).
  23. Amar a alguien es decirle: tú no morirás jamás (Gabriel Marcel).
  24. Ama como puedas, ama a quien puedas, ama todo lo que puedas. No te preocupes de la finalidad de tu amor (Amado Nervo).
  25. Cuando no se ama demasiado no se ama lo suficiente (Blaise Pascal).
  26. Sin pasión, el hombre sólo es una fuerza latente que espera una posibilidad, como el pedernal el choque del hierro, para lanzar chispas de luz (Henry F. Amiel).
  27. Hay que escuchar a la cabeza, pero dejar hablar al corazón (Marguerite Yourcenar).
  28. Los amores mueren de hastío, y el olvido los entierra (Jean de la Bruyere).
  29. Hay quien ha venido al mundo para enamorarse de una sola mujer y, consecuentemente, no es probable que tropiece con ella (José Ortega y Gasset).
  30. Al primer amor se le quiere más, a los otros se les quiere mejor (Antoine de Saint-Exupery).
  31. El amor es como la guerra – es fácil empezar pero difícil terminar. (Anónimo).
  32. Cuando se habla de estar enamorado como un loco se exagera; en general, se está enamorado como un tonto (Noel Clarasó).
  33. Se habla sin cesar contra las pasiones. Se las considera la fuente de todo mal humano, pero se olvida que también lo son de todo placer (Denis Diderot).
  34. Un hombre de noble corazón irá muy lejos, guiado por la palabra gentil de una mujer (Johann Wolfgang Goethe).
  35. Si no recuerdas la más ligera locura en que el amor te hizo caer, no has amado (William Shakespeare).
  36. Los que de corazón se quieren sólo con el corazón se hablan (Francisco de Quevedo y Villegas).
  37. Esta sociedad nos da facilidades para hacer el amor, pero no para enamorarnos (Antonio Gala).
  38. La pasión para el hombre es un torrente; para la mujer, un abismo (Concepción Arenal).
  39. El enamoramiento es un estado de miseria mental en que la vida de nuestra conciencia se estrecha, empobrece y paraliza (José Ortega y Gasset).
  40. Esa necesidad de olvidar su yo en la carne extraña, es lo que el hombre llama noblemente necesidad de amar (Charles Baudelaire).
  41. Un corazón es una riqueza que no se vende ni se compra, pero que se regala. (Gustave Flaubert).
  42. Uno no se enamoró nunca, y ése fue su infierno. Otro, sí, y ésa fue su condena (Robert Burton).
  43. El corazón tiene razones que la razón ignora (Blaise Pascal).
  44. Cuando el amor no es locura, no es amor (Pedro Calderón de la Barca).
  45. El que vive enamorado delira, a menudo se lamenta, siempre suspira, y no habla sino de morir (Pietro Metastasio).
  46. Las grandes pasiones son enfermedades incurables. Lo que podría curarlas las haría verdaderamente peligrosas (Johann Wolfgang Goethe).
  47. Lanza primero tu corazón y tu caballo saltará el obstáculo. Muchos desfallecen ante el obstáculo. Son los que no han lanzado primero el corazón (Noel Clarasó).
  48. Un hombre enamorado está incompleto hasta que está casado; entonces está acabado (Zsa Zsa Gabor).
  49. A un gran corazón, ninguna ingratitud lo cierra, ninguna indiferencia lo cansa (Leon Tolstoi).

—oOo—

MÁS ENTRADAS SOBRE AFORISMOS

exopus.jpg


Dios Escribe Derecho En Renglones Torcidos

enero 4, 2007

Ivan de ExOpus

Don Álvaro del Portillo, primer sucesor de san Josemaría en el mando del Opus Dei, propuso a la Santa Sede como figura jurídica definitiva de la Obra que estuviera compuesta tanto por sacerdotes como por laicos (cum proprio populo). El Papa pidió opinión sobre el tema al resto de la Iglesia y ante esa posibilidad una mayoría de obispos y de conferencias episcopales del mundo saltaron con las uñas sacadas (ver Varias Conferencias Episcopales Se Oponen A Que El Opus Cambie De Estado Jurídico y Los Obispos Rechazan De Nuevo El Cambio De Estatuto Del Opus Dei).

Es curioso que mientras los sucesores de los apóstoles batallaban con el Vicario de Cristo en la Tierra para impedir que el Opus Dei les robara a los laicos de sus diócesis, los directores nos contaban a los de dentro que la Obra era «la institución más querida por la Iglesia».

Darle al Opus Dei sacerdotes y laicos propios era hacerla una iglesia paralela: un obispo a la cabeza con sacerdotes y laicos extendidos por todo el mundo que le deben obediencia. Ese estatus permitía con gran facilidad un cisma (que en cualquier momento el Opus Dei se separara de Roma). Por eso es por lo que el Papa no entregó los laicos de las diócesis territoriales a la Prelatura, y no por «la campaña de persecución de algunos contra el Opus Dei» que difunden los de la Obra.

Nunca sabremos sí Juan Pablo II quería entregar los seglares al Opus Dei o no, y sí en este último supuesto lo de la consulta a los obispos fue tan sólo una maniobra política suya para que fueran «otros» los que le resolvieran el problema mientras él continuaba siendo visto por los de la Obra como el «Papa Bueno» para el Opus Dei.

El caso es que ante ese clamor universal de oposición en hacer de la Prelatura personal del Opus Dei una iglesia paralela, Juan Pablo II no tuvo más opción que negarle a los laicos, razón por la cual el Opus Dei está formado «exclusivamente» por sus sacerdotes.

Pero es que esta situación es la muerte del carisma que supuestamente Dios le confirió al fundador de la Obra (ya que si la Iglesia no lo acepta es que no fue Dios quien lo inspiró), consistente en que el Opus Dei era una asociación de laicos en la que, por necesidad, tenía que haber algunos sacerdotes para administrar los sacramentos: El Opus Dei es una organización internacional de laicos, a la que pertenecen también sacerdotes seculares (una exigua minoría en comparación con el total de socios). (Conversaciones con Mons. Escrivá de Balaguer, punto 24.).

Lo que la Iglesia ha aprobado es justamente lo opuesto a lo diseñado por san Josemaría: que el Opus Dei es solamente sus sacerdotes y que los laicos pueden cooperar (orgánicamente) sin pertenecer a él.

Es admirable la Infinita Sabiduría de Dios, como es capaz de escribir derecho en renglones torcidos. Con que Soberana Inteligencia logra que el Papa más favorable al Opus Dei sea justamente, y por eso, quien le destruya.

Iván exopus.jpg


Nuevo Boletín Mensual

diciembre 30, 2006

Nombre del Boletín: «ExOpus: Los Otros Del Opus Dei».

Dirección del Grupo: www.domeus.es/groups/exopus

Descripción: Boletín mensual para difundir el índice de los libros y escritos importantes sobre el «Otro» Opus Dei (con una breve reseña) aparecidos en Internet durante el mes anterior (no sólo los de ExOpus).

Con una periodicidad variable se mandarán números extraordinarios con objeto de que al final quede reseñado todo lo existente sobre el tema (añadiéndose de esta manera al primer envío, poco a poco, lo publicado con anterioridad a él).

No se descarta en el futuro la ampliación a otro tipo de noticias y servicios.

Para suscribirse por e-mail: exopus-subscribe@domeus.es

AVISO: Se ha de confirmar la suscripción reenviando el e-mail que recibes para ese fin. A veces se pierde el mensaje original porque hay servidores que lo consideran spam y lo filtran. Por tanto, sí en un plazo prudencial no recibís dicho e-mail (10 minutos, por ejemplo), lo mejor es que vayáis a la Web de Domeus y os inscribáis allí ya que a las 24 horas el servidor destruye automáticamente los mensajes no confirmados (sí pasa ese plazo os tenéis que inscribir de nuevo).

Para suscribirse a través de la Web o para consultas:

www.domeus.es/groups/exopus

Para enviar mensajes al Grupo: exopus@domeus.es

Los mensajes que mandéis no se publican (ya que sólo se hace con el Boletín), pero son un medio para contactar con los administradores.

Para darse de baja por e-mail:

exopus-unsubscribe@domeus.es

NOTAS:

1. El e-mail que recibáis lleva adjunto el Boletín en formato de libro electrónico (puede verse como una página Web en cualquier ordenador, sin necesidad de ningún otro programa). Para leerlo basta con hacer doble clic sobre él.

2. Los datos que aportéis en la inscripción (dirección de correo, nombre, etc.) son «absolutamente» confidenciales.

3. Por las fechas navideñas en que nos encontramos, y en espera de tener un número suficiente de suscriptores, el primer Boletín conteniendo las novedades de diciembre se enviará el día 7 de enero de 2007 a las 20:00 horas de España. Los siguientes se mandarán el día 1 de cada mes a las 07:00 horas.

4. Los suscritos pueden acceder a los envíos a través de la Web del Grupo en Domeus (antes hay que completar la inscripción allí), también se puede elegir leerlo (o descargarlo) en ese lugar y no recibirlo por e-mail.

5. El que tenga intención de suscribirse, que lo haga cuanto antes.

Ivan de ExOpus

exopus.jpg