Queso Para El Ratón

abril 12, 2010

Publicado por primera vez el 09 julio 2004

Iván de ExOpus

Cortamos unas porciones de queso, hacemos con ellas un bocadillo y se lo damos a nuestro hijo para merendar. Entonces un amigo nuestro que lo ve nos comenta que dar demasiado queso a un niño puede perjudicarle. Le escuchamos con diligencia y atendemos sobre los perjuicios que puede producir el queso. La siguiente vez que llevamos al niño al médico le consultamos sobre lo que nuestro amigo nos dijo y si el profesional nos lo confirma, se acabó dar de merendar queso a nuestro hijo.

Cuando el bien que proporcionamos a otro es para su beneficio, estamos abiertos al diálogo para así poder modificar nuestra conducta equivocada (e incluso pagamos por ello).

Leer el resto de esta entrada »


Armando Segura Naya, ¿Por Qué No Es Usted Del Opus Dei?

abril 3, 2010

Some content on this page was disabled on July 8, 2015 as a result of a DMCA takedown notice from Armando Segura Naya. You can learn more about the DMCA here:

https://en.support.wordpress.com/copyright-and-the-dmca/


No Se Puede Ser Juez Y Parte

abril 2, 2010

Iván de ExOpus

Es de sentido común que no puede ser precisa una medición si la unidad que mide depende de lo medido. Así, si definimos un metro como la mitad de la longitud de un determinado arbusto, con el tiempo éste puede crecer o partirse, por lo que el tamaño de ese peculiar “metro” aumentará o disminuirá en la misma proporción.

Leer el resto de esta entrada »


El Gobierno de la Sinrazón

marzo 26, 2010

Iván de ExOpus

Se tiene un concepto de la humanidad muy distinto al real. Se piensa que el género humano es inteligente y capaz de razonar libremente, que si le presentas a una persona determinadas evidencias en contra de una creencia, el único camino que puede tomar es el de reconocerlas y seguir las consecuencias a las que nos dirigen.

Pero no es así.

Leer el resto de esta entrada »


Antonio Sanchez Camara, ¿Por Qué No Es Usted Del Opus Dei?

marzo 15, 2010

portada.jpg

Encuesta realizada entre 1970 y 1974

ANTONIO SANCHEZ­ CAMARA. Coronel de Infantería Dip. Ing. Geógrafo Militar. Madrid.

Leer el resto de esta entrada »


Los Libros Prohibidos Por El Opus Dei

marzo 14, 2010

451

El título de este post puede resultar engañoso: no estamos hablando de libros prohibidos per se, sino más bien de libros que han de ser leídos sólo bajo supervisión y/o con permiso de la autoridad superior (a excepción de los que pertenecen al nivel máximo de precaución). El Opus Dei califica los libros según seis categorías:

1 – Libros que pueden leer todos, incluso niños.

2 – Lectura en general recomendable aunque requiere un poco de formación.

3 – Los pueden leer quienes tengan formación (puede haber escenas o comentarios “inconvenientes”). Se necesita permiso del director espiritual.

4 – Los pueden leer quienes tengan formación y necesidad de leerlos. Se necesita permiso del director espiritual.

5 – No se pueden leer, salvo con un permiso especial de la delegación.

6 Lectura prohibida. Para leerlos se necesita permiso del Padre (Prelado).

En las bibliotecas dependientes de la Obra los libros pertenecen, casi en su totalidad, a los grupos 1 y 2. Ejemplos de estos grupos serían la obra completa de J. R. R. Tolkien, los hermanos Grimm o Agatha Christie, así como la mayor parte de los libros de Arthur Conan Doyle (exceptuando Los refugiados y La gran sombra). Fahrenheit 451, de Ray Bradbury, pertenece por cierto al grupo 2, toda una paradoja para un libro que habla sobre lo que habla. No deben de haberlo leído.

En el grupo 3, libros que para ser consultados y leídos necesitarían del “permiso del director espiritual”, estarían, entre otros, muchas de las mejores novelas de Delibes, El Aleph (una de las obras más universales del autor argentino Jorge Luis Borges) o, sorprendentemente, la popular novela anónima El peregrino ruso, un clásico de la espiritualidad de nuestro tiempo.

Con el nivel 4 ya entramos en palabras mayores: ya no estamos hablando tan sólo de tener que pedir permiso al director espiritual o de tener formación: además hay que tener necesidad de leerlos. Me pregunto cómo se puede demostrar semejante cosa. Pero no está de más saber que, para leer libros como Frankestein desencadenado (de Brian Aldiss), la antología poética de Vicente Aleixandre, Cañas y barro (de Blasco ibañez), El canon occidental (de Harold Bloom), El laberinto español (de Gerald Brenan), RUR (de Karel Capek), 2001 (de Arthur C. Clarke) o El club Dumas y La piel del tambor (ambas de Arturo Pérez Reverte), los miembros de la Obra habrán de cumplir esos requisitos. Incomprensible (si es que algo de todo esto tiene el más mínimo sentido) lo de la obra de Harold Bloom: yo habría creado para ella un nivel 7 como mínimo.

En el quinto nivel nos encontramos con obras muy diversas, como por ejemplo La casa de los espíritus (de Isabel Allende), El árbol de la ciencia (de Pío Baroja)… y Fundación (de Isaac Asimov). El que haya pensado que esta novela del autor estadounidense de origen ruso era totalmente inocente se equivoca, por lo visto. ¿Está la psicohistoria en conflicto directo con Dios o con los prelados correspondientes?

Almuerzo desnudo

Y ya llegados al sexto y último nivel, el de los libros “prohibidos” (estoy utilizando su terminología, desde luego), podemos mencionar, entre muchísimos otros, el Manual de Economía Política (publicado por la Academia de Ciencias de la URSS), obras de Rafael Alberti como pueden ser Coplas de Juan Panadero o Lo que canté y dije de Picasso, la humorada Cómo acabar de una vez por todas con la cultura (de Woody Allen), los Textos escogidos de Salvador Allende, obras de Isabel Allende como Cuentos de Eva Luna o De amor y de sombra, el Curso de puericultura de Cuper, La negritud (de Luis María Ansón), El cuento de la criada (de Margaret Atwood), Las flores del mal (de Baudelaire), el Manifiesto del surrealismo (de André Breton), el Decamerón, La naranja mecánica (de Anthony Burgess), el Tratado de la regalía de amortización (de Pedro Campomanes), La colmena (de Cela), La ilustración gráfica del siglo XIX (de Valeriano Bozal), Rey Jesús (de Robert Graves), buena parte de la obra de Cortázar, y las obras casi completas de Fernando Arrabal, Clive Barker, Mario Benedetti, William S. Burroughs, José Caballero Bonald, Santiago Carrillo, Ricardo de la Cierva, Paulo Coelho, Auguste Comte, Bertolt Brecht y Bukowski, entre muchos otros.

Me siento muy orgulloso de haber leído algo de casi todos ellos. Incluso de De la Cierva.

FUENTE: LECTURALIAexopus.jpg


Jose Antonio San Martin Paramo, ¿Por Qué No Es Usted Del Opus Dei?

marzo 8, 2010

portada.jpg

Encuesta realizada entre 1970 y 1974

JOSE ANTONIO SAN MARTIN PARAMO. Abogado. Barcelona.

Dicho interrogante, en mi caso, se plantea con ma­yor claridad, formulándolo en el sentido de pregun­tarme por qué nunca he llegado a sentir verdadero in­terés por pertenecer al Opus Dei. Y creo que esta ac­titud de voluntario distanciamiento obedece a tres ti­pos de motivaciones: ambientales, espirituales y políti­cas, respectivamente.

Leer el resto de esta entrada »