Los Múltiples Retratos Del Opus Dei

enero 2, 2007

Emevé.

¿Cómo pinto a la Opus? Lo que yo sé es que hay dos tipos de cuadros de la Opus. El “cuadro oficial” del que cada miembro hace una fotocopia y la enmarca y la cuelga en su pecho, y si alguien le pregunta ¿y cómo es la opus? simplemente señala la foto y nada más. Y están los cuadros “no oficiales”, los que hacemos los que alguna vez colgamos esa misma copia en nuestro pecho, pero luego nos empezamos a dar cuenta que no va, que eso no es lo que nos gustaría decir, que, bueno, que nosotros somos artistas, que podemos dar nuestra versión propia, y que muchas veces se parecen a la versión oficial tanto como el tigre al dragón. Entonces resulta que hay varios cuadros que no son iguales pero sí son parecidos. Digamos que la “versión oficial” la pinta rubia, alta y de ojos azules, y todos los demás coincidimos en que no es tan alta y es morena. Los detalles mínimos quizá difieren, pero coincidimos tanto que asusta.

Entonces el observador, confundido, al mirar los dos tipos de cuadros, dirá ¿y qué cosa pasa aquí? ¿Quién miente y quién dice la verdad?

Yo también fui “observadora confundida” y de tanto no creer cuando me hablaban mal de la opus, fui a conocerla, me la dibujaron, la compré y ahora hago mi propio cuadro. Pero lo sé porque experimenté en “pellejo propio”, así que no puedo decirle a los otros que me crean sin haber experimentado o por lo menos haber conocido por sí mismos.

Pero luego no me digan que no les advertí. Yo sé que el cuadro que pinto yo es el real, el real para mí, porque para mí eso fue la Opus (ahora ya no es nada). Lo que asusta es que se parece al que muchos otros pintan, y si los juntamos todos, vemos desde distintos ángulos, con distintos colores y con distintas luces, a una misma modelo, que no se parece en nada a la “oficial”. Eso ya debe significar algo (Tomado de La Opus No Es Como La Pintan. Emevé).

exopus.jpg