El Amor Del Opus Dei A Los Religiosos

febrero 4, 2007

Ivan de ExOpus

Lo que sigue es una experiencia que me ocurrió apenas había cumplido los 16 años.

La lluvia inundó los campos del colegio en donde aquella tarde teníamos que practicar deporte. Ante la imposibilidad de hacerlo nos mandaron a casa. Yo me fui, como todos los días, al centro de la Obra.

Serían las 4, toqué el timbre. Me abre el secretario quien tras informarse de la duración de mi estancia allí sale corriendo a por el abrigo y en cuestión segundos se marcha, explicándome a la carrera que el resto de los de la casa están en una tertulia con el Padre (el fundador del Opus Dei, no Dios), que él no había ido por el Santísimo (en los centros de la Obra no se puede quedar solo), y que esa función la podía realizar yo.

Y allí me dejó. No transcurrieron ni 15 minutos cuando llaman a la puerta y me encuentro ante un fraile. Un fraile, fraile, de hábito preconciliar, con capucha incluida, y con un rosario entre las manos.

Me explicó que venía de Jaén, que quería ponerse en contacto con un determinado sacerdote de la Obra (desconocido por mí), y que las únicas señas de un centro del Opus Dei de que disponía eran las de aquel en el que nos encontrábamos.

Lo único que se me ocurrió fue dejarle el teléfono del club y decirle que llamara por la noche para preguntárselo al director.

Cuando todo estaba resuelto, va el buen religioso y me pide el favor de que le deje hacer una visita al sagrario, ya que el resto de la tarde tenía que hacer gestiones y no sabía si podría encontrar una iglesia en donde realizarla.

Mi preocupación entonces fue la de que esa persona no fuera un religioso sino un ladrón, por lo que le acompañé al oratorio y allí estuve con él todo el tiempo.

Rezó durante unos cinco minutos, le despedí, y continúe con mi estudio.

Cuando volvió el director le di la novedad y, de pasada, le cuento lo de la visita al Santísimo del fraile. Entonces enrojece. Me inquiere si he dejado entrar a un religioso en el centro. Le explico que le acompañé y que no era un ladrón (lo único que a mí me preocupaba). Eleva el tono de voz y me sale con que está muy mal lo que había hecho ya que HAY UNA ORDEN DEL PADRE (el fundador del Opus Dei, no Dios) DE QUE A UN RELIGIOSO NUNCA SE LE PUEDE METER EN UN CENTRO DE LA OBRA, DE QUE SE LE ATIENDE EN LA PUERTA DE LA CASA O COMO MUCHO EN LA SALA DE VISITAS, PERO JAMÁS, JAMÁS SE LE PERMITE ENTRAR DENTRO…

¿Pero cómo voy a impedir que visite al Señor alguien que ha dado su vida por Él?, aduje en mi defensa.

Y su respuesta, en el mismo tono de sargento de la Legión: HAY MUCHAS IGLESIA PÚBLICAS, QUE VAYA A UNA DE ELLAS, PERO EN UN CENTRO DE LA OBRA, NO Y NO…

Obras son amores y no buenas razones. Por mucho que luego oyera en el Opus Dei las palabras de su Fundador de que amamos con todo el corazón a la Iglesia y a los religiosos, toda esa teoría se anulaba en mi interior por aquella experiencia juvenil tan anticristiana de la bronca que recibí por haberle permitido a un fraile visitar al Santísimo.

exopus.jpg

Anuncios

Los Forofos Supernumerarios Externos Del Opus Dei

febrero 3, 2007

Some content on this page was disabled on July 8, 2015 as a result of a DMCA takedown notice from Armando Segura Naya. You can learn more about the DMCA here:

https://en.support.wordpress.com/copyright-and-the-dmca/


Nuevo Boletín Mensual

diciembre 30, 2006

Nombre del Boletín: «ExOpus: Los Otros Del Opus Dei».

Dirección del Grupo: www.domeus.es/groups/exopus

Descripción: Boletín mensual para difundir el índice de los libros y escritos importantes sobre el «Otro» Opus Dei (con una breve reseña) aparecidos en Internet durante el mes anterior (no sólo los de ExOpus).

Con una periodicidad variable se mandarán números extraordinarios con objeto de que al final quede reseñado todo lo existente sobre el tema (añadiéndose de esta manera al primer envío, poco a poco, lo publicado con anterioridad a él).

No se descarta en el futuro la ampliación a otro tipo de noticias y servicios.

Para suscribirse por e-mail: exopus-subscribe@domeus.es

AVISO: Se ha de confirmar la suscripción reenviando el e-mail que recibes para ese fin. A veces se pierde el mensaje original porque hay servidores que lo consideran spam y lo filtran. Por tanto, sí en un plazo prudencial no recibís dicho e-mail (10 minutos, por ejemplo), lo mejor es que vayáis a la Web de Domeus y os inscribáis allí ya que a las 24 horas el servidor destruye automáticamente los mensajes no confirmados (sí pasa ese plazo os tenéis que inscribir de nuevo).

Para suscribirse a través de la Web o para consultas:

www.domeus.es/groups/exopus

Para enviar mensajes al Grupo: exopus@domeus.es

Los mensajes que mandéis no se publican (ya que sólo se hace con el Boletín), pero son un medio para contactar con los administradores.

Para darse de baja por e-mail:

exopus-unsubscribe@domeus.es

NOTAS:

1. El e-mail que recibáis lleva adjunto el Boletín en formato de libro electrónico (puede verse como una página Web en cualquier ordenador, sin necesidad de ningún otro programa). Para leerlo basta con hacer doble clic sobre él.

2. Los datos que aportéis en la inscripción (dirección de correo, nombre, etc.) son «absolutamente» confidenciales.

3. Por las fechas navideñas en que nos encontramos, y en espera de tener un número suficiente de suscriptores, el primer Boletín conteniendo las novedades de diciembre se enviará el día 7 de enero de 2007 a las 20:00 horas de España. Los siguientes se mandarán el día 1 de cada mes a las 07:00 horas.

4. Los suscritos pueden acceder a los envíos a través de la Web del Grupo en Domeus (antes hay que completar la inscripción allí), también se puede elegir leerlo (o descargarlo) en ese lugar y no recibirlo por e-mail.

5. El que tenga intención de suscribirse, que lo haga cuanto antes.

Ivan de ExOpus

exopus.jpg