Inmadurez Y Fobias

nina

OPUS DEI: UNA FÁBRICA DE INMADUROS

XIII – Inmadurez Y Fobias

Iván de ExOpus

El tema de las fobias y su inducción en la Obra está tratado monográficamente en mi escrito anterior La Fuerza Que Anula La Libertad En El Opus Dei, que resumo a continuación.

Básicamente, las fobias son una intensa reacción de miedo a algo o a alguien que por su componente visceral paralizante impiden realizar cosas que se desean hacer. Así, quien tiene fobia a los ascensores desearía utilizarlos y en cambio se ve obligado a subir y bajar a píe las escaleras; la fobia intensa a los espacios abiertos llega a confinar a la persona que la padece a no salir de su casa, etc.

Algunos grupos de tipo sectario consiguen que los miembros tengan fobia a abandonarlo. Implantan en el subconsciente de los adeptos, de una forma maquiavélicamente efectiva, vívidas imágenes y sentimientos negativos que hacen imposible que el sujeto pueda imaginar siquiera la posibilidad de ser feliz y tener éxito fuera del grupo. Cuando se programa el inconsciente para que acepte las imágenes y sentimientos negativos, éste se comporta como si fueran realidad. Se consigue que el inconsciente almacene una serie de imágenes que representan todas las cosas malas que le pueden ocurrir al sujeto si alguna vez intenta abandonar o traicionar al grupo lo que les lleva a pensar y sentir que no tienen otro camino para crecer espiritual, intelectual y emocionalmente. Esta técnica de control mental crea esclavos para el grupo.

La Obra induce primero a que los adeptos se crean que su Fundador es un ser por el cual Dios habla sin ápice de error, y una vez aceptado este culto idolátrico se les bombardea por activa y por pasiva con las profecías de futuro maldito que les espera a quienes abandonan el Opus Dei (del tipo El que deja la Obra, además de perder su felicidad temporal, muy posiblemente también pierda la eterna, y que son tratadas con extensión en el trabajo antes referenciado), lo que genera en quienes las escuchan una y otra vez una intensa fobia a siquiera plantearse dejar el Opus Dei.

Toda esclavitud psicológica conlleva falta de madurez, entre otras razones porque impide enfrentarse y resolver las situaciones que dicha esclavitud evita, por lo que cualquier fobia va inseparablemente unida a un grado de inmadurez.

Pero también un estado de inmadurez crónico genera fobias. En toda maduración hay que pasar por sucesivos enfrentamientos a situaciones molestas y costosas en las que cada una de ellas facilita resolver la siguiente. Si se rehuye del primer choque con la realidad, el posterior es mucho más costoso porque se ha perdido la experiencia que aquel le habría proporcionado y crece la inseguridad para resolverlo, y así sucesivamente en cada una de las siguientes situaciones. Si el adolescente cede al pánico de una primera cita rechazándola, la segunda le es más costosa aún, y más la tercera… Y si al cabo del tiempo se arma de valor y se enfrenta a una, la falta de experiencia previa que debería tener hace muy posible que ésta se trasforme en un fracaso, lo que le lleva a reforzar pensamientos y sentimientos sobre su incapacidad para mantener contactos de pareja que acaban transformándose en una fobia a este tipo de relaciones.

Todos los aspectos de inmadurez a los que la Obra lleva y que son objeto de este escrito pueden acabar coexistiendo o transformándose en fobias más o menos intensas.

AnteriorPosteriorIndice

ExOpus

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: