La Canonización De Balaguer No Compete A La Infalibilidad De La Iglesia

No me pongáis al culto imágenes “de serie”: prefiero un Santo Cristo de hierro tosco a esos Crucifijos de pasta repintada que parecen hechos de azúcar (Camino, 542, José María Escrivá de Balaguer).

Escriva en pasta flora

Imagen de Escrivá en pasta repintada

Jacques Trouslard

1 de octubre de 2002

¿Un católico está obligado en nombre de la infalibilidad pontificia a creer en la canonización de Balaguer y celebrar su culto?

Condiciones y naturaleza de la infalibilidad

“En primer lugar es a la iglesia en su conjunto a la que según la doctrina católica se aplica la seguridad de ser asistida por el Espíritu Santo cuando clarifica puntos esenciales de la fe. Se refiere en ese caso a la promesa hecha por Jesús a sus apóstoles de estar con ellos tras su marcha hasta su regreso (Juan 14, 8-21).

“En segundo lugar, el ámbito al que se aplica la certeza de esta infalibilidad está estrictamente circunscrito exclusivamente a los puntos de doctrina referentes a la fe y a la moral para examinar el contenido de la Revelación (Lumen Gentium, n. 25).

“Por tanto están excluidas del ámbito de la infalibilidad entre otras las cuestiones de carácter pastoral o disciplinar. Por tanto la encíclica Humanae Vitae de Pablo VI sobre la regulación de los nacimientos, las sanciones eclesiásticas contra Monseñor Lefebvre, una canonización no son muestra de infalibilidad.”

(Extractos de la Encyclopédie Theólogique, p. 544.)

“Como la misión de Cristo fue solamente revelar lo necesario para la salvación y no consistió en tomar posición sobre el resto de los conocimientos humanos, la misión de la iglesia tiene por ámbito único la revelación. Por ello el objeto de la infalibilidad es idéntico al del desarrollo dogmático. Para que se ejerza la infalibilidad, hace falta que la Iglesia quiera tomar públicamente posición como tal.

Hay que limitar el ámbito de la asistencia divina a la verdad evangélica, no concierne a todo el ámbito de la vida cristiana. Lo que es de orden legislativo, administrativo, de derecho canónico o público, está por tanto fuera de la infalibilidad de la iglesia.

“Hay que mencionar el ámbito de las realidades eclesiásticas garantizadas por la asistencia divina, sin que por ello sean objeto de sanciones infalibles: así la catolicidad de un concilio, la legitimidad de la disidencia de un obispo, papa, el reconocimiento de tal o cual legislación, la promulgación de una ley universal, la aprobación de una orden religiosa, la canonización de un santo y la confirmación de su invocación en la liturgia.

“Hay que recordar el principio: la infalibilidad de la iglesia no requiere fe divina más que para los artículos referentes a los que ha habido revelación, y para las cosas necesarias a la salvación. La iglesia no recibió de Cristo la promesa de infalibilidad para afirmar la heroicidad de las virtudes de san Francisco de Asís, aunque ésta fuera evidentemente visible.

“Todo lo que depende en sí mismo de un conocimiento histórico está fuera de la capacidad de afirmación infalible de la iglesia”

(Encyclopédie Catholicisme, p. 1550-1578)

“Esta infalibilidad, con la que el divino Redentor quiso dotar a su iglesia cuando define la doctrina de fe y costumbres, alcanza tanto como el depósito de la Revelación divina.”

(Concilio Vaticano II, constitución Lumen Gentium, n. 25)

La canonización de Balaguer no tiene que ver por tanto con la infalibilidad de la Iglesia

Por tanto se pueden aplicar a Balaguer los principios teológicos expuestos más arriba.

La Iglesia no ha recibido como misión de Cristo la promesa de infalibilidad para afirmar la heroicidad de las virtudes de Balaguer, aunque ésta fuera eminentemente visible, por lo que podemos dudar de ella de buena fe.

Si ya en 1992, la beatificación de Balaguer, fundador del Opus Dei, me cegó, su canonización en 2002, hacer de él un santo, sencillamente me parece malsano.

ExOpus

Anuncios

2 Responses to La Canonización De Balaguer No Compete A La Infalibilidad De La Iglesia

  1. Arbequina dice:

    El Opus está coleccionando imágenes ridículas. No pueden ser más cursis de lo que son, más que una coliflor con un lazo rosa. Me pone mala cuando entro en una iglesia y encuentro una imagen de ese tipo. Me dan ganas de salir inmediatamente y me decido no volver a entrar. Ánimo. Menudo gusto demuestran.

  2. ADC dice:

    Lamentablemente, Juan Pablo II “abrochó” las canonizaciones a la infalibilidad (o eso quiso), cuando por medio de la SC Doctrina de la Fe declara Ratzinger que hay verdades que están vinculadas por necesidad histórica con la revelación y que por tanto gozan de su mismo grado de asentimiento y de infalibilidad. Y como ejemplo de esta perla teológica da, precisamente, la caninización de los santos.
    Lo pueden leer, en portugués lamentablemente, pero se entiende perfectamente, en http://www.vatican.va/roman_curia/congregations/cfaith/documents/rc_con_cfaith_doc_1998_professio-fidei_po.html El tema está más o menos a la altura de la nota 46, epro conviene leer el desarrollo, al menso d ela declaración (que es la tercera y última parte de este documento).

    Trampa: lo declara un decreto de una SC que por tanto no reviste el carácter de infalibilidad, así que hasta donde se puede entender el disparate éste, el negar el contenido de ese decreto sería temeridad, pero no herejía, por tanto el negar la infalibilidad de las canonizaciones cae dentrod e la temeridad, no de la herejía.

    Cuando Juan PabloII sabía que teológicamente no podía abrochar algo a su imperial gusto, lo declaraba de modo tan ambiguo, acuadiendo por ejemplo a este procedimeinto indirecto, que obligaba a la conciencia común y el daba de comer a todos los cazabrujas de internet -sus leoncillos serviles y famélicos-, sin hacerse reo de disparatar…

    En fin, no hay papa que dure cien años, a Dios gracias, ni la canonización es objeto de fe. Nunca lo ha sido, y si se pretende que lo sea, no se puede ir más allá de la opinión común de los teólogos clasicos que le daban el carácter de inerrante al acto petrino de mandar al cielo a alguien, pero no a la investigación de sus virtudes, es decir: sería uno de los pocos casos en que Pedro ejerce realmente el poder d elas llaves, de atar aquí antes de que estñe efectivamente atado en el cielo. Pero eso no concierne a que el santo sea histíoricamente de verdad ejemplo para los demás, eso no es -ni podría ser- infalible.
    Muchas bendiciones, y saquen esa imagen horrible que encabeza el hilo, da ganas de huir a mil kilómetros….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: