La Alineación Espiritual En El Opus Dei

rebanio

Iván de ExOpus

En el Opus Dei siempre te cuentan lo mismo. La única novedad está en las primeras veces en que escuchas un tema o que planteas un problema en la dirección espiritual, el resto de las ocasiones es su repetición. Y esto es así porque no hay aportaciones personales en la formación que allí se da; tan sólo existe lo que dictó su Fundador que ha de seguirse al píe de la letra, eso si, sazonado en cada ocasión con anécdotas y ejemplos que le quitan aburrimiento y una apariencia de innovación.

Hace unos meses me contaba un agregado que estaba a punto de irse que todas las cartas del Padre [Prelado] son iguales hasta el punto de que soy capaz de escribir una y todos los de la Obra que la leyeran se creerían que es de él.

Las charlas sobre normas, costumbres o espíritu del Opus Dei tienen un número fijo de ideas para cada tema de los que toman algunas quienes lo imparten, por lo que a las pocas charlas ya se han tocado todas y en adelante sólo escuchas su repetición.

La primera vez que expuse (a los pocos meses de haber entrado) que no me encontraba bien en el Opus Dei y que pensaba que no tenía vocación, me salieron con que la tenía como un castillo de grande y que ellos la veían con total nitidez y —me decían— que si no estaba claro para mí sólo podía ser debido a mi soberbia, falta de fe y de generosidad con Dios; lo que se arreglaba con más mortificación y fe en los directores. En la siguiente ocasión me contaron lo mismo, e igualmente en la tercera y siguientes, y muy pronto aprendí que era innecesario repetirlo de nuevo ya que conocía exactamente lo que me iban a decir por lo que bastaba con intentar aplicarlo por mí mismo para resolver la situación.

Con esta táctica institucional al poco tiempo de estar en la Obra interiorizas la doctrina y la aplicas como un robot sin necesidad de que nadie te lo indique ni que te plantees meditarlo para actuar en conciencia. Es la manera que tienen de que lleves siempre contigo los mandatos y la censura del Opus Dei sin necesidad de persona alguna que directamente te controle.

La formación que se da en la Obra es un cúmulo de propaganda vertical (mensajes sin coparticipación creativa por parte de quienes los reciben) y consignas (ordenes a los subordinados). Se entiende que sea así porque el Opus Dei no busca tu identificación con Dios sino con la voluntad de los directores, que te hacen creer que es lo mismo. Por ejemplo, te dicen que aunque tus actos fueran un error siempre les serán gratos a Dios si los haces por obediencia, y no meritorios si aciertas pero procediendo en contra de lo mandado. Es un sistema estupendo para que actúes sin pensar.

ExOpus

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: