El Colesterol Es Mi Pastor

comida

El colesterol es mi Pastor, nada me falta,

por sendas rectas lo he seguido,

hasta los excelsos mares de la Grasa,

hasta los claros lagos de cocido

Todos: “El colesterol es mi Pastor, nada me falta

Seguiré el camino hacia Jabugo,

en Guijuelo está ya mi morada,

Renunciaré por siempre al vil lechugo,

No verde, no, nada de nada

Todos juntos: “El colesterol es mi Pastor, nada me falta

Cruzaré mares de vino y cervezones

la Cruz-Campo será mi guía,

Maldigo Evianes y Lanjarones,

No hay nada, hermanos, como la Birra Fría.

Una vez más: “El colesterol es mi Pastor, nada me falta

No más peces en plancha, viva lo frito,

en papelón grasiento lleno de aceite,

aceite de perol, fino aceitito,

no te dará la Prince tanto deleite.

Todos: “El colesterol es mi Pastor, nada me falta

El colesterol es mi Pastor, nada me falta

que venga a mí toda chacina,

chuleta o chuletón, nada me harta,

pero sacad lo vegetal de mi cocina

Final: “El colesterol es mi Pastor, nada me falta

Mina Harker

ExOpus

Anuncios

2 respuestas a El Colesterol Es Mi Pastor

  1. carla dice:

    Hola, sobre este tema de las comidas me pregunto yo en los tiempos de crisis, cuando en la obra dejaran de comer como ricos, se predica mucho familia numerosa y pobre pero ellos comen de lo mejor, 2 platos, postre y que decir los días de fiestas, ¿dónde queda la pobreza?, aquí no se vive, en casa nunca vi mientras estuve nada de eso, las casas que tienen son de gente rica cuesta mantenerlas, pero si ellos vivieran de otra forma seria distinto.
    Mas encima se habla de santificarse en el trabajo donde si muchas veces a los numerarios no les importa dejar sus trabajos y dedicarse al apostolado, sin importar que detrás de ellos tienen gente que vive de esos trabajos los dejan cesantes.
    Es mejor llevar la vida del oso, vivir de las platas de las aportaciones que dan los empresarios, muchos sólo por snob, para decir soy del opus, en mi país opus dei significa estatus y muchos de estos caballeritos tienen una doble vida.
    Pero yo digo hay un Dios que todo lo esta mirando y tarde o temprano se darán cuenta y él les pasará la cuenta y muchos de estos numerarios, numerarias flojas se van a quedar sin entrar al cielo por ser tan malos con el resto será donde tienen la cabeza enferma.

  2. Nacho Fernández dice:

    Añado una cosa a lo que dice Carla. Ellos comen dos platos y postre. Pues bien, tambien meriendan muy bien. La cena tambien está compuesta por dos platos y fruta o yogur.

    El desayuno de la mañana suele estar compuesto de huevos fritos o en tortilla, jamón york, queso de bola o parecido, bollos, fruta y café o té con leche. Cada uno escoge lo que quiere. ¿Eso es pobreza? ¿Eso es el hogar de una familia numerosa y pobre?.

    En los centros de numerarios del Opus Dei tambien se merienda espléndidamente todos los días, menos los sábados, por aquello de aparentar una supuesta mortificación corporal. Y la riqueza de la merienda es tres cuartas de lo mismo. Viven como ricos. Los agregados que estábamos en esos centros no podíamos entrar y hasta protestaban, si es que entrábamos. Eso es lo que otro día se habló: las castas en esta secta. Los jefes son los numerarios y no desean que nadie entre en sus zonas. ¡Qué falso es lo de un puchero para todos!

    Otro síntoma de riqueza es que no les falta ninguno de los últimos adelantos en los electrodomésticos. Ellos suelen ampararse en que hay que hacer las cosas bien. Y vaya si lo hacen… Una familia que es pobre no tiene ese lujo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: