Mis Impresiones Sobre La Película Camino

Iván de ExOpus

Dejando aparte lo bien tratada que está la desgarradora historia de fondo de una niña cuya plenitud vital se ve truncada por la horrible enfermedad que termina con ella (lo que durante toda la proyección te mantiene los lacrimales abiertos y el corazón en un puño), con respecto a la forma de tratar a la Obra, es una película que me ha impresionado mucho ya que el Opus Dei que allí se muestra es totalmente real. Tanto es así que mientras veía la película ha sucedido algo muy curioso: tenía la sensación de seguir aún en la Obra, es como si las dos horas y media de la proyección fueran un viaje en el tiempo a la época en que estaba en el Opus Dei.

Para ser justos, expongo los puntos en los que he observado que Camino no muestra al Opus Dei que durante más de treinta años conocí:

1 – Nunca he visto un sacerdote de la Obra con unas patillas tan largas como las que tiene el más joven de los dos que muestra Fresser.

2 – Quizás para diferenciarse del latín académico que se impartía en España, en el Opus Dei la combinación de letras “ae” se pronuncia como “e”. Cuando la hermana de Camino va a ver a su tía, acompañada de la directora, le dan el saludo interno de “Pax”, al que ella responde con “In aeternum”, en vez de “In eternum”, que es el que siempre se oye en el Opus Dei.

3 – Al cabo de un tiempo en la Obra los directores te dan un cilicio (abrazadera con pinchos) para que te lo pongas los días laborables en el muslo durante dos horas, y unas disciplinas (látigo corto terminado en varias ramas de cuerdas trenzadas en nudos) para que una vez a la semana te azotes las nalgas con ellas. Lo que nunca he visto es que te faciliten unas piedrecitas para que las introduzcas en los zapatos, tal y como aparece en esta película (no digo que en alguna ocasión no haya ocurrido así, por falta de cilicios o por otra razón, tan sólo afirmo que yo nunca lo he visto).

4 – Los sacerdotes del Opus Dei no tienen permitido, bajo penas canónicas, confesar a las mujeres fuera de un confesionario con rejilla. En la película se ve como no se cumple este criterio cuando se confiesa la madre de Camino.

En lo demás (salvo algo menor que se me haya pasado desapercibido), como dije al principio, la película Camino muestra al cien por cien el ambiente de los centros; las palabras, formas, los métodos y gestos de los de la Obra. Así, el control de la correspondencia que lleva al secuestro de las cartas que “no conviene” sean leídas por su destinatario, directores que reciben confidencias de quienes están bajo su mando para que delaten debilidades de sus compañeros, el control de las llamadas telefónicas, las conversaciones espiadas, el fichero bajo llave con todos los datos relevantes de los del centro, residencias que neuróticamente separaran a los hombres de las mujeres, los superiores que se llevan el dinero que les llega a los numerarios, la manera de anestesiar los sentimientos y afectos hacia cualquiera que no sea el Opus Dei (en la película se ve como se aplica con la hermana de Camino para obtener el desapego total hacia sus padres, pero también se emplea en acabar con la amistad hacia aquellos que se hacen de la Obra, etc.)…

Y lo más grave es que todo lo inhumano y anticristiano que el Opus Dei impone lo hace en nombre de Dios. Logran la plena confianza hacia ellos con sus sonrisas, su falsa espiritualidad (ya que Jesucristo no la aprobaría), su hablar melifluo con aparente preocupación por tu bien… El paso siguiente ya les es muy fácil: te hacen creer que todas sus normativas y presiones vienen directamente de Dios, y como tales las aceptas. Se ve en esta película como la Obra, representada por una directora y dos de sus sacerdotes, utiliza para su beneficio a los padres, a la tía, a Camino, a su hermana… ¡A todo el mundo!

Como parte del secretismo que siempre ha vivido el Opus Dei se encuentra ocultar a cualquier precio que la gente conozca su trastienda, la vida que en realidad llevan dentro, y por tanto es lógico que los de la Obra se subleven ante una película que les pone al descubierto.

A falta de poder desmentir nada concreto de ella, puesto que todo es cierto, utiliza generalidades con palabras como da una imagen muy alejada de la realidad… el Opus Dei no puede compartir la imagen que se da de la institución… muchos de los miembros sentirán con este filme cómo se deforman temas esenciales…También agita a la familia de Alexia contra Fesser. Por último, emplea el argumento ad hominem (falsedad lógica que implica responder a un argumento o a una afirmación refiriéndose a la persona que lo formula, en lugar de al argumento por sí mismo. Una falacia ad hominem consiste en afirmar que un argumento de alguien es erróneo sólo por algo acerca de la persona, no por problemas en el argumento en sí). De esta manera el Opus Dei se agarra a que Fesser es ateo para con ello intentar anular su denuncia a la Institución. Supone algo tan ridículo como sostener que es falso el testimonio de quien ha visto a un sacerdote atropellar a un transeúnte por el simple hecho de que el testigo es ateo.

Para terminar, felicito al director, actores y realizadores de Camino por la gran película que han hecho.

—oOo—

Más sobre esta película:

La Película «Camino» Recibe Seis Premios Goya

‘Camino’, de Fesser, gana el Premio Cinematográfico José María Forqué

‘Camino’, premiada con el Sant Jordi a la mejor película española de 2008

Camino, Javier Fesser

La Película Camino Iván de ExOpus.

Comentarios Y Recuerdos A Raíz De La Película Camino

Camino, Iñaki Ezkerra

Carta abierta al Opus Dei, Javier Fesser

Mis Impresiones Sobre La Película Camino Iván de ExOpus.

Los Monstruos Imponen El ‘Camino’ Carlos Boyero.

Camino: Cambio De Registro, Javier Fesser

Fesser Ha Encontrado El Camino Programa de Buenafuente.

exopus.jpg

Anuncios

3 Responses to Mis Impresiones Sobre La Película Camino

  1. Carmen Charo dice:

    Expresas perfectamente lo que yo he sentido al ver la película. He revivido las mismas sensaciones que tuve a lo largo de los 18 años que pertenecí a la institución: asfixia, dolor profundo fruto de un masoquismo macabro producido por un mal entendido amor de Dios, una separación bestial de los seres queridos, un pisar las ilusiones nobles, todo lo que supone libre iniciativa.
    Javier Fesser me parece un genio porque ha sabido captar de manera muy profunda el verdadero estilo del OPus Dei, y sin haber pasado por semejante infierno. ¡No es normal! Le felicito y me solidarizo con él por los muchos ataques que está sufriendo.

  2. Mark Twain dice:

    El 90% de las películas que veo es en video, son aquellas que considero “normales”, y reservo a las “extraordinarias” el verlas en su época de estreno, ya que la perfección que se da en el cine (el no poder distraerte con otra actividad, el buen sonido, el estar obligado a no levantarte del asiento, etc.), no se obtiene en una visión en el salón de tu casa. Camino cae dentro de las que he decidido ver en la pantalla grande, y por propia experiencia os aconsejo que aprovechéis su periodo de estreno para disfrutar de ella en el cine.

  3. Frank dice:

    Es una gran película y retrata a la perfección el arquetipo de los del opus dei.

    Les ha encantado a todos los que conozco que la han visto. Los del opus dei y sus adlateres no entran en este cómputo ya que no la pueden ver por orden de los de arriba de su secta. ¿Cómo son capaces de ser tan arrogantes para atreverse a criticarla negativamente sin haberla visto? ¡Dios, cuánta insensatez!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: