Las Contradicciones Del Opus Dei (I) El Secreto

Retrato de una mente dividida

Iván de ExOpus

Este Blog no existiría si no fuera para evidenciar la doble realidad del Opus Dei: la total oposición entre lo que predican y lo que viven. Ahora y en entregas sucesivas iremos tocando algunos aspectos de esa dualidad.

El secreto.

Lo que predican:

Sabéis, hijos míos, que me desagrada el secreto. Amo, venero el secreto sacramental de la Confesión. Me molesta, en cambio, el misterio y el secreteo en las cosas humanas (Instrucción Para Los Directores, 31 – V – 1936, p. 38).

Algunos ejemplos de cómo lo viven:

Se echan las manos a la cabeza cuando se publican sus documentos internos, que por otra parte la sociedad tiene derecho a conocer puesto que esta Prelatura es una institución pública de la Iglesia y si es secreto alguno de los documentos que rigen la vida de los suyos y de quienes se añaden a ella, entonces ese grupo se transforma en una sociedad secreta.

Por lo anterior, a quien se hace de la Obra no le permiten acceder a esos escritos que explican aquello a lo que se van a comprometer; por ejemplo, hasta que no llega el momento en el que tu primer amigo se hace de Obra no te dicen que has de romper la amistad con él y con los que vengan después; o las numerarias tardan tiempo en explicarles que han de dormir sobre una tabla hasta que enfermen o cuando cumplan 40 años.

Además los documentos internos tienen niveles de ocultación para los de dentro ya que sólo pueden ser leídos por aquellos a quienes les es imprescindible hacerlo; por ejemplo, el Vademécum de sacerdotes habitualmente no está disponible para ningún laico.

A los menores que se adscriben al Opus Dei les piden que no se lo cuenten a sus padres

No publican ningún tipo de estadísticas, por lo que lo mismo pueden ser 85.000 que 30.000 ó 1.500.

Cuando vas a un médico, abogado, u otro profesional no sabes si es del Opus Dei o no, y si se lo preguntas puede decirte que no lo es, cuando en realidad puede que lo sea desde hace 20 años (esto lo he vivido yo cuando era de la Obra, fui al bufete de un abogado, había varios cuadros cuyo autor era un supernumerario conocido por mí, en un rincón del despacho había una talla de la virgen de Torreciudad, le pregunté si era de la Obra y su única contestación fue que tenía muchos conocidos que lo eran. Esta respuesta es muy típica entre los de la Prelatura cuando quieren evadir una respuesta embarazosa: decir una verdad que es interpretada por el oyente de forma distinta. Cualquiera de la Obra puede decir que conoce a muchos que lo son, pero quien lo escucha lo interpreta como que esa persona no lo es. Por eso después lo investigué, y en realidad era un supernumerario con muchos años en el Opus Dei).

Ocultan la mayor parte de sus bienes bajo la máscara de sociedades anónimas cuyos títulos están puestos a nombre de sus numerarios y agregados, quienes a su vez firman un vendí con el nombre del comprador y la fecha en blanco, y del que el único ejemplar del contrato está en posesión de los máximos directores de la Obra, por lo que en realidad su propiedad es del Opus Dei.

Publican sus últimos estatutos en latín para que así la mayoría de quienes acceden a ellos no los puedan entender.

Después de lo visto… ¡Menos mal que al santo Fundador del Opus Dei le desagradaba el secreto y le molestaba el misterio y el secreteo en las cosas humanas, ya que si no hubiera sido así…!

exopus.jpg

Anuncios

One Response to Las Contradicciones Del Opus Dei (I) El Secreto

  1. emevecita dice:

    Iván no te olvides del respeto al secreto de confesión y de sus “artimañas” para burlarlo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: