Arturo Espinosa Poveda, ¿Por Qué No Es Usted Del Opus Dei?

portada.jpg

Encuesta realizada entre 1970 y 1974

ARTURO ESPINOSA POVEDA. Abogado.

Porque jamás he sentido interés alguno, ni siquiera simple curiosidad, por la cuestión que me plantea con su pregunta.

Educado siempre bajo los Mandamientos de Dios, Nuestro Señor; y las enseñanzas de Nuestra Santa Ma­dre Iglesia, como cristiano, católico practicante, aun­que imperfecto como ser humano, no he sentido la menor necesidad de contraer compromisos espiritua­les con lo que parece ser Obra temporal. La experien­cia de la vida y la intensidad con que la he tenido que vivir en los últimos lustros en los distintos puestos de servicio y de responsabilidad que he desempeñado en la vida pública española, me han confirmado ahora, al formularme esta pregunta, que estaba en lo cierto; quizá sin proponérmelo, sin saberlo, sin que nadie me emplazara. Doy gracias a Dios de que así ocurriera, amén.

Carezco de información básica sobre lo que es el Opus Dei. Conozco apenas lo que se desprende de no­ticias superficiales, y creo que sólo ha llegado a mi poder una pequeña parte de lo que se ha difundido por los medios normales de comunicación, en razón a estar consagrado a menesteres más importantes, a pura eventualidad o simple coincidencia. Bajo el pun­to de vista de la estricta teoría, muy poco sabría decir sobre su naturaleza, contenido y misión. Confieso mi carencia de documentación, que obedece seguramente a la ausencia de interés por el tema. Sobre las conductas personales, en cuanto a quienes se pueda suponer que pertenecen al Opus Dei, son sus hechos y obras los que ofrecen testimonio público para que cada cual los juzgue según el personal conocimiento que de ello se tenga, y es deseable que estos juicios formen objetiva y responsablemente, y si por cualquier circunstancia afectaran a la colectividad, ésta dispone de medios de expresión y de perfeccionamiento o defensa de sus superiores intereses con plena autonomía para obrar como mejor proceda en garantía este bien superior.

Mi vida, mis mejores ilusiones y esperanzas las he concebido de la doctrina joseantoniana, con su decisiva proyección nacional y sindicalista, actualizada adecuada a las exigencias de cada hora, pero siempre latente y potencialmente dispuesta, incluso en aquellos extremos que pudieran parecer relegados a un segundo término. De su amplio esquema moral, nacional, social, económico, cultural y político, destaca el respeto absoluto a los valores humanos, al hombre, eje de todo sistema, portador de valores eternos; el concepto esencial de la Patria, de esta España que tanto amamos aunque a veces no nos gustare precisamente por nuestro permanente afán de perfección; el alto concepto del trabajo como fuente de jerarquía y de honor, res­paldado por una Justicia Social que hay que sentirla,; que haberla mamado con legítima fruición para defen­der sus principios y velar por su recta aplicación, com­patible con el progreso económico, el desarrollo cul­tural y el bienestar y la sana y honesta cooperación de todos los estamentos sociales. Estas y tantas otras ra­zones, que son incompatibles con los cheques en blan­co de la obediencia simple y, más aún «si debe ser muda» o con el silencio por aquello de que «es como el portero de la vida interior», han llenado y llenan mi existencia, alimentan mis ilusiones y afanes como es­pañol, militante siempre en activo de esta doctrina, y constituyen el único argumento válido para que no ocupe su puesto nada que pueda resultar incompati­ble con esta insobornable creencia.

Aquí pudiera encontrarse, si de ello se tratare, el porqué no soy del Opus Dei. ¡Ah, ni simpatizante! Tampoco he entendido ni entiendo de ello. Allá cada cual con sus móviles y con sus conciencias. Nuestro Señor sabrá juzgarnos a cada cual, y ante Él habre­mos de presentar nuestras credenciales con la actitud de cada día.

exopus.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: