¿Me Podré Jubilar Del Opus Dei?

pareja-banco1.jpg

Ivan de ExOpus

—Estoy deseando jubilarme. Pero no podré hacerlo hasta que alguno de los míos no se haga cargo del negocio—. me contaba en una ocasión un empresario amigo.

Lula es una madre de familia normal que hace poco más de un año decidió abrir un Blog para contar allí sus experiencias. Desde entonces ha alcanzado una gran audiencia y, contra toda esperanza, hace un mes, en la cima del éxito; su dueña tomó la elección de cerrarle. Nos contó que el triunfo del Blog estaba agostando su vida, por lo que se jubilaba de escribir en él (ahora no se puede leer ese mensaje de despedida porque lo ha retirado).

Lo que sigue es el comentario que yo dejé entonces en su Blog (24-3-2007):

Querida LULA:

¡No sabes lo bien que te entiendo!

Todo escritor pasa por fases como la tuya. Si no tiene audiencia se decepciona y deja de escribir. Si halla gran éxito, como es tu caso, aparece lo que llamo el síndrome del escritor con éxito: las exigencias de mantener el nivel, de no decepcionar a los lectores, la influencia de los correos que recibe, el abandono de la familia por escribir, la “obsesión” que entra por estar pensando todo el día en el Blog, etc., llevan en un momento u otro a plantearse un descanso más o menos duradero, e incluso a dejar de escribir para siempre.

Yo he estado 35 años en el Opus Dei, tengo unas experiencias que pensé debía compartir y el 1 de diciembre pasado abrí un Blog para expresarme en él. No buscaba ni esperaba gran cosa de ello, pero aún no han trascurrido cuatro meses y son más de 58.000 las personas que me han leído [hoy más de 77.000], en el Page Rank de Google (importancia de una página) está en 5 sobre 10 (como la tuya), un valor altísimo para un sitio particular… y todo esto me lleva, como a ti, al síndrome del escritor que antes te comenté.

Mi experiencia es única y si no la transmito muere en mí. Lo que me mantiene en la labor de mostrar la visión que sólo yo puedo dar sobre el Opus Dei es pensar en el bien que con ello puedo hacer a tanta gente, quienes sin coacción de ningún tipo eligen con plena libertad leer mis escritos.

En este mundo, en donde todos somos forzados a elegir por presiones externas, el que haya miles que libremente buscan lo que yo escribo es un aliciente para no cejar en dárselo.

No obstante, quiero darte todo mi apoyo pues entiendo que tu decisión es perfecta.

Un abrazo desde España.

Iván.

Fuente.

—oOo—

Se me olvidó poner allí que otro de los grandes estímulos para escribir me viene dado por la fuerza que me inyectan las cartas ofensivas, acosadoras, desvergonzadas, insultantes, pérfidas, intransigentes, totalitarias, enemigas de la libertad, fanáticas… —dirigidas a mí o publicadas en otras Web—, de quienes al no ver manera de oponer razones a los juicios sólo saben contestar con violencia.

Si los afines a la Institución fueran conscientes de la cantidad de escritos sobre el lado oculto del Opus Dei que han surgido a causa de sus agresivas cartas, estoy seguro de que se tornarían tan cariñosos y delicados en lo que nos envían a como lo son cuando se dirigen a su Prelado. Mas la cabra tira al monte, y opino que esa táctica es demasiado difícil de practicar para quienes se creen perfectos.

Volviendo a Lula, hay que añadir que tras un mes en silencio ha creado otro Blog en el que prosigue su trabajo. ¡Ánimo, Lula, y adelante!

Aunque alguien no se lo crea, os aseguro que me cuesta mucho trabajo escribir, y aún más si es sobre Opus Dei porque resucita un periodo de mi vida que ya estaba —más que enterrado— incinerado.

Además del formidable depósito de escritos de todo tipo que mantiene y recopila Opus Libros, en los últimos meses se están abriendo muchos sitios de ex del Opus Dei, lo que me hace prever que pronto será posible parafrasear las palabras con las que comencé este escrito por las que ya podré jubilarme porque otros que conocen lo mismo que yo sobre el Opus Dei se encargan de contarlo en muchos lugares.

Desde luego, si detengo este Blog seguiré el dicho militar de que el sable no se saca sin motivo, ni se envaina sin honor. Si en alguna ocasión afirmo que en adelante ya no escribiré sobre el Opus Dei, ésas serán mis últimas palabras sobre el Opus Dei.

Pero aún no ha llegado ese día.

Iván.

exopus.jpg

Anuncios

Una respuesta a ¿Me Podré Jubilar Del Opus Dei?

  1. Juan Gomez dice:

    ¿Para qué jubilarse del Opus Dei después de una vida de dedicación? No creo que eso sea posible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: