Pajes En El Opus Dei

359-art-0211.gif

Minerva.

Me viene a la cabeza una Navidad en el Opus Dei. A mí me gustaba mucho el espíritu navideño que se vivía en el Centro, todas tan contentas y la ilusión con que hacíamos los preparativos para el día de Reyes.

Mi centro era de agregadas estudiantes y profesionales (que trabajaban y por tanto aportaban más dinero que las otras).

Todas escribíamos una carta a los Magos en la que relatábamos los regalos que nos gustaría recibir. Nos aconsejaban que pusiéramos muchas cosas para facilitar el trabajo de encontrarlas a las que tenían que comprarlos. Después se entregaba a la encargada de grupo y ella hacía las gestiones oportunas.

Todo iba muy bien hasta que en la Navidad a que me refiero me encargaron ser Paje. Eso consiste en ser quien compra esos regalos para las demás y luego los prepara para ese día.

La secretaria me da el dinero explicándome el presupuesto para cada una y compruebo que el de las que trabajaban era superior al de las otras. Ahí fue cuando me enteré que no todas teníamos asignada la misma cantidad para gastar en regalos.

¡Que desilusión!

A mi me parecía una falta de caridad que no fuera el mismo dinero para todas.

¿Por qué razón no éramos iguales todas las que convivíamos en el mismo centro?

Así lo dije y me respondieron que no sería normal que una estudiante llegara a su casa y enseñara un regalo que no fuera acorde con su situación económica.

Yo por aquel entonces era profesional y creía, ilusa de mi, que con el sueldo que entregaba cada mes ayudaba a mis hermanas que tenían menos medios económicos.

Han pasado muchos años y aún recuerdo aquel desencanto. Sólo os puedo decir que fueron las última navidades que viví con ilusión. Y también que nunca más me propusieron ser Paje.

exopus.jpg

Anuncios

One Response to Pajes En El Opus Dei

  1. Bepo dice:

    Hablando de estas cosas, desigualdad económica entre miembros de la prelatura, este tipo de situaciones se transformaban en clase social. Yo fui numerario, y por las depresiones por las que la mayoría pasamos, caí en una situación en la que mis ingresos eran bajos. Eso llevó a traducir la diferencia económica en diferencia social, discriminación social, fueron muchas las humillaciones recibidas por esa causa.

    Cabe hacer notar que los directores, los 3 del cl [consejo local compuesto por director, subdirector y secretario], se dedicaban a trabajos internos, lo que equivale a no tener ingresos económicos, y siendo así dependientes económicamente de la prelatura. Los directores se daban la gran vida, ropa de marca, gastos de todo en exceso, comidas en costosos restaurantes, etc., y para mi no alcanzaba ni para la ropa.

    Otra cuestión es que cuando me fui al centro, entre las pertenencias que llevaba era mi auto y algunas otras cosas de mediano valor. El auto me lo exigían los directores para usarlo ellos en sus cosas personales, y ni buen trato le daban, me lo destruyeron bastante, yo tenia que pedir dinero a mis padres para el mantenimiento del auto y reparar las descomposturas que le causaban los directores. Ellos alegaban que yo tenia que ser capaz de mantener el auto. nunca reconocieron su responsabilidad. pero si exigieron derechos. Estas situaciones me llevaron a mi salida.

    Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: