Sobre Los Daños Al Opus Dei

Ivan de ExOpus

Las calumnias, difamaciones, los falsos testimonios y las mentiras producen un daño injusto (inmerecido) a quienes son su objeto y a la sociedad (ya que al estar basadas en la falsedad equivocan el criterio en los ciudadanos entre lo bueno y lo malo).

Sí un banco líder en la gestión de fondos es calumniado de malversador, provocará no sólo su ruina injustificada sino también la disminución de la riqueza que deja de producir.

Las denuncias de los delitos o de las malas prácticas también producen perjuicios a quienes se les predican pero, a diferencia del caso anterior, este daño es completamente justo, ya que el único responsable es el mal actuar del denunciado, y además es saludable para la sociedad, puesto que recibe un discernimiento de lo que es beneficioso y perjudicial para ella.

Se tiene muy bien ganado el perjuicio que recibe quien roba cuando es descubierto y denunciado; y su castigo protege de hurtos al resto de de los ciudadanos.

¿Cómo se puede discernir la calumnia de la denuncia justa?

Para saberlo basta con hacer lo mismo que la policía ante el soplo de un delito: comprobar si lo denunciado se corresponde con la realidad o no.

Hay cadáver, la confidencia era cierta. Las cámaras de seguridad muestran como Topete Ruiz le asesinaba, no hay calumnia sino la denuncia de un delito.

Todo lo que aquí afirmo sobre el Opus Dei esta fundamentado en la realidad de su praxis. Sí alguien no ve en la vida de la Obra lo que cuento, le ruego me lo comunique para que pueda aclararlo ya que ni por asomo es mi intención perjudicar injustamente al Opus Dei. Para aclarar mis intenciones y las de este Blog os copio lo que puse al principio de crearlo al lado derecho del texto principal y muy arriba, para que todos puedan leerlo:

El contenido de este Blog versa sobre realidades objetivas del Opus Dei certificadas por los testimonios de quienes las han experimentado, por las publicaciones oficiales de la Prelatura, y en mucha ocasiones por los Documentos Internos del Opus Dei, que por fin están saliendo a la luz tras haber sido celosamente escondidos de las miradas ajenas durante muchos años (verlos pulsando en la pestaña «Doc. Internos» de la barra horizontal superior). Si tales verdades sobre el Opus Dei le dañan, no es por culpa de quienes las hacemos públicas sino de él, único responsable de sus malas conductas institucionales. Y sí como consecuencia de ese perjuicio que el Opus Dei se infringe a sí mismo resulta dañada la imagen de cualquier otra persona o institución por ser ellos quienes han hecho o hacen posible que el Opus Dei ocupe el lugar privilegiado que ostenta; tampoco es por culpa de quienes lo denunciamos, sino también por el perjuicio que les infringen las malas actuaciones del Opus Dei.

exopus.jpg

Anuncios

One Response to Sobre Los Daños Al Opus Dei

  1. ofwqwe dice:

    el opus dei es una porquería para la sociedad al igual que la iglesia tal como la religión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: