La Ficción De Las Historias Oficiales Del Opus Dei

Ivan de ExOpus

Ya apunté en otro lugar que de tan falsa que es la historia oficial del Opus Dei, es más propio llamarla la novela histórica: «Opus Dei».

Lo que viene a continuación, testimonio de Pedro Laín Entralgo, discrepa mucho de la audacia heróica de san Josemaría que narran sus historiadores, lo que me reafirma aún más en la idea antes expuesta.

En su libro de memorias, “Descargo de conciencia”, Pedro Laín Entralgo relata un curioso episodio ocurrido en la ciudad de Burgos. El autor se aloja en el hotel Sabadell y observa que en la mesa contigua, en el comedor, se sienta un grupo fijo de tres o cuatro personas, una de las cuales es “un sacerdote no grueso, pero de cara redonda”. Al cabo de unos meses de silenciosa convivencia cotidiana, Laín recibe una carta de un sacerdote amigo suyo, quien le escribe: “Sé que están ustedes en Burgos y que comen todos los días junto al sacerdote José María Escrivá, al que conozco; él es quien me ha dado la noticia. Pues bien; me dice Escrivá que desearía tener una conversación con usted. ¿Quiere concedérsela?”. Tras comentar su sorpresa ante tamaña timidez en alguien que posteriormente debe su fama a la “santa osadía”, Laín narra su conversación con Escrivá, en la que éste no le dice “ni una sola palabra acerca de la no sé si ya nacida o planeada Obra” (Laín Entralgo. Tomado del Capítulo V del libro Santos Y Pillos, Joan Estruch. Editorial Herder. 1993).

exopus.jpg

Anuncios

2 respuestas a La Ficción De Las Historias Oficiales Del Opus Dei

  1. José Luis de Micheo dice:

    Buenas noches:

    De nuevo, y discúlpenme, tengo que volver sobre lo mismo. La “santa osadía” no tiene nada que ver con la mala educación. Y creo que todos nosotros, ante una persona desconocida, por muy osados que seamos, pediríamos que nos lo presentaran antes de abordarlo de manera abrupta. La carta no es más que un detalle de delicadeza elemental. La osadía no se ve desmerecida porque se mantengan las formas que la educación previene. Es cierto que en la Obra se hace apostolado, pero no se fuerzan cerraduras. Se me dirá: “No: se fuerzan conciencias”. Bien: no la mía, ni la de nadie que yo conozca. Y mentiría si dijera lo contrario.

    ¿Qué se diría si Escrivá hubiera irrumpido en una comida, o en cualquier parte, sin ser presentado? Me imagino: que era un maleducado -y yo estaría de acuerdo- y una persona sin maneras, que, en su soberbia, trataba de emular a san Francisco de Asis, o alguna cosa parecida.

    Me parece, y siento decirlo, que emplean argumentos bastante inconsistentes. no hay que quedarse en el significante, sino ir al significado, en mi humilde opinión.

    Un saludo, y, como siempre, gracias por acoger a la disidencia.

    José Luis de Micheo

  2. Ex de un Club del Opus dice:

    ¡Anda ya, José Luis, no nos vengas con milongas!

    En plena guerra civil española hay un puñado de refugiados en un hotel de Burgos (como se cita en el texto de arriba: “Sé que están ustedes en Burgos y que comen todos los días junto al sacerdote José María Escrivá”), con la intimidad que hace esa situación y con la preponderancia y prepotencia que tenían entonces los sacerdotes en la zona de Franco… y el futuro Marques de Peralta es incapaz de hacerse el encontradizo con su vecino de mesa Laín Entralgo…

    ¡Anda ya, José Luis, no nos vengas con milongas!

    ¡Eso es inexplicable en personas normales!

    Y de hecho le resulta extraño hasta al propio protagonista de la historia, al sabio Pedro Laín Entralgo.

    Los del opus no sabéis que hacer para rebatir lo irrebatible.

    Te lo repito:

    ¡Anda ya, José Luis, no nos vengas con milongas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: