Enrolarse En El Opus Dei

Ivan de ExOpus

Imaginemos que alguien cercano a nosotros (hijo, hermano, amigo, etc.) nos cuenta que le han ofrecido un trabajo para enrolarse en un barco y del que no le han especificado ni las cláusulas del contrato, ni el viaje que va a realizar, ni su misión en él; del que sólo sabe que ha de hacer lo que le manden (teniendo sólo el derecho de no tener ya nunca ningún derecho) y del que ya le detallarán sus obligaciones cuando esté dentro, así como la composición de la tripulación, los destinos, etc..

Lo que cualquier persona sensata aconseja a su prójimo es que bajo esas circunstancias no se enrole, puesto que tanto ocultamiento sólo puede significar algo ilegal en quienes le contratan.

Pues eso mismo ocurre con el Opus Dei en donde te piden que les des todo teniendo sólo el derecho de no tener ya nunca ningún derecho, sin que te permitan conocer de antemano tus obligaciones allí.

Y por lo mismo, lo que cualquier persona sensata puede aconsejar a su prójimo es que bajo esas circunstancias no se enrole en el Opus Dei.

exopus.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: