Reflexiones Sobre El Opus Dei Y Las Sectas (II)

Varios autores.

Tu hijo se puede torcer como cualquier hijo de cualquier familia, vaya al club o no vaya… Conozco algún caso llamativamente torcido -alcohólico y mendigo- a pesar de que sus padres llevaron siempre al chaval a un club…

Evidentemente es más cómodo “depositarlo” en el club y desentenderse un poco –o un mucho- de él, pero tienes el peligro en el que ahora te ves, que pueden captarlo para una institución tipo secta que ha hecho mucho daño a mucha gente.

Tu hijo está feliz porque no conoce la realidad, no sospecha que le han preparado una encerrona entre los directores y el cura del club, y simplemente está disfrutando de todo lo bueno que le ofrecen. Entre las cosas malas que tiene el opus es que sólo empiezas a enterarte de la realidad cuando estás dentro…¿Porqué no te lo dicen antes?…¿Para que no salgas corriendo?… (Fuente XI. José Antonio).

¿Realmente es creíble que después de tantos años mintiendo a diestro y siniestro, tanto a sus miembros como al mismo Papa, después de haber arruinado la vida a tanta gente y llevado a tantos ante el psiquiatra, de haberse apropiado de bienes y haciendas en base a la búsqueda de un fin que se ha visto falso, de haber actuado siempre con dolo y doble moral pasando por encima de cualquiera que discrepara minimamente de la línea oficial y de haber tergiversado y manipulado la mismísima doctrina de la Iglesia y hasta el mismísimo Evangelio, todo se va a arreglar con unas directrices de la Santa Sede? ¿Es que no es ya patente que esta institución está viciada desde su inicio, que representa una gran mentira y que lo único que debería hacer la Iglesia, si realmente es Madre para con sus miembros, sería retirarle su legitimidad por craso incumplimiento de los Estatutos y disolverla? ¿Cuales son los frutos apostólicos? ¿Los miles de niños-as que son manipulados desde su adolescencia para convertirlos en esclavos durante el resto de sus vidas? ¿O tal vez las decenas de sacerdotes ordenados cada año sin conciencia de vocación al sacerdocio y abocados a esa situación por un pretendido “buen espíritu”?

Demasiado sabemos que la enfermedad que achaca al invento es mortal de necesidad, que lo de la manipulación de las conciencias es un tema medular pero únicamente un reflejo de lo que supone el funcionamiento de una institución sectaria que yo me atrevo a denominar “sacrílega” pues utiliza el nombre de Dios en vano para doblegar la voluntad de sus miembros. Son demasiadas cosas como para pensar que el asunto tenga solución.

Bajo mi punto de vista no cabe más que una petición pública de perdón por parte de la institución a todos los damnificados, con la reparación, también material, de los daños causados, la práctica de la penitencia para todos los que actuaron con dolo, empezando por el propio Prelado, y la oferta a los miembros de seguir el camino marcado en los Estatutos bajo la autoridad directa de la propia Iglesia y en un marco bien distinto al actual que se decidiera tras sendos congresos en los que se permitiera expresarse a los miembros sin distinción de clases ni sexo (Fuente XII. Crespillo).

¡¡¡Cuantas normas, cuantos reglamentos, disposiciones y leyes secretas y retorcidas!!! No me atreveré a amar a Dios si -para ello, según el Opus- tengo que doblegarme a los miles de preceptos de la Obra. Además, leyendo los documentos internos del Opus Dei queda claro que al Opus sólo le importa el Opus… además, ¿a quién se le ocurre reglamentar hasta como han de donarse los órganos?, a mi esto no me lo explicaron cuando pité…

¡QUÉ TRISTE ESTUPIDEZ!

Yo también agradezco mucho a las personas que están dentro del Opus el trabajo que se han tomado para sacar documentos que yo (que también sigo dentro) no habría podido leer nunca (Fuente XIII. Raul).

(En «¡Qué Personalidad! ¡Qué Pena! Pero, ¡Detengan La Locura!, de Vadovia», se hace un estudio psicológico muy interesante del fundador del Opus Dei que explica algunas de las características de la Institución.)

Selección realizada por Iván.

exopus.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: