El Silencio Del Opus Dei (II)

Ivan de ExOpus

Las mentiras, calumnias y difamaciones tan sólo pueden beneficiar a una institución noble y digna, puesto que posee la verdad, y la verdad siempre acaba por imponerse. Estos grupos se defienden y prueban el error de los ataques injustos de que son objeto, lo que termina haciéndoles más fuertes que antes.

Quienes deben temblar son aquellas corporaciones que para medrar hunden sus cimientos en la mentira, las que hacen de las dobles verdades y de las falsedades su alimento; ya que carecen de pruebas y de fuerza para contrarrestar a quienes sacan a la luz su hipocresía. Como les es imposible defenderse de las realidades que les dañan procuran silenciar por todos los medios a quienes las cuentan. Y cuando no lo consiguen sólo les queda una salida: callar. Eso sí, como la falsedad es su raíz, es fácil que inventen una falacia para justificar su silencio, tal y como que con esa conducta «imitan a Cristo cuando calló ante Herodes».

Mas Jesús sólo permaneció en silencio cuando los ataques que recibía lo eran contra su persona, no cuando afectaban a su misión.

¿Cómo puede ser posible que quien es el Camino, la Verdad y la Vida pueda permanecer impasible ante el descamino y la mentira que pueden llevar a la muerte a la comunidad que su Padre le encomendó?

Sí los que mandan en una institución pública callan ante las críticas que reciben, sólo puede ser debido a que es real lo que se dice sobre ellos, porque en caso contrario aportarían las pruebas precisas para demostrar la verdad.

¿Qué pensaríamos de un banco cuyos directivos guardan silencio ante la inculpación de insolvencia de la entidad o de un ministro que calla ante las afirmaciones de que sus funcionarios prevarican?

Sencillamente pensaríamos que las acusaciones son ciertas. Y nos echaríamos a reír si sus mandamás nos salieran con que enmudecen porque son tan santos que «imitan a Cristo cuando ante Herodes se mantuvo en silencio».

Es una máxima jurídica que quien calla otorga como ciertas las imputaciones de que es objeto.

Y cuando ante graves acusaciones una institución pública calla reiteradamente, eso significa, además, que no tiene intención de rectificar.

No quiero dañar injustamente a nadie por lo que procuro que todo cuanto manifiesto aquí esté cimentado en realidades objetivas, y por tanto demostrables. Ruego a quien descubra falta de fundamento en alguna de mi afirmaciones que me lo comunique, para que así pueda rectificar y, en su caso, pedir públicamente perdón.

Iván.

exopus.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: