Experiencia En La Secta (IV)

Steven Hassan & Iván.

<<<Anterior……………Primera……………Siguiente>>>

5. La obediencia total: imitación del líder

Al nuevo miembro se le induce muy a menudo a que abandone sus antiguos patrones de comportamiento y se convierta en un «dedicado», mediante el aparejamiento con otro miembro más antiguo de la secta que será el modelo que deberá imitar. Se urge al recién llegado a que sea esa otra persona. También se incita a los líderes de nivel medio a que copien a sus superiores, siendo el mismísimo líder supremo el modelo final que todos deberán imitar.

Una razón para que hasta al más ingenuo de los observadores le resulten algo raros los miembros de una secta es que todos tienen los mismo modales, usan prendas muy similares y hablan de la misma manera. Lo que el observador está viendo es la personalidad del líder transmitida a través de varias etapas de modelado.

6. La felicidad a través del buen rendimiento

Una de las más atractivas cualidades de la vida en las sectas es el sentido de comunidad que inspira. Al principio el amor parece ser incondicional e ilimitado, y los nuevos miembros se ven arrastrados a una luna de miel llena de alabanzas y atenciones. Pero al cabo de unos meses, conforme el adepto se involucra más en la secta, las alabanzas y las atenciones se vuelcan hacia los nuevos reclutas. El miembro de la secta aprende que el amor no es incondicional, sino que depende de su buen rendimiento.

Los comportamientos son controlados a través de las recompensas y castigos. Se utiliza la competencia para estimular y avergonzar a los miembros a fin de que sean más productivos. Si las cosas no van bien -se consiguen pocos reclutas, ataques de la prensa, deserciones- es una falta personal del miembro, y su ración de «felicidad» le será retenida hasta que el problema sea solucionado. En algunas sectas piden a los individuos que confiesen sus pecados para tener garantizada la «felicidad» y, en caso de que no recuerden ninguno, que se los inventen. Al final llegan a creer que de verdad han cometido los pecados inexistentes

Las buenas amistades representan un riesgo, y son desalentadas con disimulo por los líderes. El compromiso emocional del miembro de una secta debe ser vertical (hacia el líder), no horizontal (hacia sus iguales). Los amigos son peligrosos, en parte porque si un miembro abandona la secta podría llevarse a otros con él. Cuando alguien deja el grupo, por supuesto el «amor» que se le dirigía se convierte en irritación, odio y burla.

Las relaciones dentro de estos grupos son por lo general superficiales, porque se desaconseja activamente compartir sentimientos íntimos, sobre todo los negativos. Esta característica de la vida en una secta, prevalece incluso cuando el adepto siente que está unido a sus camaradas como nunca lo ha estado con cualquier otra persona. Cuando pasan vicisitudes (al recaudar fondos en el crudo invierno o bajo el tórrido sol del verano) o son perseguidos (la policía los arresta por infracciones de la ley o son molestados por personas extrañas), tienen una excepcional sensación de profunda camaradería y de compartir el martirio. Pero ya que la única fidelidad real es hacia el líder, una observación más profunda demuestra que tales lazos en el fondo son débiles, y a veces producto de la fantasía (Steven Hassan, Combatiendo el control mental de las sectas. Capítulo 5).

(La lectura de este libro fue lo que me sacó del Opus Dei. Iván).

—oOo—

Tras haber editado ese fragmento, no puedo resistirme a añadir como se vive la amistad en el Opus Dei (que guardaba para un siguiente envío, pero que creo es mejor ponerlo aquí). Comprobamos como es exacto a lo descrito arriba.

Reproducción el punto 212 de la última edición (2003) del Catecismo del Opus Dei, volumen que resume los mandatos de la Obra para los suyos:

212. -Estas confidencias de vida interior o de preocupaciones personales, ¿será conveniente que las tengan entre sí algunas veces los fieles del Opus Dei?

Nunca será conveniente que los fieles del Opus Dei tengan entre sí estas confidencias de vida interior o de preocupaciones personales, porque quienes cuentan con la gracia especial, para atender y ayudar a los miembros de la Obra, son el Director o la Directora – o la persona que los Directores determinen – y el sacerdote designado.

Además, si no se evitasen esas confidencias con otras personas, se podría dar lugar a grupos o amistades particulares, y se podría fomentar en algunos una curiosidad indebida sobre asuntos que no les incumben.

Los fieles pueden abrir libre y espontáneamente su alma al Director local y a la persona con la que hacen la Confidencia. Más aún, se recomienda vivamente esta Costumbre, en la que tanto insistió siempre nuestro Fundador, que todos han de cuidar fidelísimamente y que denota buen espíritu: pues es interés de cada miembro hablar con su Director, para obtener de su prudencia, fortalecida por la gracia del cargo, consejo y dirección en sus dudas y en la lucha ascética, y así adquirir y practicar las virtudes cristianas y progresar en la vida interior.

—oOo—

Esa anulación y control de la amistad no sólo es contraria al Espíritu de Cristo (y condenada por la Iglesia), sino que también, como podemos ver comparándolo con lo recogido arriba del libro de Hassan, un método empleado por las sectas para despersonalizar y esclavizar a quienes caen en sus redes.

Iván

<<<Anterior……………Primera……………Siguiente>>>

exopus-tomates-72.jpg

Anuncios

3 Responses to Experiencia En La Secta (IV)

  1. - dice:

    Veo que lo tuyo es un poco obsesión en contra del Opus Dei. Yo te respeto, pero creo que no entendiste nada, y que te comes la cabeza buscando incoherencias y desmitificando. Me da mucha pena. Siento ser tan directo, pero te lo digo con la mejor de las intenciones.

    NOTA DEL EDITOR: Obras son amores y no buenas razones, ¿serías tan amable de mostrarme en dónde estoy equivocado?, ¿en qué parte de mis escritos no entiendo nada?, ¿en dónde me como la cabeza?

    Los lugares en los que desmitifico no hace falta que me los muestres. Son todos, ya que basta con poner en evidencia lo que el Opus Dei oculta tan celosamente, para que él solo se desmitifique.

    Por lo demás, tus opiniones tienen muy poco valor objetivo mientras no me concretes los lugares en los que afirmo realidades equivocadas.

  2. Australopitecus dice:

    No les hagas caso a los amargados que no saben con quien desquitarse cuando atacan a su “Opus Dei”. Mi experiencia con el opus fue muy parecida a la tuya y a otras que aparecen en este sitio así que yo corroboro que no eres un mentiroso.

    Ahora vivo muy tranquilo y mi vivo con mas libertad y dignidad personal, es mucho mas parecido a la felicidad con la que todos soñamos que mi vida dentro del opus. Es más ahora puedo soñar en proyectos personales que nunca pude haber imaginado en el opus dei.

    A los que defienden el opus dei les recomiendo no leer este sitio, quítense el estrés leyendo Camino.

  3. amandus dice:

    Querido Iván: gracias, mil gracias, por este magnífico blog que complementa al maravilloso trabajo de opuslibros y otras webs, todos en la búsqueda de la verdad y la transparencia.

    Tienes mucha paciencia en contestar a quienes son unos pobres e ignorantes fanáticos que no saben nada de amor y libertad y lo único que hacen es repetir siempre lo mismo, sin argumentos y sin convicción alguna.

    Suerte en esta nueva inciativa y quedo a tu disposición para lo que necesites y pueda hacer a pesar de mis muchas limitaciones informáticas.

    Un gran ciberabrazo y Feliz 2007 para ti y todas las personas de buena voluntad

    Amandus

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: