Opus Dei: Una Multinacional Del Vaticano

vatican_.jpg

Ivan de ExOpus

Publicado también en «OpusLibros»

Hemos visto en otro lugar como el Opus Dei no es más que un grupo de clérigos gobernados por un obispo (su Prelado), que carecen de un territorio concreto asignado porque cumplen su labores pastorales o misionales en diversas regiones. Y que los laicos que le ayudan desde dentro (numerarios, agregados y supernumerarios) no son del Opus Dei, sino tan sólo unos «contratados» suyos. En ese contrato el Opus Dei se compromete a darles su forma de vida y espiritualidad, y a cambio los laicos le compensan entregándole todo cuanto son y tienen (numerarios y agregados) o parte de ello (supernumerarios) para que de esa manera el Opus Dei pueda lograr sus fines orgánicos (de ahí viene lo de cooperación orgánica).

En la «vocación» al Opus Dei de un laico, los directores sólo comprueban que posee aptitudes para ser cooperador suyo. En realidad no les importa sí hay o no una llamada divina en los interesados, sino encontrar las condiciones idóneas para que sean su medio de manutención, mano de obra y cantera de sacerdotes; de igual manera a como lo hace cualquier empresario para sacar adelante su negocio.

Comparemos el Opus con una multinacional comercial (IBM, Coca Cola, Microsoft, etc.).

1. El Opus Dei es de los sacerdotes. La comercial de los accionistas.

2. El Opus Dei contrata a los laicos como cooperadores orgánicos para obtener sus fines. La comercial a sus empleados. Ambas tienen a sus cooperadores orgánicos por medio de una relación contractual (los laicos para el Opus Dei y los empleados para las multinacionales).

3. En el Opus Dei mandan los sacerdotes (dueños) ayudados por algunos laicos (contratados). En la comercial son los accionistas (dueños) ayudados por algunos empleados (contratados).

4. El Opus Dei necesita para subsistir tanto a los sacerdotes como a los laicos. La comercial a los dueños y a los empleados. (Los dos estamentos son imprescindibles para ambas. Es una de las connotaciones de la cooperación orgánica.)

5. El Opus Dei selecciona y contrata entre los laicos que se le acercan a aquellos idóneos para cooperar orgánicamente con ella. En la comercial se hace entre los candidatos al empleo.

6. En el Opus Dei como en la empresa comercial, tanto los dueños (respectivamente sacerdotes y accionistas) como sus cooperadores orgánicos (laicos y empleados) tienen los mismos fines corporativos, y para lograrlos usan idénticos medios.

7. Para obtener sus fines respectivos, tanto el Opus Dei como la multinacional comercial, trabajan en diversos territorios (en muchos países).

8. Tanto el Opus Dei como cualquier otra multinacional dependen de la autoridad del país en donde han sido constituidas (respectivamente del Papa y de la autoridad civil).

9. La única diferencia entre ambas es accidental. Consiste en que los dueños del Opus Dei (sacerdotes) sólo pueden provenir de entre sus empleados (laicos), mientras que en las demás multinacionales puede serlo cualquiera que compre acciones.

Concluimos que, por su estructura y división en dos estamentos con cooperación orgánica entre ellos, el Opus Dei es considerado por las leyes de la Iglesia como una empresa suya. El Opus Dei puede contemplarse como una multinacional del Vaticano.

Así visto, les aconsejo a los directores de la Obra que obtengan las «vocaciones» que les cuesta tanto conseguir a través de anuncios insertados en los diarios, tal y como hacen IBM, Coca Cola, Microsoft, etc.; semejantes al que sigue:

La multinacional del Vaticano «Opus Dei» busca personas con 14 años y medio o más para cubrir 500 plazas en España. Se exige sean de buena familia, a ser posible adinerada; de padres no divorciados; con virtudes humanas, que se confiesen, recen y vayan a misa con frecuencia; dóciles a lo que les manden; que carezcan de espíritu crítico. Absténganse quienes no puedan vivir una sinceridad salvaje y una castidad neurótica. Los interesados enviar un informe de los valores personales y familiares con una carta dirigida al Prelado (llamándole Padre) en la que en su cuerpo ponga: «deseo pertenecer al Opus Dei como miembro…», dejar a continuación el suficiente espacio en blanco para que nosotros podamos poner Numerario, Agregado o Supernumerario, según sea el aspecto físico, nivel económico, social y cultural del candidato. Las condiciones contractuales son que el Opus Dei aporta a los empleados todas las exigencias que desee, y ellos tan sólo la obligación de cumplirlas. Los que sean aceptados tienen que incorporarse inmediatamente al Opus Dei, y ya no pueden salirse voluntariamente de él so pena de ser unos desgraciados el resto de su vida, y de condenarse eternamente en el Infierno.

exopus-tomates-72.jpg

Anuncios

2 respuestas a Opus Dei: Una Multinacional Del Vaticano

  1. claudia dice:

    Estamos totalmente engañados por los de siempre distorsionando la verdad con mentiras!
    La verdadera enseñanza solo encontramos en la palabra de Dios que es irrefutable… sólo en Dios podemos confiar y no en las personas!!
    Abramos los ojos y no nos dejemos engañar más por los dueños de la “verdad” (VATICANO Y SUS ALIADOS), que a la final nos conducen al infierno!!!!!!

  2. andres dice:

    es verdad nos quieren engañar sabiendo q ellos esconden la mayor riquesa donde si se les diera la gana podrian exterminar con la pobresa pero sin embargo no lo hacen la religion es un metodo para embobar a los q son pocos criticos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: