A Los Padres Cuyos Hijos/Hijas Están En Colegios Del Opus Dei (o Puedan Estarlo)

abril 10, 2007

nina_reja.jpg

¡Hola Iván! Me encanta vuestra página. Yo he vivido en una familia del Opus y he estado hasta los 16 años en un colegio del Opus. Me gustaría saber cómo publicar mi experiencia. Para que aquellos padres que deslumbrados por los medios que exhiben los del Opus eviten a sus hijos/hijas caer en sus manos y que así puedan ahorrarles pasar por la travesía en el desierto que yo tuve que pasar.

Gracias y un saludo.

J.D. (10-4-2007)

—oOo—

A LOS PADRES CUYOS HIJOS/HIJAS ESTÁN EN COLEGIOS DEL OPUS DEI (O PUEDAN ESTARLO)

Queridos papás me metisteis en un colegio de la Obra toda mi infancia y parte de la adolescencia. Han pasado 25 años desde que salí de él. Ahora que yo también soy padre comprendo que siempre se quiere lo mejor para los hijos. Os diré queridos papás que no os guardo rencor sino comprensión y tolerancia. Pero quiero que sepas papá el daño tan grande que hicieron en mi mente. Afortunadamente no hay ni rastro del Opus ni en mi espíritu, ni en mi mente, ni en mi cuerpo. Mi liberación ha sido total y plena desde hace muchos años. Pero el sufrimiento y el mal rollo que tuve que pasar no se lo deseo a nadie.

Cuando afortunadamente salí de ese colegio para ir a un instituto mixto, estaba como en otra galaxia. No entendía nada del mundo normal. Se rompió en mil pedazos el mundo que me enseñaron en el colegio del Opus y la educación recibida. Ahí estaba yo con 16 años que veía a las mujeres como fuente de pecado o como fuente de santidad como la “Virgen María”. Ahí estaba yo pensando que todos los que sacaban buenas notas eran de la Obra porque santificaban su trabajo y que los que sacaban malas notas eran otra cosa. Ahí estaba yo pensado que un hombre se bebe un güisqui, fuma tabaco, es simpático, es deportista, es casto, va a misa, reza el rosario y es la leche porque está en gracia de Dios. Ahí estaba yo pensando que el mundo se creo según ordena y manda el Génesis y que Darwin no existía. Ahí estaba yo con los conceptos imbuidos sobre el matrimonio, el divorcio, el aborto, la eutanasia, la pena de muerte, el sexo, la religión, la droga, la culpabilidad, la superpoblación en el planeta Tierra, la idea de ser un elegido por Dios, etc. Mi mente entera era un prejuicio total, era como un frontón, y mi corazón enmarañado en la retórica bien aprendida de los complejos de culpabilidad. Pero a pesar de eso decidí romper los cimientos que otros habían puesto por mí. Y como explicarte querido papá que me encontraba siendo un adolescente de 16 años y con los cimientos derribados. Me hallé absolutamente solo, perdido, sin identidad, intentando hacer mi nueva estructura sin saber ni arquitectura ni albañilería, fueron años de caminar por el desierto. Pero fue gracias al amor y la comprensión de una chica compañera de instituto, que estuvo conmigo cerca de tres años, lo que me ayudó a reconstruirme a pesar de que cada vez que tenía relaciones sexuales con ella me sentía sucio, pecaminoso y obsceno. Ella comprendió lo incomprensible. ¿Cómo puede uno sentirse sucio cuando amas a una persona? Pues de una forma muy clara y sencilla: si desde pequeño en el colegio tu preceptor todas las semanas, que es quien supuestamente vela por tu rendimiento académico, y en vez de eso su mayor preocupación es saber como andas de pureza, si te masturbas, solo o acompañado, cuántas veces. Si el cura que te confiesa todas las semanas está con la misma cantinela. Pues pasa lo que pasa: Te programan la mente.

Queridos papás ya sé que el colegio de la Obra es muy bueno: tiene unas magníficas instalaciones, unos magníficos profesionales de la enseñanza, un nivel altísimo en el deporte, unas estupendas actividades extraescolares, una gran disciplina y un aprobado sensacional en selectividad. Quiero que sepas papá que todo eso lo pagas en el recibo que el colegio te pasa todos los meses a tu cuenta bancaria. ¿Pero de qué vale todo eso si te roban lo más importante: SER TU MISMO y SER PERSONA? ¿De qué vale todo eso si hacen de tu hijo un extraño y se lo llevan a su guarida? ¿De qué vale todo eso si yo sólo he sido un medio utilizado para que ellos crezcan?

Por favor Papá antes de elegir que no te deslumbren y busca la verdad.

J.D.

exopus.jpg


Adagios, Frases, Refranes, Proverbios Y Dichos Sobre Amor, Odio, Muerte, Caridad…

marzo 2, 2007
Alien.
  1. Lo que no mata me hace más fuerte.
  2. Por la caridad entra la peste.
  3. La caridad bien entendida empieza por uno mismo.
  4. Caridad con trompeta, no me peta [agrada].
  5. Fraile que pide por Dios, pide para dos.
  6. El fraile, en su convento, y bien adentro.
  7. La monja y el fraile, recen y callen.
  8. Quien fue cocinero antes que fraile, lo que pasa en la cocina bien lo sabe.
  9. Quien fue monaguillo y después abad, sabe lo que hacen los mozos detrás del altar.
  10. A Dios rogando y con el mazo dando.
  11. A quien Dios se la dé, que san Pedro se la bendiga.
  12. Lunes, galbana [desidia, pereza]; martes, mala gana; miércoles, tormenta; jueves, mala venta; viernes, vendaval; para un día que me queda, ¿a qué voy a trabajar?
  13. Madre pía, daño cría.
  14. La madre y la hija, por dar y tomar son amigas.
  15. Desconfía del santo que por Dios te pide tanto.
  16. Dar sin pedir, nunca lo vi.
  17. Quien hoy te da, mañana pedirá.
  18. Antes pa la barriga que pa´l fraile que te pida.
  19. De amor y santidad, la mitad de la mitad.
  20. Come bien y ama fuerte y no temas a la muerte.
  21. La muerte vendrá, pero mientras vivo más.
  22. Amor no correspondido, odio venido.
  23. El amor y el odio salen de la misma semilla.
  24. Quien ama mucho, sufre mucho.

—oOo—

MÁS ENTRADAS SOBRE AFORISMOS

exopus.jpg


La Flojera En Los Del Opus Dei

febrero 5, 2007

Ivan de ExOpus

En determinados momentos de la estancia en la Obra —normalmente de forma cíclica— pueden aparecer en el sujeto los siguientes síntomas:

1. Desgana general, pero sobre todo para cumplir las normas del plan de vida.

2. No poner en práctica lo tratado en la confidencia (dirección espiritual).

3. Olvido a lo largo de la jornada de los propósitos de los exámenes de conciencia.

4. Dejarse sin hacer un número de normas del plan de vida, que con frecuencia no son las mismas de un día para otro.

5. Rechazo profundo a hacer la confidencia.

La raíz de la poca autoestima de los de la Obra se debe en gran parte a que no se le valora al sujeto lo mucho positivo que tiene, sino lo poco negativo (cada semana te atormentan por la vez que no hiciste la lectura espiritual y por los dos días que has retrasado la visita al Santísimo y nunca te motivan por las siete horas de oración mental, por el mismo número de rosarios, de misas, porque has entregado todo tu sueldo del mes, etc.). Eso supone que cada una de las confidencias de quienes padecen el síndrome del que hablamos vaya acompañada de una bronca por parte del director, que en vez de elevar la moral del sujeto, le hunde aún más.

Causas.

Ya hemos visto en otro lugar como la mayoría entra en el Opus Dei por la inmadurez de su edad, por la confianza en los directores cuando te dicen que tienes vocación y por el acoso sucesivo al que te han sometido y al que te acabas acostumbrando. Primero te importunan sin descanso para que vayas al centro, luego a las meditaciones, después para que te confieses con el cura de allí, y así hasta que te ven maduro para el asalto final: plantearte que lo dejes todo para el Opus Dei (aunque te dicen que es para Dios, mas como en la Obra hay tanta falta de respeto a los derechos humanos y a las leyes de la Iglesia, no me creo que el Opus Dei sea muy de Dios).

Una vez que estás dentro es una falta grave dudar de la vocación por lo que con esta culpabilidad que inculcan el Opus Dei cierra el cepo que desde un principio te había preparado. A lo anterior se suma el que te embeben en la creencia de que fuera de la Obra no hay felicidad alguna para ti (como ejemplo nuevo: en los medios de formación no es raro oír que si no hubiera sido por nuestra vocación al Opus Dei, muy posiblemente Dios no nos habría creado).

Con el tiempo esa esclavitud psicológica y espiritual hace que el único gozo que recibas por tu actuar sea el derivado de complacer a los directores, el de satisfacerles en la confidencia, el de evitar que te acosen más; lo que te va quitando poco a poco las ganas de vivir.

Un inciso. En la Obra se acaban haciendo las cosas no por Dios, sino por la presión humana a que te someten los directores. Por eso cuando cesa ese acoso, al dejar el Opus Dei (con la cabeza y no sólo físicamente), lo normal es que se dejen de cumplir las normas del plan de vida que te enseñaron allí, y que tan sólo permanezcan las que vivías antes de acercarte a la Obra, las que adquiriste por una elección voluntaria y no por coacción.

Volvamos al tema. Las reacciones inconscientes para sacarte de ese estado son tres, que habitualmente se dan mezcladas: el fanatismo, llevar una doble vida (compensaciones) y caer en un estado de tristeza vital.

Para aliviar esa tensión a la que el sujeto está sometido, y de la que no ve salida, hay algunos que se vuelven más papistas que el papa. Son los fanáticos extremos (el resto sólo lo es en un grado relativo) que para no sufrir dejan de pensar por si mismos, aceptan a píes juntillas lo que les predican los directores y se dedican a defender al Opus Dei de forma irracional y desmedida. Con los fanáticos absolutos es imposible razonar.

Para el resto —aquellos que no consienten en transformarse en unos irracionales completos— va pasando el tiempo, y las contradicciones entre la teoría y la práctica del Opus Dei, la sensación de sentirse en una trampa de la que no pueden salir, el agotamiento proselitista, etc., llevan al estado predepresivo antes visto, que el Opus Dei designa como de pereza y falta de visión sobrenatural.

Cuando aparece antes de hacer la fidelidad (incorporación definitiva al Opus Dei), lo que el cuerpo está pidiendo a gritos es que los directores te echen de la Obra, que vean que eres un flojo, que no les vales, y que por ello te pidan que el próximo 19 de marzo no renueves.

Es admirable la sabiduría del cuerpo. Estás mal en la Obra, cada vez peor, no puedes irte voluntariamente porque eso sería tu perdición temporal y eterna, por lo que desde lo profundo se desarrolla en ti la estrategia de transformarte en alguien inútil para el Opus Dei, para que así sean ellos los responsables de tu salida de la Obra, por lo que al no ser una decisión voluntaria tuya esos anatemas de desgracias ya no te ocurrirán.

¡Cuantísimos habrán sido echados del Opus Dei gracias a esta inteligencia subconsciente!

La vida en la Obra es como estar en un carrusel afectivo: a unos momentos de euforia extrema les siguen otros de profunda tristeza.

Si tras hacer la fidelidad es cada vez mayor la duración e intensidad de los periodos con este síndrome de flojera, y si el sujeto no los amortigua llevando una hipócrita doble vida (con compensaciones no permitidas que liberan las tensiones) o dejando el Opus Dei, se termina irremisiblemente en una enfermedad. La más frecuente es la depresión, pero también paranoia, eccemas, úlceras de estómago, alteraciones en la columna vertebral, etc.

Lo anterior explica el porqué muchas enfermedades con años de evolución desaparecen casi milagrosamente al poco de dejar el Opus Dei.

Mas si se sale de la Obra, la condición imprescindible para curarse es que se le abandone con la cabeza y no sólo con el corazón y con el cuerpo. Poco se gana si la persona sigue creyendo y sintiendo que va a ser una desgraciada por haber tirado por la borda el don inefable y único para su felicidad de la vocación al Opus Dei, sin el cual Dios no la habría creado.exopus.jpg


Adagios, Frases, Refranes, Proverbios y Dichos Sobre Sexo Y Sexualidad

enero 19, 2007
  1. Si vas a hacer algo relacionado con el sexo, debería ser cuanto menos genuinamente perverso. Grant Morrison.
  2. El sexo sólo es sucio si se hace bien. Woody Allen.
  3. Haz el amor y no la guerra. Anónimo.
  4. Una orgía real nunca excita tanto como un libro pornográfico. Aldous Huxley.
  5. ¿Te gusta que te soben, que te rocen, que te hagan sudar, adoptar nuevas posturas, llegar al fondo, subir… bajar… entrar… salir…? ¡Usa el autobús! Anónimo.
  6. Solo existen dos cosas importantes en la vida. La primera es el sexo y la segunda… no me acuerdo. Woody Allen.
  7. El sexo es como un mal necesario: gusta mucho y cuando se hace hay que cuidarse. Anónimo.
  8. Sexo: lo que sucede en diez minutos y que excede a todo el vocabulario de Shakespeare. Robert Louis Stevenson.
  9. A veces la virginidad no es un don sino una falta de ocasión. Anónimo.
  10. No son los dos sexos superiores o inferiores el uno al otro. Son, simplemente, distintos. Gregorio Marañon.
  11. El sexo es como una enfermedad: termina en la cama. Anónimo.
  12. Es una ley inexorable en la vida de los sexos, la acción anafrodisíaca de la costumbre. Gregorio Marañon.
  13. El sexo sin amor es una experiencia vacía. Pero como experiencia vacía es una de las mejores. Woody Allen.
  14. El sexo forma parte de la naturaleza. Y yo me llevo de maravilla con la naturaleza. Marilyn Monroe.
  15. El único acto sexual innatural es el que no se puede hacer. Anónimo.
  16. El sexo es una trampa de la naturaleza para no extinguirse. Friedrich Nietzsche.
  17. El mundo esté lleno de esos seres incompletos que andan en dos pies y degradan el único misterio que les queda: el sexo. David Herbert Lawrence.
  18. Las relaciones sexuales son como el dinero: cuando lo tienes te lo gastas y cuando careces de él sólo piensas en eso. Anónimo.
  19. El amor es la respuesta, pero mientras usted le espera, el sexo le plantea unas cuantas preguntas. Woody Allen.
  20. El amor es emoción y el sexo acción. Anónimo.
  21. ¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo? Groucho Marx.
  22. El numero más conocido es el 791; 7 minutos de placer, 9 meses de espera y 1 más en la familia. Anónimo.
  23. El sexo es lo más divertido que se puede hacer sin reír. Woody Allen.
  24. Sexo, ya veo vuestra solución: mucho hablar y poco practicar. Anónimo.
  25. No hay amor sin instinto sexual. El amor usa de este instinto como de una fuerza brutal, como el bergantín usa el viento. José Ortega y Gasset.
  26. El sexo no son más que emociones que desean ser transmitidas a la otra persona, con tanto cariño y tanto amor, que nos produce placer. Anónimo.
  27. Los hombres temen más el sexo que las mujeres. Arthur Miller.
  28. El sexo… qué es el sexo sino una amistad… con momentos eróticos… Anónimo.
  29. El sexo es fácil, lo difícil es el amor. Anónimo.
  30. El sexo se tiene con cualquiera… cosa diferente es hacer el amor a quien amas. Anónimo.
  31. La lujuria es el primer paso para contraer una enfermedad venérea. Anónimo.
  32. La diferencia de la infidelidad en los dos sexo es tan real que una mujer apasionada puede perdonar una infidelidad, cosa imposible para un hombre. Stendhal.
  33. La última vez que estuve dentro de una mujer fue cuando visité la estatua de la libertad. Anónimo.
  34. ¿Sabes cual es la diferencia entre comer pizza y hacer el amor?… ¿no?… ¡Te invito a cenar! Anónimo.
  35. Sexo: maravillosa palabra compuesta de 2 sílabas, 2 vocales, 2 consonantes y 2 personas juguetonas. Anónimo.
  36. La verdadera sexualidad no es el simple acercamiento de los sexos, sino el trabajo creador del hombre y la maternidad de la mujer. Gregorio Marañon.
  37. No hay que montar tanto follón por una contracción muscular que dura unos pocos segundos. Anónimo.
  38. Erotismo y poesía: el primero es una metáfora de la sexualidad, la segunda una erotización del lenguaje. Octavio Paz.
  39. Se ha comprobado que el celibato no es que alargue la vida, sino que hace que la vida parezca más larga. Anónimo.
  40. ¿La envidia, el odio, la lujuria…, todas esas pasiones han sido arrojadas del alma para que ésta no sea sino una pieza de hielo? Henry Moore.
  41. En todo encuentro erótico hay un personaje invisible y siempre activo: la imaginación. Anónimo.

ANTERIOR…………….SIGUIENTE

—oOo—

MÁS ENTRADAS SOBRE AFORISMOS

exopus.jpg


Adagios, Frases, Refranes, Proverbios y Dichos Sobre El Amor

enero 15, 2007
  1. Si la pasión, si la locura no pasaran alguna vez por las almas… ¿Qué valdría la vida? (Jacinto Benavente).
  2. El amor es una condición en la que la felicidad de otra persona es condición imprescindible para su propia felicidad (Anónimo).
  3. No se ama a una mujer porque sea bella. Es bella porque se le ama (Anónimo).
  4. Las pasiones son como los vientos, que son necesarios para dar movimiento a todo, aunque a menudo sean causa de huracanes (Bernard Le Bouvier de Fontenelle).
  5. El amor es el poder iniciador de la vida; la pasión posibilita su permanencia (Anónimo).
  6. Cuando mi voz calle con la muerte, mi corazón te seguirá hablando (Rabindranath Tagore).
  7. Un hombre sin pasiones está tan cerca de la estupidez que sólo le falta abrir la boca para caer en ella (Lucio Anneo Séneca).
  8. La magia del primer amor consiste en nuestra ignorancia de que pueda tener fin (Benjamin Disraeli).
  9. El amor es un acto de perdón interminable… una mirada tierna que se convierte en hábito (Peter Ustinov).
  10. La gente se arregla todos los días el cabello. ¿Por qué no el corazón? (Proverbio Chino).
  11. El tiempo es demasiado lento para aquellos que esperan… demasiado rápido para aquellos que temen… demasiado largo para aquellos que sufren… demasiado corto para aquellos que celebran… pero para aquellos que aman, el tiempo es eterno (Henry Van Dyke).
  12. Las pasiones hacen vivir al hombre, la sabiduría sólo le hace durar (Chamfort).
  13. Los que prefieren la sensatez y huyen de la locura son incapaces de sentir el amor verdadero (Anónimo).
  14. Un viejo enamorado es como una flor en invierno (Refrán Portugués).
  15. El amor es un juego en el que ambos jugadores pueden ganar (Eva Gabor).
  16. Te amo para amarte y no para ser amado, puesto que nada me place tanto como verte a ti feliz (George Sand).
  17. Amar es encontrar en la felicidad de otro tu propia felicidad (Gottfried Wilhelm Leibniz).
  18. La razón puede advertirnos sobre lo que conviene evitar; sólo el corazón nos dice lo que es preciso hacer (Joseph Joubert).
  19. Puede uno amar sin ser feliz; puede uno ser feliz sin amar; pero amar y ser feliz es algo prodigioso (Honoré de Balzac).
  20. Ama hasta que te duela. Si te duele es buena señal (Madre Teresa de Calcuta).
  21. El que ha conocido sólo a su mujer y la ha amado, sabe más de mujeres que el que ha conocido mil (Leon Tolstoi).
  22. Todas las pasiones son buenas mientras uno es dueño de ellas, y todas son malas cuando nos esclavizan (Jean Jacques Rousseau).
  23. Amar a alguien es decirle: tú no morirás jamás (Gabriel Marcel).
  24. Ama como puedas, ama a quien puedas, ama todo lo que puedas. No te preocupes de la finalidad de tu amor (Amado Nervo).
  25. Cuando no se ama demasiado no se ama lo suficiente (Blaise Pascal).
  26. Sin pasión, el hombre sólo es una fuerza latente que espera una posibilidad, como el pedernal el choque del hierro, para lanzar chispas de luz (Henry F. Amiel).
  27. Hay que escuchar a la cabeza, pero dejar hablar al corazón (Marguerite Yourcenar).
  28. Los amores mueren de hastío, y el olvido los entierra (Jean de la Bruyere).
  29. Hay quien ha venido al mundo para enamorarse de una sola mujer y, consecuentemente, no es probable que tropiece con ella (José Ortega y Gasset).
  30. Al primer amor se le quiere más, a los otros se les quiere mejor (Antoine de Saint-Exupery).
  31. El amor es como la guerra – es fácil empezar pero difícil terminar. (Anónimo).
  32. Cuando se habla de estar enamorado como un loco se exagera; en general, se está enamorado como un tonto (Noel Clarasó).
  33. Se habla sin cesar contra las pasiones. Se las considera la fuente de todo mal humano, pero se olvida que también lo son de todo placer (Denis Diderot).
  34. Un hombre de noble corazón irá muy lejos, guiado por la palabra gentil de una mujer (Johann Wolfgang Goethe).
  35. Si no recuerdas la más ligera locura en que el amor te hizo caer, no has amado (William Shakespeare).
  36. Los que de corazón se quieren sólo con el corazón se hablan (Francisco de Quevedo y Villegas).
  37. Esta sociedad nos da facilidades para hacer el amor, pero no para enamorarnos (Antonio Gala).
  38. La pasión para el hombre es un torrente; para la mujer, un abismo (Concepción Arenal).
  39. El enamoramiento es un estado de miseria mental en que la vida de nuestra conciencia se estrecha, empobrece y paraliza (José Ortega y Gasset).
  40. Esa necesidad de olvidar su yo en la carne extraña, es lo que el hombre llama noblemente necesidad de amar (Charles Baudelaire).
  41. Un corazón es una riqueza que no se vende ni se compra, pero que se regala. (Gustave Flaubert).
  42. Uno no se enamoró nunca, y ése fue su infierno. Otro, sí, y ésa fue su condena (Robert Burton).
  43. El corazón tiene razones que la razón ignora (Blaise Pascal).
  44. Cuando el amor no es locura, no es amor (Pedro Calderón de la Barca).
  45. El que vive enamorado delira, a menudo se lamenta, siempre suspira, y no habla sino de morir (Pietro Metastasio).
  46. Las grandes pasiones son enfermedades incurables. Lo que podría curarlas las haría verdaderamente peligrosas (Johann Wolfgang Goethe).
  47. Lanza primero tu corazón y tu caballo saltará el obstáculo. Muchos desfallecen ante el obstáculo. Son los que no han lanzado primero el corazón (Noel Clarasó).
  48. Un hombre enamorado está incompleto hasta que está casado; entonces está acabado (Zsa Zsa Gabor).
  49. A un gran corazón, ninguna ingratitud lo cierra, ninguna indiferencia lo cansa (Leon Tolstoi).

—oOo—

MÁS ENTRADAS SOBRE AFORISMOS

exopus.jpg


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 96 seguidores