Un Chiste Sobre El Gran Pecado Del Opus Dei

 

GALLEGO & REY. Publicado en el diario «El Mundo», España (fecha no precisada). Puesto en la Red por Hemeroteco.

———

No tomarás el nombre de Dios en vano, exige el segundo mandamiento de la Ley de Dios. La tentación de soberbia con la que el Diablo hizo caer a nuestros primeros padres fue encandilarles con el «seréis como dioses», esto es, hacerles creer que ocuparían el lugar de Dios.

Jesús muestra como vivir en humildad y cumpliendo aquel mandamiento cuando nos ordena: «Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra; porque uno es vuestro Padre, el que está en los cielos.» (Mt. 23, 9).

Así se vive en la Iglesia, en donde a nadie se le llama «Padre» a secas, ni «Nuestro Padre», ni «Padre Nuestro»; sino que esa palabra se acompaña de alguna adjetivación distintita (padre Pérez, Santo Padre, etc.) precisamente para diferenciarla de «vuestro Padre», de Dios.

Y eso lo vive toda la Iglesia menos el Opus Dei, en donde llaman «Padre» al que está en el vértice de su pirámide (al Prelado) y «Nuestro Padre» a su Fundador.

De ese pecado y de sus efectos (la identificación del Fundador de la Obra y de su Prelado con Dios) es de lo que hacen broma las viñetas de arriba.

Iván

exopus-tomates-72.jpg

 

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 95 seguidores

%d personas les gusta esto: